Javier Burrai: del trauma facial y la muerte de su padre a ser figura en la final

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

30 Dic 2020 - 13:35

Javier Burrai levanta sus brazos, entre lágrimas, festejando la victoria de Barcelona ante Liga, en Quito, el 29 de diciembre de 2020. - Foto: API

Javier Burrai: del trauma facial y la muerte de su padre a ser figura en la final

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

30 Dic 2020 - 13:35

El arquero de Barcelona tuvo el año más intenso de su carrera. El 27 de febrero, en el partido ante Cerro Porteño, por Copa Libertadores, sufrió un choque que le provocó un trauma facial. El 19 de octubre, su padre Oscar falleció y en la final de la LigaPro fue la figura para lograr el título.

Javier Burrai fue de menos a más en la temporada. Es de esos jugadores que en las adversidades se hacen más fuertes. Y más necesarios para el equipo.

El argentino de 30 años fue operado en Guayaquil después de su accidente en Paraguay y estuvo un mes fuera de las canchas. El arquero recién había firmado con Barcelona en enero, procedente de Macará.

Después, el 14 de marzo, la pandemia del Covid-19 obligó a paralizar el campeonato ecuatoriano. De alguna manera, esta inactividad también le sirvió a Burrai para reponerse al 100% de su lesión.

Una vez reiniciado el torneo, en agosto, Barcelona demostró que una de sus principales fortalezas era su defensa. Y así lo avalan los números: en este año, en 32 partidos jugados solo recibió 21 goles.

Burrai formó un sólido sistema defensivo junto a los centrales Williams Riveros y Darío Aimar, acompañados por los laterales Mario Pineida y Byron Castillo.

Javier Burrai y sus compañeros festejan con lágrimas el torneo 2020 en Casa Blanca.

Javier Burrai y sus compañeros festejan con lágrimas el torneo 2020 en Casa Blanca. API

En octubre llegó una noticia que sacudió al futbolista nacido en San Nicolás, provincia de Buenos Aires. Su padre murió y el arquero viajó de inmediato a su país.

A pesar del golpe que significó esa pérdida, Burrai se recompuso y en la última parte del torneo fue fundamental para ganar la etapa y jugar las finales ante Liga de Quito.

En la revancha, disputada el martes 29 de diciembre, en el estadio Rodrigo Paz Delgado, Burrai se consagró como héroe: en los 90 minutos atajó varias pelotas importantes, mantuvo su arco en cero y en la tanda de penales tapó dos disparos.

“Fue mi viejo desde el cielo, te lo juro”, le dijo Burrai a Matías Oyola después del partido, entre lágrimas. Tan presente lo tuvo a su padre, que hasta cambió sus guantes para las finales y usó el nombre de Oscar en vez de Javier.

Javier Burrai se merecía el título por su constancia, humildad y el buen nivel desplegado en la temporada. Se merecía, también, porque a pesar de las críticas de hinchas, cerró un año complicado con la mayor satisfacción: título y figura en la final.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas