Iván Escudero, el cuencano que quiere ser el más fuerte del Ecuador

Jugada

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

15 Ene 2023 - 5:29

Iván Escudero, en los Juegos Panamericanos Junior de Cali, el 27 de noviembre de 2021. - Foto: Comité Olímpico Ecuatoriano

Iván Escudero, el cuencano que quiere ser el más fuerte del Ecuador

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

15 Ene 2023 - 5:29

A pesar de sufrir una lesión en su espalda, el joven pesista ganó varias medallas el anterior año y se muestra como un firme candidato para clasificarse a París 2024.

El nombre de Iván Escudero comenzó a sonar fuerte después de los Juegos Panamericanos Junior de Cali, en noviembre de 2021. El cuencano se consagró campeón en la división de los 81 kilogramos y demostró que tenía condiciones para convertirse en una figura de la halterofilia nacional.

El joven pesista, que recientemente cumplió 22 años, recuerda ese momento como el triunfo más importante de su carrera.

“Nos trazamos esa meta a comienzos de 2021 y estuve todo el año preparándome. Mi entrenador me había dicho que íbamos a llegar a lo más alto, es lindo cuando los sueños se cumplen“, dice ilusionado.

Ganar esa medalla dio una nueva responsabilidad a Iván. El azuayo se convirtió en la joven promesa de la halterofilia nacional masculina.

Del crossfit a las pesas

Iván conoció el mundo de las pesas a los 12 años, en el gimnasio de su hermano en Cuenca. El joven deportista no practicaba halterofilia, específicamente, sino que comenzó entrenando crossfit.

Se denomina crossfit a un régimen de variados ejercicios, que incluyen levantamiento de pesas, entrenamientos de alta intensidad y gimnasia.

“Practiqué durante dos años pero no me interesaba la parte del ‘cardio’ del crossfit, lo que más me gustaba era levantar pesas”, recuerda.

Por lo tanto, decidió dedicarse exclusivamente a este aspecto y se unió a los entrenamientos en la Federación Deportiva de Azuay.

“Al principio me costaba mucho. No me veía como un levantador de pesas. En mi familia era raro que alguien practique este deporte. Había gente que jugaba fútbol, básquet, bicicross, pero nadie hacía pesas”.

Iván Escudero, pesista cuencano.

Sin embargo, el cuencano agarró confianza y poco a poco fue subiéndose a podios en los Juegos Nacionales. Un momento cumbre fue en 2016, cuando asistió al Sudamericano Sub 15 y Sub 17 en Bolivia y regresó con seis medallas.

Iván Escudero, con sus tres medallas conseguidas en los Juegos Nacionales Juveniles de 2021.

Iván Escudero, con sus tres medallas conseguidas en los Juegos Nacionales Juveniles de 2021. Ministerio del Deporte

Una lesión en su mejor momento

Después de su medalla de oro en los Panamericanos Junior de Cali, Iván tuvo altas expectativas para 2022, una año lleno de eventos continentales.

Sin embargo, a partir de marzo, un dolor en su espalda le comenzó a molestar. Decidió bajar un poco la intensidad de sus entrenamientos para llegar a los Juegos Bolivarianos de Valledupar en su mejor nivel, pero el dolor se incrementó.

“Llegamos a los Bolivarianos con la expectativa de ganar la de oro, pero el dolor fue muy intenso. Tuve que bajar mi rendimiento, pero aún así obtuve la de plata“.

Iván Escudero, con su medalla de plata de los Juegos Bolivarianos de Valledupar.

Iván Escudero, con su medalla de plata de los Juegos Bolivarianos de Valledupar. COE

Después asistió al Panamericano de Pesas en Bogotá, pero fue ahí cuando el dolor llegó a su máxima intensidad. “Ya era inaguantable, no podía ni levantar la barra”. El ecuatoriano culminó octavo.

Desde esta mala experiencia, Iván se dedicó completamente a tratarse de la lesión. Con menos dolor, el cuencano pudo entrenarse de mejor manera y consiguió la medalla de plata en los Suramericanos de Asunción.

Iván Escudero, con su medalla de plata de los Suramericanos de Asunción.

Iván Escudero, con su medalla de plata de los Suramericanos de Asunción. COE

Una pasión por ser el más fuerte

Cuando Iván comenzó en la halterofilia, su principal meta era ser más fuerte que su hermano mayor. Esa motivación se ha mantenido durante los años, pero ahora el cuencano quiere demostrar que puede ser el más fuerte del Ecuador.

“Este deporte me encanta porque es una manera de demostrar al mundo que eres el más fuerte sin la necesidad de pelear. Muestras tu fortaleza, en cuerpo y mente, muestras todo de lo que eres capaz”.

Iván se emociona al describir su disciplina y la cataloga como “una pasión increíble por levantar pesas“.

Para el azuayo, su sueño siempre ha sido disputar unos Juegos Olímpicos y cree que tiene buenas posibilidades de clasificar.

“Quiero llegar a París 2024, es lo que me motiva a entrenar todos los días. Faltan varios objetivos por cumplir, pero estamos en buen camino“.

El reto más importante para Iván en su calendario de 2023 serán los Juegos Panamericanos de Santiago. Será un evento vital para que el joven deportista se destaque y pueda asegurar su cupo a los Juegos Olímpicos.

Iván Escudero, durante los Juegos Suramericanos de Asunción.

Iván Escudero, durante los Juegos Suramericanos de Asunción. COE

También le puede interesar:

Noticias relacionadas