Nathaly Paredes, la joven promesa del tenis de mesa ecuatoriano

Jugada

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

15 Nov 2021 - 0:05

Nathaly Paredes, entrenando en Guayaquil, el 20 de septiembre de 2021. - Foto: Comité Olímpico Ecuatoriano

Nathaly Paredes, la joven promesa del tenis de mesa ecuatoriano

Autor:

Felipe Núñez

Actualizada:

15 Nov 2021 - 0:05

La joven microtenista ha jugado en equipos europeos y disputó el Preolímpico para Tokio 2021. Paredes competirá en los Panamericanos Junior de Cali, como parte de su ciclo olímpico para París 2024.

En la historia deportiva del país, solo dos ecuatorianos se han clasificado a Juegos Olímpicos en la disciplina del tenis de mesa. La primera fue Patricia Cabrera, en Barcelona 1992, y el segundo fue Alberto Miño, en Tokio 2021.

A sus 20 años, Nathaly Paredes aspira a ser la tercera y ya tuvo su primera oportunidad en este año. La nacida en Santo Domingo de los Tsáchilas compitió en el Preolímpico en abril de 2021, tanto en la modalidad individual como en los dobles mixtos, junto a Miño.

A pesar de no conseguir la clasificación, la microtenista expresa que fue una experiencia inolvidable.

“Yo ya venía jugando todo el ciclo olímpico, incluyendo Juegos Bolivarianos, Sudamericanos y Panamericanos. Estoy muy contenta de haber formado parte de eso y me fui motivada, porque tengo grandes posibilidades de conseguir una clasificación olímpica en el futuro”, explicó en una entrevista con PRIMICIAS.

Además, Paredes se siente orgullosa de ser la dupla de Miño, con quien ha representando al país durante varios años. “Él es una motivación para todos nosotros. Fue el primer ecuatoriano en ir a Europa, radicarse allá y seguir su carrera deportiva. Él es un ejemplo y nos ayudó a abrir las puertas a más posibilidades”.

14 años en el deporte

Paredes recuerda que se inició en el tenis de mesa cuando tenía apenas seis años. Ella fue parte de un proyecto de masificación que estaba realizando la liga cantonal de Santo Domingo.

“Recuerdo que, para mi clase de cultura física, mi profesor nos llevó a una sala de tenis de mesa y realizamos varios juegos y actividades recreativas”.

El deporte la enganchó y ella iba en las tardes para aprender y practicar un poco más. Lo que comenzó siendo un pasatiempo de dos a tres veces por semana, se convirtió en una pasión que la llevó a entrenar de lunes a sábado.

Paredes comenzó a mostrar su talento y viajó a sus primeras competencias internacionales. “Viajé a Lima cuando tenía siete años. Se sintió increíble, porque tuve la oportunidad de jugar en Perú y representar a Santo Domingo“.

Nathaly Paredes, entrenando en Guayaquil previo a los Juegos Panamericanos de Lima, el 10 de junio de 2019.

Nathaly Paredes, entrenando en Guayaquil previo a los Juegos Panamericanos de Lima, el 10 de junio de 2019.  Comité Olímpico Ecuatoriano

La deportista también recuerda un Open Internacional que se jugó en Guayaquil en 2010, donde pudo competir ante jugadores de Latinoamérica, Canadá, Estados Unidos, Suecia y Japón. “Yo creo que me abrió los ojos, porque me di cuenta que me gustaba el tenis de mesa. A esa edad, poder observar a jugadores ‘top’, fue una inspiración”.

Paredes cree que de cada torneo se puede aprender algo nuevo, pero uno de los recuerdos que más ha quedado en su memoria fue ser campeona en un Sub 10 en Paraguay.

“Eso fue un logro asombroso, increíble a mi corta edad e influyó bastante en que yo decida continuar, porque colgarme una medalla de oro representando a mi país a los 10 años es algo impensado”.

Durante los siguientes años, Paredes fue medallista de oro en el Latinoamericano Sub 15 de 2016, campeona en dobles mixtos junto a Miño en los Bolivarianos de 2017, medalla de bronce en los Sudamericanos de 2018 y vicecampeona del Circuito Mundial Juvenil de Tenis de Mesa en 2018.

