Ellas quieren encabezar el podio del  Huairasinchi 2020

Contenido Patrocinado

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

11 Nov 2020 - 15:44

Ellas quieren encabezar el podio del Huairasinchi 2020

Autor:

Redacción Comercial

Actualizada:

22 Dic 2020 - 8:51

¿Cuáles son sus planes para los primeros días de diciembre? Pues le contamos que en esas fechas, las cuatro integrantes del equipo Halls estarán compitiendo una carrera que no solo desafía a su físico sino también a su mente.

Huairasinchi es una competencia de aventura que empezó en 2003 y su nombre proviene de una palabra Kichwa que significa “La fuerza del viento”.

Este año, Carolina Burgos, Cristina Ávila, Tatiana Calderón y Carolina Sánchez, integrantes del Team Halls, participarán de esta carrera que representa la oportunidad de vivir su amor por el deporte, mientras recorren los paisajes de un país que califican como maravilloso.

En su página web, el Huarasinchi menciona que su fin es promover el respeto y la protección de la naturaleza, y llevar un mensaje de conservación.

Esta es una competencia que engloba varias disciplinas deportivas como: bicicleta de montaña, trekking, remo, cuerdas y orientación.  Generalmente se compite en equipos de cuatro personas que pueden ser de mujeres, de varones o mixtos.

Amor a la aventura y a la naturaleza

Para las integrantes de equipo Halls, las competencias de aventura no son un tema nuevo; de hecho, algunas ya participaron en la edición anterior del Huarasinchi.  Saben que se trata de un recorrido difícil que demanda un amor genuino por la naturaleza, el deporte y la aventura.

“Por lo tanto, no vas por moda, porque un Huairasinchi te pone a prueba y te saca de tu zona de confort”, recalca Cristina Ávila.

Por eso, la edición 2020, a más de desafiarlas, las motiva a ser la inspiración de sus hijos, de sus familias y ¿por qué no? de otras mujeres. 

“Cuando nos unimos somos súper poderosas”, dice Ávila. Sus palabras recogen la experiencia de los entrenamientos en grupo durante la madrugada, en los que han podido ser testigos de la naturaleza en su más puro estado. 

Un camino marcado por los desafíos

Carolina Sánchez comenta que “los lugares que conocemos son mágicos, alucinantes y en ellos aprendemos a valorar y a conocer nuestro país. Hay mucha gente que me dice: ‘estás loca, cómo vas a estar sola en la noche, en el páramo’.  Y no es que esté loca, sino que disfruto, respeto y me complemento con la naturaleza”.

Ella es la navegante del grupo.  Este es un rol indispensable en un Huairasinchi, porque es quien interpreta el mapa y las coordenadas que guiarán al equipo durante la competencia.

Todas las integrantes del equipo Halls tienen muy claro que el Huirasinchi  es muy demandante, tanto física como mentalmente. “Porque aparte de ser deportistas somos profesionales con obligaciones laborales. Algunas también tenemos hijos y al terminar el entrenamiento tenemos que ayudarlos a hacer deberes y luego darles de cenar”, explica Carolina Sánchez. 

Pero la pasión es el motor que las impulsa.  Así lo expresa Tatiana Calderón, quien ha participado también en competencias con equipos mixtos, donde los hombres pueden ser un apoyo en temas mecánicos.  “De ahí que al formar un equipo solo de mujeres estamos tomando nosotras todas las riendas del camino y eso nos ayuda a vencer nuestras barreras.  Todo esto mientras disfrutamos del trayecto, de la conexión con el equipo y con el entorno”.