Roddy Zambrano abrió un restaurante en Quito en plena pandemia

Jugada

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

12 Ene 2021 - 0:05

Roddy Zambrano mientras cocina en su restaurante, en Quito, el 7 de octubre de 2020. - Foto: Zafrani Café Bar

Roddy Zambrano abrió un restaurante en Quito en plena pandemia

Autor:

Felipe Larrea

Actualizada:

12 Ene 2021 - 0:05

El manabita de 42 años tiene su propio restaurante y servicio de catering. Se graduó de chef en 2007, en Quito. Es uno de los jueces más reconocidos de Ecuador. Fue árbitro internacional FIFA entre 2012 y 2019 y esta será su última temporada.

Roddy Zambrano es apasionado por lo que hace. A los 17 años se mudó a Quito con la intención de “ser alguien en la vida”. Quería trabajar y estudiar en la universidad. Empezó lavando platos en un restaurante de pollos a la brasa.

A partir de ahí empezó su gusto e interés por la gastronomía. Aprendió con otros cocineros del restaurante. Además, como manabita, ayudó en la elaboración de las recetas “para darles esa sazón especial” que tiene la gente en la costa ecuatoriana.

“Mi mamá también influyó para que me interese por la cocina. Vengo de una familia machista. Un día, ella me dijo que quería que aprenda a cocinar y a lavar los platos. También buscaba que arreglemos la cocina”, contó Zambrano en una entrevista con PRIMICIAS.

En 2007 se graduó como chef en un instituto gastronómico en Quito. A partir de ese momento, Zambrano emprendió con su propio servicio de catering que brinda almuerzos y refrigerios a empleados de bancos, empresas de limpieza, supermercados, textiles, entre otros.

El crecimiento de su negocio ha sido exponencial. Cada vez más compañías solicitan su servicio. Pasaron 14 años hasta que Roddy Zambrano abrió su propio restaurante. Zafrani Café – Bar se inauguró el 29 de agosto de 2020. Sí, en plena pandemia.

“Ha sido un proyecto loco. Arriesgado. Sabía que era un reto por la pandemia, pero teníamos que reinventarnos. También innovar. El local ha tenido muy buena acogida y los resultados se están dando como esperaba. Estoy contento”, dijo Zambrano.

Zafrani vende todo tipo de comida: desde platos típicos ecuatorianos, hasta mariscos, cortes de carne y también tiene servicio de panadería y pastelería. Además, trabaja con Vinos Gabbarini, marca del arquero de Liga de Quito, Adrián Gabbarini.

Según Zambrano, durante 2020 tuvo varias conversaciones con el futbolista argentino para distribuir su marca. “Le comenté a Adrián sobre mis proyectos y le propuse que trabajemos juntos. Él aceptó y ahora lo vendemos en la Mitad del Mundo, en el centro y en el sector de El Condado“.

El fútbol y la cocina

Roddy Zambrano comentó que, gracias al fútbol y a su carrera en el arbitraje, ha hecho varias amistades y se le han abierto algunas puertas.

“Con gente del fútbol hemos hecho negocios, contratos, cumpleaños, aniversarios, pedidas de mano y hasta matrimonios. Con futbolistas como Pedro Quiñónez y Holger Matamoros somos amigos y vienen al restaurante”.

El restaurante está ambientado con camisetas de fútbol y otros artículos deportivos que Zambrano ha recopilado a lo largo de su carrera. Por ejemplo, tiene camisetas del argentino Lionel Messi, el brasileño Dani Alves y el chileno Jean Beausejour. Todos figuras en sus selecciones.

La reanudación del fútbol en todo el mundo, después de la inactividad por la pandemia del Covid-19, también ayudó a que el negocio salga adelante. Zafrani cuenta con televisores y pantallas gigantes. “Todo el día ponemos fútbol”, afirmó Zambrano.

Su carrera como árbitro

Internacional desde 2012, Zambrano fue designado para pitar la Copa del Mundo de fútbol Sub 20 de 2015, en Nueva Zelanda. También fue considerado en el proceso de preselección que hizo la FIFA para el Mundial de Rusia 2018.

Según contó, el mejor partido y el más complicado a la vez, que ha dirigido en toda su carrera, fue el Argentina vs. Brasil, por la Copa América 2019.

“Dirigir ese tipo de partidos es el mejor premio que te pueden dar como árbitro. Es lo más alto que he llegado en cuanto a selecciones“, dijo Zambrano y agregó que, en encuentros con tanta envergadura, lo mejor es controlar los nervios y no dejarse llevar por los apellidos de los futbolistas.

Zambrano ha sido uno de los referentes del arbitraje ecuatoriano en los últimos cinco años. Sin embargo, en varias ocasiones ha entrado en la polémica por malas actuaciones en partidos.

Por ejemplo, el manabita fue suspendido por la Comisión de Arbitraje de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, después de dirigir las dos finales de la Copa Ecuador, en 2019, entre Liga de Quito y Delfín. El árbitro recibió una calificación mala tras su actuación y no pitó las siguientes tres fechas.

En 2020, la temporada para el arbitraje ecuatoriano, en general, tampoco fue buena. Zambrano admitió que en lo personal no tuvo un buen año. “Tuve un par de partidos muy malos”, aseguró. Sin embargo, el manabita cree que se remató de buena forma el campeonato ecuatoriano de fútbol, que terminó el pasado 29 de diciembre.

Zambrano pitará un año más. En 2021 buscará retomar su mejor nivel y retirarse “por la puerta grande”. “No sería justo retirarme con un año malo, después de todo lo que he logrado a nivel internacional. Ojalá este año pueda llegar a las finales de la LigaPro”, dijo.

Después de su retiro en el fútbol, Zambrano pretende desempeñarse como instructor y formador de futuros árbitros ecuatorianos. Además, uno de sus objetivos es llegar a FIFA y a Conmebol, también para capacitar árbitros.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas