Steven Haro: “Voy al equipo Essax como un hombre de experiencia”

Jugada

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Ene 2021 - 0:05

Steven Haro, en su preparación para la Vuelta al Ecuador, en El Ángel, provincia del Carchi, en noviembre de 2020. - Foto: @steven.haro05

Steven Haro: “Voy al equipo Essax como un hombre de experiencia”

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

30 Ene 2021 - 0:05

El ciclista imbabureño enfrenta una temporada 2021 llena de desafíos. El 23 de diciembre de 2020 firmó el contrato con su nuevo equipo, el Essax español (amateur), y se ha trazado varios objetivos.

Steven Haro cumplió 23 años el pasado 5 de enero, pero se moderó en el festejo ya que se encuentra enfocado en realizar un arduo entrenamiento para llegar en óptimas condiciones a su nueva escuadra. Su contrato con el Essax, que inició el 1 de enero, es por un año.

En 2020, el corredor, oriundo de Urcuquí (provincia de Imbabura), fue parte de la filial del Caja Rural, equipo donde el ecuatoriano Jefferson Cepeda se encuentra en la categoría élite.

Haro analizó varias propuestas antes de la Vuelta al Ecuador (VCE) que se disputó en noviembre y donde participó con la selección ecuatoriana. El corredor sabía que no renovaría con el Caja Rural. Sin embargo, esperó a correr la VCE para convencer a los directores de que le den una oportunidad más, pero no lo consiguió.

“El Caja Rural tiene una nómina muy dura y amplia, entonces uno debe explotar demasiado. A veces, la suerte no te acompaña y no despuntas tan bien”, cuenta Haro en un diálogo con PRIMICIAS.

Reconoce que se lleva buenos recuerdos del equipo español, ya que le enseñó a ser más contundente en las decisiones que debe tomar. Además, lo trataron de buena manera en el confinamiento en España debido a la pandemia del Covid-19.

Steven Haro obtuvo el primer lugar en el circuito de Colindres, España con el Caja Rural, en marzo de 2020.

Steven Haro obtuvo el primer lugar en el circuito de Colindres, España con el Caja Rural, en marzo de 2020. @steven.haro05

En diciembre se le presentaron opciones de fichar por equipos continentales, pero el imbabureño manifestó que “las condiciones de contrato no eran favorables”. Ahí apareció el Essax, que le ha ofrecido cubrir todos los gastos en territorio europeo como hospedaje, alimentación y pasajes de vuelos.

“Es un equipo nuevo y sé que nadie va a estar tan pendiente de nosotros. Voy a tener un poco más de libertad, me podré mover como me gusta, ser más agresivo y no tanto estar a la reserva”, sostiene Haro sobre el papel que jugaría dentro del Essax.

Además, añadió: “Tenía que tomar esta decisión porque no quiero ser tan cubierto por los demás corredores, aspiro a demostrar más. Con el Essax tendré la portunidad de correr en Bélgica, Francia y Portugal. Voy como un hombre de experiencia”.

Haro inició enero con una preparación exigente. Entre risas comenta que no probó ni un pedazo de pastel en su cumpleaños debido a que realiza una estricta dieta para la definición de sus músculos.

Los entrenamientos los está haciendo en la provincia de Imbabura. Hace gimnasio y caminatas largas con peso en la altura. No obstante, siempre combina estos ejercicios con la bicicleta. Actualmente, no entrena por kilómetros fijados, sino por tiempo. Los fines de semana sale a la carretera entre cuatro y cinco horas.

Haro viajará el próximo 9 de febrero a España, ya que el 10 tiene que presentarse en Alicante para concentrar con su equipo. En esa fecha recibirá la indumentaria y conocerá a sus nuevos compañeros. Por el momento se encuentra haciendo los trámites para obtener su visa.

La primera competencia está a la vista: el Memorial Sanroma. Esta carrera se efectuará del 19 al 21 de febrero y será la primera prueba para el ecuatoriano. Haro aspira a ganar la mayor cantidad de competiciones posibles con el Essax esta temporada.

Por otro lado, en la escuadra española tendrá a un conocido suyo como compañero: Martín Gil. Ambos defendieron la camiseta del equipo filial del Caja Rural en 2020. El padre de Martín, Joaquín Gil, es el director del Essax.

“Joaquín es una persona que te da todo lo que necesitas, pero te exige un buen rendimiento. A mí me gusta porque soy un corredor que se exprime al cien por ciento”, expresa Steven.

Una de sus experiencias el año pasado que le ha permitido aprender para mejorar es la Vuelta al Ecuador. Su meta era llegar en primer lugar de la clasificación general, pero finalizó noveno. No obstante, su compañero de la selección ecuatoriana, Santiago Montenegro, se consagró campeón.

“Cuando hablo de la Vuelta al Ecuador me llega un sentimiento agridulce. He estado en un estado de forma que ni yo mismo me creo. Tengo que tomar decisiones más agresivas y asumir los riesgos. Eso tiene que ser el ciclismo, siempre se debe intentar”, asegura.

Su meta es fichar por un equipo World Tour y cumplir sus sueños. Al imbabureño le gustaría ganar una de las tres máximas competiciones del ciclismo: Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España.

El corredor de 23 años afirma que la Vuelta a España es su preferida ya que el clima cálido lo aprovecha mejor que el frío y podría ser un factor que lo ayude. Además, anhela convertirse en campeón del mundo y portar el maillot de arcoiris.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas