Fátima Serrano entrena en el Rodadero y en el Rucu Pichincha

Jugada

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

28 Jun 2020 - 0:05

La deportista ecuatoriana durante la Media Maratón de los Sables, Perú en diciembre de 2019. - Foto: Israel Mora.

Fátima Serrano entrena en el Rodadero y en el Rucu Pichincha

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

28 Jun 2020 - 0:05

La andinista ecuatoriana cuenta que el confinamiento para ella ha sido positivo porque ahora se dedica más tiempo a sus entrenamientos.

He aprovechado para entrenar dentro de la casa con rutinas de fortalecimiento”, le cuenta a PRIMICIAS. En promedio, la deportista entrena tres horas diarias desde que inició la pandemia, una hora más de sus trabajos habituales en la montaña.

Aunque la mayoría de competencias de trail running, escalada y montañismo de 2020 han sido canceladas, Fátima Serrano confía en que 2021 será un año lleno de retos y metas por cumplir.

Una de ellas es ir a Europa para correr en Austria y alrededor de todo el viejo continente porque “es donde mejor trail existe y donde van los corredores más fuertes del mundo”.

Aunque el objetivo de competir en Europa se vio postergado por la pandemia, espera hacerlo en 2021. Además, Fátima Serrano afirma que las competencias nacionales aún tienen una posibilidad para ser orgnanizadas.

Según la atleta nacional, el calendario de septiembre hasta fin de año podría completarse con carreras como el Ecuador Trail Tour. Una competencia que recorre el país de Sierra a Costa en 120 kilómetros durante tres días.

La deportista de 24 años cuenta que luego de la aprobación del COE nacional para retomar las actividades al aire libre, ella regresó a sus entrenamientos fuera de casa.

Y aunque hace tres semanas tanto ella como otros escaladores han buscado lugares para sus entrenamientos, son pocos donde hay acceso. “La gran mayoría de zonas de escalada están cerradas“.

Por el momento, Fátima Serrano entrena escalada en el Rodadero, lugar a 30 minutos de Quito, y en el Rucu Pichincha.

La atleta dice que el protocolo que debe seguir para sus prácticas es estricto, mientras en Quito continúe el semáforo amarillo.

La ecuatoriana cuenta que debe cumplir con el distancianciamiento social mientras escala, usar mascarilla hasta antes de entrenar, desfinfectar sus pies cada cierto tiempo e incluso agendar sus horarios con una reserva para evitar aglomercaciones en el Rodadero.

Sin embargo, en el Rucu Pichincha las cosas son un poco distintas. “Es una zona pública y necesitas ir lo más temprano posible porque al ser público no hay cómo controlar“.

La última competencia de Serrano fue en la Media Maratón de los Sables, en el desierto de Ica, en Perú. Fue una carrera de 120 kilómetros de distancia y llegó sexta en la clasificación general. Tuvo una buena actuación en la arena, aunque ese tipo de terreno no es su fuerte.

La andinista espera que el confinamiento por la pandemia del Covid-19 termine lo antes posible y así poder regresar, después de más de tres meses, a la montaña.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas