El plan para el deporte se fue construyendo en el camino

El programa de gobierno del binomio Lenín Moreno-Jorge Glas no presentó ninguna propuesta en materia de deporte. El proyecto se fue construyendo en el camino, con tres etapas muy marcadas: la reestructuración del Plan de Alto Rendimiento, la propuesta del proyecto Juego Limpio para organizar el Mundial de la FIFA de 2030 y la pandemia que alteró todos lo actuado.


Propuestas del plan de gobierno

El plan de trabajo de Lenín Moreno no tenía ni una sola propuesta para el deporte de alto rendimiento, ni para el de recreación. En el programa, solo se hace una mención vaga de la masificación del deporte, pero no se explica cómo.

Trabajaremos para promover una vida activa masificando el deporte, una alimentación saludable y equilibrada y un ambiente sano”, es lo que único que dice el texto entregado en el Consejo Nacional Electoral.

El documento señala que “la recreación de la ciudadanía está por encima del deporte profesional”. Sin embargo, en el balance de fin de gestión de la Secretaría del Deporte, se da mayor importancia al deporte de alto rendimiento. Es así que, el mayor logro de esta cartera de Estado en su informe es la cantidad de medallas que ha logrado el país en el período.

En los eventos del ciclo olímpico y en participaciones en mundiales en distintas disciplinas, Ecuador acumuló 2.431 medallas, en el período 2017-2021. En ese mismo tiempo, según la Secretaría, el gobierno invirtió USD 50,4 millones en el alto rendimiento.


¿Cómo recibió el área?

Lenín Moreno recibió un Ministerio del Deporte con una estructura importante. Esa cartera de Estado se creó el 15 de enero de 2007, en el gobierno de Rafael Correa, con el propósito de “promover una adecuada formación de los deportistas y fomentar la práctica de actividad física en la población”.

El Ministerio implementó el Plan de Alto Rendimiento para que los deportistas de élite reciban remuneraciones mensuales y se dediquen por completo a competir.

Para diciembre de 2016, el Plan de Alto Rendimiento contaba con 301 deportistas, cifra que no ha variado casi, pues para abril de 2021 se encontraban 299 beneficiarios.

En el gobierno de Correa se construyeron cinco Centros de Alto Rendimiento (CEAR), para que los deportistas puedan hacer concentraciones y campamentos previos a sus competencias. Aunque en realidad, la mayor parte del tiempo los CEAR fueron subutilizados.

Otra práctica habitual en el gobierno anterior era regalar viviendas a deportistas que se habían destacado o habían alcanzado medallas en sus competencias fuera del país.

El principal reto del gobierno de Moreno era seguir fortaleciendo el alto rendimiento e “impulsar la movilización juvenil hacia el deporte, potenciar las horas de educación física y optimizar la infraestructura deportiva”.


Top de acciones gubernamentales

  1. Reestructuración del Plan de Alto Rendimiento.
  2. En el período de Moreno, Ecuador alcanzó 2.431 medallas internacionales, tanto en deporte convencional como en el deporte para personas con discapacidad.
  3. Condecoración a Antonio Valencia con la Orden Nacional al Mérito, en el grado de Oficial, por su trayectoria deportiva.
  4. Organización de la Cumbre del Deporte Salinas 2020.
  5. Creación del proyecto Juego Limpio, en el que se construyeron 51 canchas (multiuso y de césped sintético) en 17 provincias.
  6. Visita al presidente de la FIFA Gianni Infantino para presentar la intención de organizar el Mundial 2030.
  7. Respaldo a la Federación Ecuatoriana de Fútbol en el plan estratégico 2019-2030, en el que se pretendía implementar un plan innovador, que empezó con la contratación del técnico Jordi Cruyff para que asuma la selección nacional.
  8. Rehabilitación del estadio Alberto Spencer Herrera.
  9. Homenaje y reconocimientos a varios deportistas destacados en el Palacio de Carondelet, como la selección Sub 20 que ganó el título en el Sudamericano de Chile; Richard Carapaz después de ganar el Giro de Italia; delegación que participó en los Juegos Sudamericanos de Cochabamba 2018.

Del Mundial 2030 al Covid-19

En una presentación en el estadio Alejandro Serrano Aguilar de Cuenca, se anunció el proyecto Juego Limpio 2030, que tenía un “carácter social y deportivo” y planteaba “la construcción de 1.000 canchas de fútbol, siendo el 30% de tipo multiusos y 70%, de fútbol con el objetivo de prevenir el consumo de drogas y la erradicación de la violencia”.

El Gobierno sorprendió al mundo el 11 de septiembre de 2019.

El proyecto se tornó ambicioso de inmediato y Ecuador anunció que se postularía como país candidato para albergar el Mundial de 2030 de la FIFA. Se señaló que se habían adelantado negociaciones con Colombia y Perú para trabajar en una sede triple.

Lenín Moreno se tomó en serio la idea y el 23 enero de 2020 viajó a Zúrich para reunirse con el presidente de la FIFA, Gianni Infantino. En el encuentro, el Mandatario presentó el proyecto Juego Limpio y planteó la posibilidad de organizar la Copa del Mundo de 2030.

“Hemos hablado también del Mundial 2030 y de la voluntad de Ecuador y algunos vecinos de quizás ser candidatos. Estoy encantado; cuántos más candidatos, por supuesto, mejor. Antes de esto, vamos a ver qué otras competiciones podemos organizar -juveniles, femenina-, porque el fútbol es de todos, hombres y mujeres”, dijo Infantino.

Dos meses más tarde cayó la pandemia del Covid-19 y nunca más se volvió a saber de Juego Limpio. Según la Secretaría del Deporte, se alcanzaron a inaugurar 51 canchas de uso múltiple, de las 1.000 que estaban previstas. La inversión fue de USD 5,2 millones.

Durante la pandemia, la Secretaría no recibió las asignaciones previstas del Ministerio de Finanzas y eso provocó retrasos en los pagos a entrenadores, federaciones y deportistas.

Pero también, la Secretaría presentó al COE Nacional protocolos para la reactivación del sector, principalmente con lo que respecta al deporte de alto rendimiento. Varios deportistas pudieron salir a entrenar, cuando el país todavía estaba confinado.


Lo que hereda al nuevo gobierno

Lenín Moreno recibió un Ministerio y deja una Secretaría. En junio de 2018, como pretexto de la crisis que vivía el país, el presidente decidió unificar el Ministerio de Deporte con el de Educación, pero después de varios reclamos, se creó la Secretaría con autonomía administrativa y financiera.

Andrea Sotomayor asumió la cartera de Estado en mayo de 2017 y es una de las pocas ministras que se han quedado durante todo el período del presidente Moreno.

Una de las principales tareas del gobierno de Guillermo Lasso será hacer una transición sin traumas en la gestión del alto rendimiento, ya que varios deportistas se encuentran en plena participación de los clasificatorios a Juegos Olímpicos.

Cualquier movimiento en falso podría perjudicar la participación de ellos en los torneos previos o incluso en Tokio 2021. Hasta el momento, Ecuador ha asegurado la participación de 26 deportistas en 22 pruebas en la cita olímpica, pero el objetivo que se había trazado la Secretaría es superar los 37 que asistieron a Río de Janeiro 2016 y llegar al menos a 45 clasificados.

Otro problema por resolver será la situación de los Centros de Alto Rendimiento. Lenín Moreno ordenó la liquidación de los cinco centros, aunque en teoría seguirán funcionando. Según la secretaria Andrea Sotomayor, esos edificios fueron construidos “sin visión técnica y con sobreprecio”.

Después queda una tarea pendiente para trabajar en el deporte formativo, que no ha recibido mayor apoyo en los últimos años. El país no tiene infraestructura para que los niños y jóvenes puedan practicar distintas disciplinas a escala nacional.

Noticias relacionadas