Nathaly Paredes junto a Alberto Miño en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, el 23 de noviembre de 2017.

Nathaly Paredes junto a Alberto Miño en los Juegos Bolivarianos de Santa Marta, el 23 de noviembre de 2017. Comité Olímpico Ecuatoriano

Su paso al viejo continente

Cuando cumplió 18 años, Paredes decidió continuar su carrera deportiva en Europa. Su debut en dicho continente fue en el Kufstein, un club de Austria. Sus primeros meses en este equipo fueron complicados, pero la ecuatoriana supo aprovechar la experiencia.

“Lamentablemente no pude jugar tantos partidos como quisiera porque llegué en la mitad de la temporada y además el calendario se me cruzaba con las competencias en Sudamérica. Sin embargo, fue enriquecedor jugar en una liga de primer nivel“.

En ese año, además, Paredes pasó de la categoría juvenil a la de mayores, lo cual también dificultó su adaptación. “Siempre es complicado adaptarse a la nueva categoría, las jugadoras ya son más agresivas, te topas con gente que tiene mucha más edad que tú, más recorrido en el deporte, entonces sabes que será complicado”.

Nathaly Paredes, con sus compañeras de equipo en el Kufstein, en Austria, el 4 de febrero de 2019.

Nathaly Paredes, con sus compañeras de equipo en el Kufstein, en Austria, el 4 de febrero de 2019.  Federación Ecuatoriana de Tenis de Mesa

Después de dicha experiencia, en 2019, la microtenista pasó a jugar en el TTC Langweid, en la segunda división alemana. Paredes continuó en este club hasta 2021, cuando tuvo que volver a Sudamérica para disputar el Preolímpico a Tokio.

Actualmente, la deportista se encuentra disputando torneos en Ecuador y preparándose para los Panamericanos Junior en Cali, que se jugarán del 25 de noviembre al 5 de diciembre de 2021. Sin embargo, su objetivo para el 2022 es volver a Europa, sea a Alemania o a un club en España o Portugal.

“El mejor nivel del tenis de mesa está en Europa o en Asia, por sus sistemas de ligas. Lamentablemente, eso no lo tenemos aquí en Sudamérica, por eso todos los jugadores profesionales aspiran a jugar allá”.

Un deporte de mucha concentración

Para Paredes, el 90% del tenis de mesa pasa por lo mental. “Nunca hay que descuidar el aspecto psicológico, porque el juego es muy rápido, pasa todo en segundos, por lo que es importante mantener la calma, la concentración y, si estás perdiendo, tener la fuerza necesaria para no rendirte”.

La ecuatoriana cree que para llegar al máximo nivel son necesarias la disciplina, la constancia y la perseverancia, además de cuidar la parte física.

“Muchos piensan que en el tenis de mesa solo se usa el brazo, pero también necesitamos de las piernas y el abdomen. Hay que tener bastante coordinación, reacción y flexibilidad”.

La implementación también marca la diferencia. “Necesitas los zapatos adecuados, que tienen suela de goma y son antideslizantes. De ahí, también es necesaria una buena raqueta, cuyas características ya dependen de cada jugador”.

Por último, es necesario tener ambición, algo que Paredes demuestra constantemente, como con su objetivo para los Panamericanos de Cali. “Siempre voy a apuntar a lo máximo, que es llevarme el oro. Será difícil porque es una competencia muy importante y las jugadoras se han estado preparando fuertemente”.

El camino a París 2024 ya ha empezado para la destacada microtenista, quien además fue semifinalista en el Open Internacional de Ecuador, que tuvo lugar del 4 al 6 de noviembre en Cuenca.

Con toda una carrera deportiva por delante, Paredes aspira a conseguir más triunfos para el país y llegar a los máximos certámenes del tenis de mesa. “Estoy dando mi 100% y haciendo todo lo posible para representar al Ecuador de la mejor manera“.

Nathaly Paredes, en el Open Internacional de Ecuador, en Cuenca, el 6 de noviembre de 2021.

Nathaly Paredes, en el Open Internacional de Ecuador, en Cuenca, el 6 de noviembre de 2021.  Federación Ecuatoriana de Tenis de Mesa

También le puede interesar:

Noticias relacionadas