¿A qué se debe el éxito de la Copa Ecuador 2022?

Jugada

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

10 Ago 2022 - 12:35

La Copa Ecuador 2022 ha dejado historias únicas y victorias inolvidables. - Foto: Primicias

¿A qué se debe el éxito de la Copa Ecuador 2022?

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

10 Ago 2022 - 12:35

Esta edición de la Copa Ecuador ha causado un impacto positivo en clubes, jugadores e hinchadas. El torneo ha estado lleno de sorpresas e historias únicas a nivel nacional.

Durante la temporada 2022, la Copa Ecuador ha mantenido a los hinchas al borde de sus asientos. Aunque parecía que iba a ser el segundo campeonato nacional en importancia, ha acaparado la atención de los aficionados y cada partido se ha vuelto tendencia en redes sociales.

El torneo ha resultado un éxito rotundo, que ha mantenido expectante al público, con nervios, ansiedad y completa incertidumbre durante cada partido.

Son varios los factores que han repercutido en el éxito de esta competencia: un formato que ha favorecido los resultados inesperados, el impacto local, las historias únicas y las recompensas a los clubes (incluyendo un cupo a Libertadores).

La Copa Ecuador se encuentra en su penúltima fase, un cuadrangular semifinal con Independiente del Valle, 9 de Octubre, El Nacional y Mushuc Runa. El torneo promete seguir dando emociones hasta la gran final.

Un formato que impulsa las sorpresas

El objetivo principal de organizar una copa nacional, tal como lo han demostrado las federaciones de otros países durante décadas, es el de enfrentar a equipos de distintas categorías en partidos históricos.

Así fue el caso de la Copa Ecuador este año. La Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF) diseñó un formato de eliminación directa y a partido único desde los dieciseisavos de final, que permitió resultados sorpresivos.

Estos fueron los clubes de menores categorías que derrotaron a equipos de la Serie A:

  • Aampetra eliminó a la Universidad Católica.
  • Vargas Torres eliminó a Técnico Universitario.
  • La Unión eliminó a Macará.
  • Imbabura eliminó a Guayaquil City y Liga de Quito.
  • El Nacional eliminó a Barcelona y Delfín.
  • Bonita Banana eliminó a Deportivo Cuenca.

“Queríamos mostrar nuestro potencial, sabíamos a quién nos enfrentábamos y qué nos estábamos jugando. Nunca nos creímos inferiores a nadie“, señala Miguel Albuja, coordinador del Imbabura, uno de los equipos sensación del torneo.

“Estas sorpresas crearon una gran expectativa en el público y llevaron a muchísima gente a los estadios, incluso más que en partidos de la LigaPro“, explica Gabriela Alcívar, jefa de marketing de El Canal del Fútbol.

El impacto local

Otra decisión acertada por parte de la FEF en esta edición fue darle la localía al equipo de menor categoría.

“La Copa Ecuador llevó el fútbol a varias ciudades que no estaban acostumbrados a recibir partidos de primer nivel“, comenta Alcívar.

En esto coincide William Poveda, director de competencias de la FEF. “Esta competición responde a las expectativas de la afición de casi todo el Ecuador, pues es un torneo en el que participan 48 clubes de 22 provincias“.

“Una muestra de aquello son las verdaderas fiestas deportivas que se han vivido en Pasaje, Esmeraldas, Shushufindi, Milagro, Ibarra, Portoviejo, Mera, Orellana, Tulcán, Riobamba, Durán, Nueva Loja, Pelileo, Santo Domingo, Loja, Baba, Yantzaza, entre otras ciudades”, detalla Poveda.

Pero, sin lugar a dudas, la sede que más popularidad alcanzó fue el estadio Folke Anderson, en Esmeraldas.

Esta cancha vio la clasificación del Vargas Torres desde la primera fase hasta los cuartos de final, con un ambiente increíble y un público que no dejó de alentar.

Este estadio esmeraldeño recibió el VAR en el partido ante Mushuc Runa, una herramienta inédita para esta localidad, y que aún no está reglamentada en la LigaPro.

Poveda agrega que la Copa Ecuador ha ayudado a “reactivar la economía de todas las ciudades que son sedes de los partidos y ha dejado un gran legado en la industria del turismo, venta de camisetas, comidas, bebidas, transporte, entre otros rubros”.

Hubo un gran impacto social, porque las personas vinculadas al fútbol en estas ciudades tuvieron que organizarse para cumplir con los requisitos de la FEF. Esto implicó mucho esfuerzo, pero también beneficios para los negocios locales”, complementa Alcívar.

Historias únicas

La Copa Ecuador fue el escenario perfecto para que se den a conocer historias únicas, que fueron curiosas y positivas para sus protagonistas.

La primera anécdota se dio en el Bonita Banana vs. Libertad, donde ambos equipos tuvieron que lanzar un récord de 42 penales antes de que el club machaleño avance de ronda.

Uno de los equipos más sonados del torneo fue el Imbabura, que mandó al estrellato a dos sensaciones. Uno de ellos fue Joel Armas, el joven director técnico de 26 años que lideró a su equipo a eliminar a Liga de Quito.

El quiteño, que estudió dirección técnica en España, México y Países Bajos, sorprendió con su madurez, explicando que gestiona todo la parte deportiva de la institución, pero también con su amplio conocimiento táctico.

Y la otra sensación de este club fue el volante Kevin Rodríguez, que demostró su calidad en el partido ante los ‘albos’ y se mandó un golazo. Esto lo ha puesto bajo los ojos de varios equipos de la Serie A.

El torneo ha sido una vitrina para estos futbolistas, que han logrado mostrar sus habilidades y soñar con ascender en su carrera.

“En el plano deportivo, los clubes obtienen ingresos por taquillas, potencian su ritmo de competencia, promueven jugadores y reciben beneficios económicos”, destaca Poveda.

La Copa Ecuador también exhibió el despertar de un gigante dormido como El Nacional. A pesar de estar en la Serie B, el ‘BiTri’ avanzó poco a poco hasta meterse en el cuadrangular semifinal.

Los ‘militares’ llenaron las tribunas cada vez que jugaron y ahora sueñan con un título en medio de su crisis deportiva e institucional.

Recompensas y cupo a Libertadores

La Copa Ecuador no solo ha arrojado victorias inolvidables, también ha recompensado a sus ganadores con beneficios económicos.

En esta edición, la Federación Ecuatoriana de Fútbol repartirá USD 3,1 millones en premios, incluyendo un acumulado de USD 1 millón para el campeón.

Estos fueron los premios que se entregaron a cada club, según la etapa:

  • Primera fase – USD 10.000
  • Dieciseisavos de final – USD 20.000
  • Octavos de final – USD 30.000
  • Cuartos de final – USD 50.000
  • Cuadrangular semifinal – USD 100.000
  • Subcampeón – USD 200.000
  • Campeón – USD 800.000

Y el campeón recibirá un premio adicional. Por primera vez en la historia, el ganador de la Copa Ecuador obtendrá el cuarto cupo de nuestro país para la Copa Libertadores 2023.

Si el campeón se clasifica a la Libertadores por su ubicación en la LigaPro, el subcampeón recibirá dicho cupo, “siempre que para 2023 este sea un club de la Serie A”, explica el reglamento de la competición.

Es decir, si El Nacional termina como subcampeón de la Copa Ecuador y no está en la Serie A para 2023, no obtendría el cupo a la Libertadores.

Cuatro clubes pelearán por el gran premio, así que se viene un cuadrangular lleno de emociones y que dejará más historias en el fútbol ecuatoriano.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas