Fernando Alonso busca el Dakar 2020 con equipo de lujo

Jugada

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

3 Ene - 13:09

Fernando Alonso en el Rally Dakar 2020. - Foto: Fernando Alonso

Fernando Alonso busca el Dakar 2020 con equipo de lujo

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

3 Ene - 13:09

El piloto español llega al rally más reconocido del mundo con el automóvil campeón del año pasado y un experto en este tipo de competencias como copiloto, Marc Coma.

Fernando Alonso arribó a Arabia Saudita con el anhelo de hacer historia. El ganador de la Fórmula 1 busca ser uno de los pilotos más completos de la historia del automovilismo y lo podría conseguir si obtiene el Rally Dakar 2020.

El carro del español

“El mayor reto de mi carrera”, así ha definido Fernando Alonso su llegada al Dakar.

El español estará al volante del Toyota Hilux, el todoterreno que ganó la última edición del rally más duro del mundo.

El monoplaza es un vehículo con una ingeniería casi igual de sofisticada que los monoplazas de la Fórmula 1. Esto gracias a una inversión millonaria para desarrollar el mejor coche de su especie en los rallys fuera de pista.

Tiene un chasis tubular, con una estructura compuesta por un conjunto de tubos de fibra de carbono unidos entre ellos para proteger a la tripulación de la cabina en caso de accidentes y vuelcos, algo muy común en el Dakar.

Otra gran diferencia es que el motor no está en la parte delantera sino en el medio, debajo de los asientos del piloto y copiloto.

El motor es un V8 atmosférico de gasolina, con 287 kilovatios de potencia (390 caballos de vapor) y una cilindrada de 5 litros para impulsar el auto, que mide 4,8 metros de largo y 2 metros de ancho.

El Hilux ha sido desarrollado por la división sudafricana del equipo Toyota Gazoo Racing, con el que Fernando Alonso conquistó este año el mundial de resistencia.

Su estructura está especializada en los rallys fuera de pista y desde el 2012 corre el Dakar.

El encargado de evolucionar el Hilux en estos años ha sido el piloto sudafricano Giniel De Villiers, campeón del Dakar en 2009.

Su experiencia acumulada permitió introducir al auto todo tipo de mejoras hasta hacerlo la máquina ganadora que es ahora.

Gracias a ese trabajo de largo plazo, Toyota pudo al fin ganar el Dakar el año pasado, con el catarí Nasser Al Attiyah al volante.

Un acompañante de lujo

El asturiano está al alcance de la triple corona del automovilismo. Le falta conquistar las 500 millas de Indianápolis, pues ya tiene el GP de Mónaco de Fórmula 1 y las 24 horas de Le Mans.

Hasta ahora solo el británico Graham Hill tiene el honor de ese triple éxito.

Si Alonso consiguiera en algún momento agregar también a su palmarés el rally Dakar, se consagraría como uno de los pilotos más completos de la historia del automovilismo, sin ningún caso de éxito similar hasta ahora en disciplinas del motor tan distintas.

Una de las adaptaciones que tendrá que hace el piloto español para aspirar a la victoria en el Dakar, es la de un copiloto que le marque la ruta.

Algo inédito para Alonso, que siempre ha pilotado solo. Por ello el asturiano tendrá como navegante al experimentado Marc Coma, cinco veces campeón del rally en motos.

View this post on Instagram

We are ready. #dakar #toyota #gazooracing

A post shared by Fernando Alonso (@fernandoalo_oficial) on

El recorrido y los rivales

El único coche que le puede hacer sombra al Toyota Hilux es el buggy de Mini.

Este año lo pilotan el español Carlos Sainz, dos veces campeón del Dakar, y el francés Stéphane Peterhansel, trece veces ganador.

El “arenero” de Mini cuenta con un motor de 261 kilovatios de potencia (354 caballos de vapor).

Se impulsa con sus ruedas motrices traseras, lo que lo hace más propicio para las dunas.

Además tiene un sistema de hinchado y deshinchado automático de las ruedas que le permite adaptar la presión de sus neumáticos a cada terreno, algo que no tiene el Hilux, que debe salir a cada etapa con una presión predeterminada para todo el día. Sin embargo, constantes fallos en este sistema terminaron condenando al buggy en el último Dakar.

Con estas características, el Toyota Hilux que llevará Alonso tiene mejor rendimiento que el buggy de Mini en pistas rápidas, más propias de rally.

Pero, también es capaz de plantarle batalla en las dunas cuando a su volante hay una especialista de la arena como Al Attiyah.

Por lo que se conoce hasta ahora, el terreno de este primer Dakar en Arabia Saudita tendrá mucha arena, pero no tanta como se esperaba.

La primera semana tendrá más rutas pedregosas, que ayudan al Toyota para sacar ventaja para la segunda semana, donde llegará la arena y el polvo.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas