Mell Reasco busca poner su apellido en lo más alto del tenis

Jugada

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

6 Nov - 0:05

Con su ingreso a los Grand Slam, la tenista ecuatoriana pudo compartir con estrellas del tenis mundial. - Foto: Cortesía Mell Reasco

Mell Reasco busca poner su apellido en lo más alto del tenis

Autor:

Daniel Sánchez

Actualizada:

6 Nov - 15:16

El tenis femenino ecuatoriano no ha tenido nombres relevantes a nivel profesional. Esa historia la quiere cambiar la tenista quiteña, que lleva un recordado apellido del fútbol ecuatoriano y que ella quiere trasladar a las canchas del deporte blanco.

A los 17 años, Mell y su hermano Djorkaeff buscan ser profesionales en el deporte. La tenista está en plena transición de juvenil a profesional. Mientras que el futbolista juega en el equipo de reserva de Liga de Quito.

Mell Reasco inició en el tenis cuando su padre Néicer jugaba en el Sao Paulo FC en 2007. Lo hizo por pasar tiempo con su mejor amiga en tierras brasileñas. Ella tenía apenas siete años.

La tenista sabe que su padre hizo historia con las camisetas de Liga de Quito, Sao Paulo y la selección ecuatoriana.

No me pesó mi apellido antes, ahora sí porque estoy dando el paso a profesional y siento que todos están esperando a que sea la mejor tenista y que gane torneos por Ecuador”, le cuenta la tenista a PRIMICIAS.

Exitoso 2019

En 2018, Reasco sufrió una lesión en el hombro que la obligó a regresar al país para recuperarse. Se entrenó en el Rancho San Francisco por recomendaciones de sus amigos.

En ese club trabajó con Edgar Machado en lo técnico y Alexander Palm en lo físico. Ella pretendía continuar su entrenamiento en Estados Unidos, pero la química que tuvo con ellos cambió sus planes.

“Son mi segunda familia”, así los define a quienes ahora son su equipo y tratan de acompañarla a distintos torneos.

Reasco hizo una fuerte pretemporada y este año llegaron los éxitos. En Cuenca (febrero) fue finalista en dobles y alcanzó las semifinales en singles. Mientras que, en Sao Paulo (marzo) alcanzó su primer título en dobles y los cuartos de final en individuales.

En abril, Reasco obtuvo el doble título (singles y dobles) en Mendoza, Argentina.

Estos triunfos le permitieron viajar a Europa con el respaldo de la Confederación Sudamericana de Tenis, como parte del equipo Cosat.

La convocatoria se refrendó con éxitos, pues conquistó el campeonato en Prato, Italia, y la final en Santa Croce, en la misma bota itálica.

“Me sorprendió mucho, porque empecé en el puesto 270 y subí al 34 del mundo (juvenil). Estoy muy feliz, porque mi objetivo era estar entre las 100 primeras del mundo”, dice la deportista al recordar la temporada.

Pero sabe que el año no ha terminado, ya que todavía disputará algunos torneos que la podrían ubicar entre las 20 primeras del circuito juvenil.

Los Grand Slams

Su ascenso en el ranking junior le permitió a la ecuatoriana ingresar a los torneos más importantes del mundo, los Grand Slams en la categoría juvenil. Jugó Wimbledon, Roland Garros y US Open.

Reasco no tuvo los resultados que esperaba, “la experiencia me gustó mucho porque estuve en el ambiente con los profesionales. Como eran mis primeros Grand Slams no los manejé de la mejor manera. Estaba muy nerviosa”.

El sueño del profesionalismo

Ante los buenos resultados en juveniles, Mell Reasco decidió iniciar su camino en torneos profesionales.

Realizó dos giras del Circuito Mundial de Tenis en Sudamérica. Alcanzó la semifinal en singles en Guayaquil y la final de dobles en Santiago.

Este comienzo permitió a Reasco sacar conclusiones: “La transición al profesionalismo es dura porque ya estás compitiendo para ser alguien en el tenis. La presión es diferente, cambia cómo piensas y manejas las situaciones”.

“También es importante cómo descansas. En el ambiente junior ves a mucha gente socializando, pero en el profesional es más solitario y tienes que estar más disciplinada”, concluyó la tenista que se ubica en el puesto 1033 del ranking WTA.

Su meta

Mell Reasco tiene marcado el camino. Lleva 10 años jugando al tenis y ahora quiere triunfar en el circuito profesional.

En 2020 seguirá alternando torneos juveniles y profesionales. Aunque sabe que su época como junior termina, tiene un gran sueño: “ganar Roland Garros“.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas