Guaidó intentará entrar a la Asamblea como su presidente legítimo

Lo último

Autor:

Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

6 Ene - 16:45

El líder opositor venezolano Juan Guaidó ofrece una rueda de prensa este lunes 6 de enero de 2020, en Caracas. - Foto: EFE

Guaidó intentará entrar a la Asamblea como su presidente legítimo

Autor:

Agencias / Redacción Primicias

Actualizada:

6 Ene - 16:45

El líder opositor Juan Guaidó anunció que acudirá el martes 7 de enero de 2020 a la Asamblea Nacional para intentar comenzar el año legislativo como titular del organismo.

Esto luego de que el domingo 5 de enero las fuerzas del orden le impidieran entrar al recinto mientras el chavismo elegía a otro diputado como jefe del Parlamento. “No es el Parlamento lo que está en juego, es el país, es la República”, dijo en una rueda de prensa.

Guaidó indicó que un grupo de estudiantes acompañará a los diputados y pidió a la sociedad que se una. Aseguró estar dispuesto a “arriesgarse” a entrar a la sede del Parlamento, luego de que recibiera empujones y golpes por parte de militares que le negaron el acceso.

Los militares que custodian el lugar, dijo, “deben tomar una decisión mañana” pues ya “fueron cómplices de la dictadura”, cuando sin votación nominal el chavismo y un pequeño grupo de diputados disidentes de la oposición eligieron como presidente del Parlamento a Luis Parra, señalado de corrupción el mes pasado.

Los diputados chavistas votaron el domingo por el opositor Luis Parra como nuevo presidente del Parlamento, mientras las fuerzas policiales impedían a golpes acceder al hemiciclo a Guaidó.

Horas después, sin embargo, Guaidó fue reelegido como líder de la cámara en una improvisada sesión en la sede del diario El Nacional, a la que acudieron unos 100 diputados.

“No tienen ni cómo instalar quórum”, advirtió el opositor en alusión al total de diputados que lo contrarían y que, aseguró, son menos de 84, el mínimo requerido para iniciar una sesión legislativa.

Adelantó que si mañana “el régimen de Maduro quiere otra vez impedir su ingreso a la sede del Parlamento”, él, como jefe de ese cuerpo puede convocar sesiones en cualquier otro recinto o ciudad, tal y como hizo para la sesión en la que resultó reelecto.

Ecuador no tardó en reaccionar: “los eventos propiciados por el régimen de Nicolás Maduro constituyen un nuevo atentado contra la democracia en Venezuela y se suman a recientes acciones coercitivas del régimen”, dijo la Cancillería de Ecuador en un comunicado.

El documento agregó que Ecuador “expresa su rechazo por el abusivo uso de la fuerza por parte del régimen de Nicolás Maduro para impedir el acceso de los diputados de oposición a la Asamblea Nacional”, lo que “priva de legitimidad a la elección” efectuada el domingo.

Parra anuncia “nueva agenda parlamentaria”

El legislador Luis Parra (c) llega el lunes 6 de enero de 2020 al Parlamento para una rueda de prensa en Caracas.

El legislador Luis Parra (c) llega el lunes 6 de enero de 2020 al Parlamento para una rueda de prensa en Caracas. EFE

De su parte Luis Parra, el diputado designado por el oficialismo como jefe del Congreso de Venezuela, dijo el lunes 6 de enero de 2020 que entre las prioridades de la nueva agenda parlamentaria está renovar a las autoridades electorales para realizar elecciones “libres y limpias”.

Parra, expulsado del partido opositor Primero Justicia a fines del 2019 por denuncias de corrupción, fue nombrado el domingo 5 de enero de 2020 por el oficialismo como nuevo jefe del Congreso en una reunión en la que militares armados impidieron que los opositores ingresaran al edificio legislativo a votar.

Tras la maniobra oficialista, el líder opositor Juan Guaidó replicó con una sesión en otro sitio de Caracas en la que fue reelegido por un año con 100 votos, de 167 posibles, como jefe de la Asamblea Nacional y recibió el apoyo de países de la comunidad internacional.

Parra niega las acusaciones en su contra y sostiene que sigue siendo opositor, ratificó que no hubo irregularidades en su elección que ganó con 81 votos, aunque dijo que no disponía de inmediato del acta electoral del acto que fue a mano alzada y no nominal.

El diputado dijo que su objetivo es acabar con “la política de la polarización” y lograr el “anhelo en la calle” de la renovación de las autoridades electorales, consideradas como afines al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Estados Unidos aumenta la presión

El Gobierno de Estados Unidos amenazó con más sanciones al Gobierno de Nicolás Maduro, y aseguró que incrementará la ayuda económica y diplomática para la oposición, liderada por Juan Guaidó, reconocido como presidente interino por cerca de 60 naciones.

“EE.UU. hará más para ayudar a la Asamblea Nacional y su liderazgo legítimo, así como los esfuerzos del pueblo venezolano mediante una mayor presión contra la dictadura, sus líderes y aliados, dentro y fuera de Venezuela“, avisó el enviado especial para Venezuela, Elliott Abrams, en una rueda de prensa.

Además recordó que el Congreso estadounidense ha aprobado USD 400 millones de ayuda para la oposición liderada por Guaidó y adelantó que Washington intentará convencer a otros países para que ofrezcan apoyo político, diplomático y financiero a las fuerzas opositoras.

“También estamos evaluando sanciones adicionales, sanciones personales, sanciones económicas que creemos que traerán más presión al régimen”.

Abrams no ofreció más detalles sobre esas sanciones, aunque desde hace tiempo las autoridades estadounidenses han criticado a la petrolera estatal rusa Rosneft, que participa en Venezuela en numerosos proyectos de extracción junto a la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

El enviado especial, además, reconoció que Washington cometió un error al “subestimar la importancia del apoyo ruso y cubano al régimen” y aseguró que ambos países han probado ser “importantes pilares” para el Ejecutivo de Maduro.

Estados Unidos fue el primer país que reconoció en enero de 2019 a Guaidó como presidente interino de Venezuela y, desde entonces, ha emprendido una campaña destinada a derrocar a Maduro mediante la imposición de sanciones contra empresas y funcionarios, incluido el hijo del presidente, Nicolás “Nicolasito” Ernesto Maduro Guerra.

Este domingo, los diputados chavistas de la AN eligieron como presidente del organismo a Luis Parra, antiguo miembro del partido opositor Primero Justicia, en un bronco y breve debate al que no llegaron ni Guaidó ni un grupo de diputados, a los que la Policía impidió la entrada.

Después de que se le impidiera la entrada, Guaidó celebró una sesión de la Asamblea Nacional en un periódico y resultó elegido presidente del órgano legislativo.

Poco después de esos sucesos, el Gobierno de EE.UU. anunció que seguiría reconociendo a Guaidó como presidente interino de Venezuela y que consideraba “una farsa” la votación de los diputados chavistas.

Noticias relacionadas