Al menos 65 desaparecidos en La Habana tras protestas contra el Gobierno

Lo último

Autor:

EFE

Actualizada:

12 Jul 2021 - 17:22

Concentración "Por una Cuba libre" en la Puerta del Sol, este lunes en Madrid. 12 de julio de 2021 - Foto: EFE

Al menos 65 desaparecidos en La Habana tras protestas contra el Gobierno

Autor:

EFE

Actualizada:

12 Jul 2021 - 21:28

Madres, padres, hermanos y cónyuges de detenidos en las manifestaciones antigubernamentales acudieron este lunes a las comisarías de La Habana para preguntar sobre el paradero de sus seres queridos. Mientras tanto, el gobierno mantiene una fuerte presencia policial en las calles.

Este lunes transcurrió en relativa calma en Cuba, sin servicio de internet móvil y con fuerte presencia policial en las calles de La Habana un día después de que miles de cubanos salieran a las calles a protestar contra el Gobierno en medio de una aguda crisis económica y sanitaria.

El “apagón” de los datos dificulta conocer a ciencia cierta lo que ocurre a lo largo de la isla, pero hasta las 15:00 hora local (19.00 GMT) no se habían reportado ni difundido imágenes de nuevas manifestaciones.

Por ello, la imagen del día la protagonizaron las decenas de mujeres que se concentraron ante comisarías de policía como la de la calle Zanja, en La Habana, para indagar sobre el paradero de sus maridos, hijos y allegados arrestados o desaparecidos durante los sucesos del domingo.

Las cubanas buscan a sus desaparecidos

Por el momento no existe una cifra oficial de detenciones, ya que las autoridades no han difundido información, pero activistas locales han elaborado una lista provisional en la que figuran 65 nombres solo en La Habana.

En ella figuran nombres conocidos por su oposición activa al Gobierno como el artista Luis Manuel Otero Alcántara, el disidente moderado Manuel Cuesta Morúa o el dramaturgo Yunior García Aguilera, mientras la familia del opositor José Daniel Ferrer denunció también su desaparición en Santiago de Cuba.

Varias de las mujeres congregadas en Zanja dijeron a la agencia de noticias EFE que sus maridos, hijos e incluso algún suegro habían sido golpeados antes de ser conducidos a paradero desconocido.

Estas declaraciones, junto a videos que circulan por las redes en los que se observa represión violenta por parte de la policía cubana y agentes vestidos de civil, contrastan con la versión del Gobierno de Miguel Díaz-Canel, quien hoy negó esos hechos en la televisión estatal.

El Gobierno niega la represión

“Ya salieron con que en Cuba reprimimos, asesinamos ¿Dónde están los asesinatos cubanos? ¿Dónde está la represión cubana? ¿Dónde están los desaparecidos en Cuba?“, espetó el mandatario, quien un día antes había llamado a sus partidarios a salir a las calle en defensa de la Revolución a enfrentar a los manifestantes.

Arropado por algunos de sus ministros y altos cargos del Buró Político del Partido Comunista (PCC, único legal), Díaz-Canel compareció durante varias horas en la televisión nacional para hablar sobre los problemas del país y referirse también a las protestas de la víspera.

El mandatario volvió a culpar a Estados Unidos de estar detrás de las manifestaciones y al embargo que ese país mantiene sobre Cuba desde hace seis décadas del grueso de las penurias económicas que atraviesa la isla.

Acusó a “mercenarios a sueldo de los EE.UU.” de orquestar las protestas y arremetió también contra la Organización de Estados Americanos (OEA), si bien admitió que también participaron ciudadanos “confundidos” por la “falta de información” sobre los problemas que atraviesa el país.

Sin luz, medicinas ni alimentos

Esos problemas se resumen en precariedad económica, escasez extrema y la pandemia del coronavirus en su peor momento en Cuba.

La población sufre largos cortes de electricidad y cada vez le cuesta más encontrar productos básicos, alimentos y medicinas, cuya venta se concentra además en tiendas en divisas a las que no tienen accesos la mayoría de los cubanos, que cobran sus salarios en moneda nacional.

Las acusaciones del gobernante cubano recibieron pronta réplica del secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, quien tachó de “grave error” acusar a su país de estar detrás de las protestas, a las que definió como “reflejo” de un pueblo “profundamente cansado” y de “la mala gestión y represión” de las autoridades cubanas.

Libertad”, “Abajo la dictadura”, “Abajo el comunismo”, “Patria y vida”, “No más mentiras”, “Fuera las tiendas MLC” o “Que se vayan” fueron algunas de las consignas más repetidas en la inédita jornada, en la que se vivieron choques entre los manifestantes y brigadas de defensores del Gobierno que al grito de “Yo soy Fidel” iban llegando a bordo de autobuses a los puntos calientes de protestas.

Las protestas antigubernamentales ocurridas la víspera en varios puntos de Cuba son las más fuertes que han tenido lugar en la isla desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, cuando centenares de personas salieron al célebre paseo marítimo de La Habana en medio de las penurias del llamado “periodo especial”.


También le puede interesar:

Noticias relacionadas