Chile iniciará un proceso constituyente mediante un referendo en abril de 2020

Lo último

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

15 Nov - 8:07

Un manifestante lanza una piedra junto a un cartel con la leyenda "Congreso Constituyente". - Foto: Reuters

Chile iniciará un proceso constituyente mediante un referendo en abril de 2020

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

15 Nov - 8:09

El Gobierno y la oposición política alcanzaron un acuerdo para convocar un referendo el próximo año en Chile. Los ciudadanos elegirán el mecanismo para redactar la nueva Carta Magna.

Chile aspira a lograr la paz social tras cuatro semanas de convulsión. La solución es un acuerdo entre el Gobierno y la oposición para un proceso constituyente que permita construir un nuevo modelo de país.

Los chilenos decidirán en un plebiscito en abril de 2020 si quieren una nueva Constitución. La actual Carta Magna se aprobó en 1980 en un cuestionado referéndum durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Aquella Constitución concedió al Estado un rol subsidiario en la provisión de recursos básicos como la salud, la educación o las pensiones, lo que favoreció su privatización.

Ese esquema se ha convertido en el centro de las protestas sociales que vive el país desde el pasado 18 de octubre y que han dejado 22 fallecidos.

Con el acuerdo alcanzado, el Gobierno y la clase política esperan poder apaciguar la agitación social, que junto a masivas manifestaciones también ocasionó fuertes disturbios, vandalismo, incendios y saqueos.

En el plebiscito los ciudadanos deberán pronunciarse sobre qué tipo de órgano redactará la Constitución. La primera opción es una “convención mixta constitucional”, compuesta al 50% por parlamentarios y por ciudadanos electos para la ocasión.

La otra vía es una “convención constitucional” en la que todos sus integrantes serían electos.

La elección de los miembros del órgano constituyente se realizará en octubre de 2020 conjuntamente con las elecciones regionales y municipales bajo sufragio universal.

Este órgano tendrá un plazo de nueve meses para redactar la nueva Constitución, prorrogable una sola vez por tres meses más.

Una vez redactada la nueva Carta Magna, esta será sometida a su ratificación en otro plebiscito mediante sufragio universal obligatorio.

Noticias relacionadas