Sin remuneración ni buen estado físico, David Hurtado piensa en Tokio

Jugada

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

21 Jun 2020 - 0:05

El marchista ecuatoriano tendrá cuatro competencias preparatorias antes de Tokio 2020. - Foto: Cortesía.

Sin remuneración ni buen estado físico, David Hurtado piensa en Tokio

Autor:

Doménica Figueroa

Actualizada:

21 Jun 2020 - 0:05

El marchista ecuatoriano, que ya había conseguido su cupo para Tokio 2020 de forma directa, ha tenido que acoplarse a los entrenamientos en casa durante el confinamiento.

David Hurtado obtuvo su cupo para los Juegos Olímpicos a lo largo de las competencias en las que participó en 2019. Sin embargo, su meta sigue siendo conseguir la marca de menos de una hora con 20 minutos, en los 20 kilómetros marcha.

Hasta marzo de 2020, antes de iniciar el encierro por la pandemia, el atleta solo cumplió con dos competiciones de las cinco programadas: el campeonato nacional y en el Campeonato Sudamericano de marcha en Perú, en donde terminó en quinto lugar por una confusión dentro de la carrera y una penalización de dos minutos.

Competencias suspendidas

  • 4 de abril: Challenger mundial de marcha (Portugal)
  • 2 y 3 de mayo: Copa mundial de marcha (Bielorrusia)
  • 29 de mayo: Challenger mundial de marcha (España)

David Hurtado asegura que sus jornadas de entrenamiento se redujeron por el poco espacio que tiene para practicar la marcha y cuenta que su estado físico disminuyó del 80% al 40%.

El atleta adaptó su domicilio con implementos y máquinas para poder equilibrar sus prácticas diarias. Esto lo hizo con USD 3.500, parte del presupuesto de 2020, que sus auspiciantes tenían programado para sus competiciones.

Además, el marchista continuó con su plan de nutrición y citas médicas de forma telemática, que tienen un costo aproximado de USD 200 a USD 300. Este pago se divide entre auspiciantes y la Secretaría del Deporte.

Aunque la Secretaría del Deporte le brinda esta ayuda, David Hurtado le contó a PRIMICIAS que no recibe su salario (USD 800) desde marzo como deportista de alto rendienmiento, en la categoría desarrollo.

Sin su remuneración económica ni una respuesta oficial por parte de la entidad, David Hurtado confía en que la Federación Ecuatoriana de Atletismo pueda “realizar la gestión para obtener los recursos hasta octubre“.

Por lo pronto, el deportista solventa los gastos deportivos con sus auspiciantes. Mientras que en casa, la familia del atleta sobrevive con la venta de productos en una tienda de barrio en el sector de Guamaní (sur de Quito).

En cuanto a sus estudios, el ecuatoriano pudo seguir con su sexto semestre de Gestión Deportiva en la UDLA, objetivo que iba a postergar por la competencia.

Y aunque este año el marchista está seguro que no asistirá a eventos deportivos, asegura que no deja de entrenar en medida de lo que puede para recuperar, sobretodo su estado físico.

Este 2020 lo doy por perdido. Lastimosamente algunos deportistas piensan que este año pueden competir pero yo lo veo muy difícil”.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas