Abad: Ojalá partidos fuertes tengan bloques importantes en la Asamblea

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Feb 2021 - 13:09

Abad: Ojalá partidos fuertes tengan bloques importantes en la Asamblea

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

7 Feb 2021 - 14:49

Matías Abad, experto en Estudios Latinoamericanos y columnista de PRIMICIAS, analiza el panorama que le espera al próximo Presidente de la República, así como a la Asamblea Nacional.

El analista político y máster en Estudios Latinoamericanos por la Universidad de Salamanca asegura que, además de los retos sociales y económicos, el próximo Presidente de Ecuador tiene una tarea urgente: “la voluntad política para convocar a un amplio diálogo social para lograr consensos mínimos“.

Abad conversó con PRIMICIAS al inicio de la jornada electoral:

¿Qué se juega Ecuador en estas elecciones?

Una de las características de este proceso ha sido el altísimo nivel de indecisión, sin precedentes frente a elecciones anteriores, y eso hace que las encuestas tampoco tengan la validez que quisiéramos.

En el último día que se podían presentar resultados, el nivel de indecisión superaba el 40%. Eso quiere decir que cualquier cosa puede pasar.

Hoy llegamos a las elecciones con mucha apatía, con pesimismo y desánimo. Ha habido una convergencia de varias situaciones que hacen que los ecuatorianos no tengan el entusiasmo de otras elecciones: la pandemia, los últimos casos de corrupción, la crisis de representatividad de las instituciones del Estado.

Pero, hay que evidenciar que el futuro de nuestras familias, de nuestros derechos individuales y libertades está en función de a quién elijamos el día de hoy. Los políticos son los que definen las reglas de juego y cuáles son los derechos y las libertades que vamos a tener como ciudadanos y como sociedad.

Una de las características de este proceso ha sido el altísimo nivel de indecisión, sin precedentes frente a elecciones anteriores.

¿Cuáles son los retos de los nuevos gobernantes?

El primero será enfrentar con eficacia el proceso de vacunación contra el Covid-19. Si no estamos inmunizados difícilmente vamos a cumplir otros objetivos.

Paralelamente, el binomio que resulte ganador deberá sentar las bases para generar crecimiento económico, fuentes de empleo, facilitar el comercio, la inversión y el trabajo, que es uno de los ofrecimientos que, prácticamente, todos los candidatos hicieron.

Y agregaría algo: urge recuperar la unidad social.

En este proceso electoral hemos sentido que los partidos y sus seguidores no son adversarios, sino enemigos. El éxito de un grupo está en función del fracaso del otro. Hemos comprobado que, para cada bando, el fin justifica los medios.

El nuevo mandatario debe tener la capacidad, la experiencia y, sobre todo, la voluntad política para convocar a un amplio diálogo social para lograr consensos mínimos.

El país necesita unirse para combatir a los verdaderos enemigos de los ecuatorianos que son el coronovirus, el desempleo, la inseguridad, la corrupción, el resentimiento que tenemos y la polarización entre ciudadanos.

Urge recuperar la unidad social.

El mayor reto será la gobernabilidad precisamente por ese escenario fragmentado.

Se va a lograr gobernabilidad únicamente si se convoca a un gran diálogo social y logramos acercar los intereses para consensuar un gran acuerdo nacional.

Por la estructura como se definió la asignación de escaños en este proceso electoral, vamos a tener una amplia variedad de representantes de diversos sectores y organizaciones políticas.

Entonces, la gobernabilidad se va a complicar si es el presidente que sea elegido no convoca desde un inicio a un diálogo social que permita generar una mayoría representativa.

Se va a lograr gobernabilidad únicamente si se convoca a un gran diálogo social.

¿Cuál sería la diferencia con el llamado que Lenín Moreno hizo a un gran diálogo nacional y que dejó pocos resultados?

La forma como llegó Moreno al poder y cómo mutó sus posiciones y su proyecto generaron desconcierto en un lado y otro.

Este momento tenemos candidatos con posiciones bastante claras y más bien esas posiciones deben ir entendiéndose y poniéndose en el lugar de los otros de manera de que podamos encontrar un punto de convergencia.

El escenario está bastante polarizado, pero sabemos que los acuerdos se dan en la mitad.

¿Qué se puede esperar de la conformación de la Asamblea?

Hay realidades provinciales que son interesantes.

Parecería que el voto que alguien asigne a un candidato presidencial, automáticamente va a endosarse en su lista de asambleístas, pero hay candidatos provinciales que pueden tener una representatividad interesante y ser elegidos.

Eso va a hacer que la composición del Legislativo sea aún más dispersa y cueste generar consensos y generar gobernabilidad.

Habrá procesos de negociación duros y, cuando eso pasa, empiezan a aparecer circunstancias que no queremos: negociaciones de votos por cargos, puestos.

Esperemos que los partidos fuertes tengan bloques importantes para que la negociación y los acuerdos puedan darse rápidamente y puedan darle gobernabilidad al Presidente de la República.

Mire aquí la entrevista completa:

Noticias relacionadas