ANT en Guayas y Manabí fue eslabón en red corrupción desde 2018

Política

Autor:

Allen Panchana Macay

Actualizada:

19 Sep 2020 - 0:05

ANT en Guayas y Manabí fue eslabón en red corrupción desde 2018

Autor:

Allen Panchana Macay

Actualizada:

19 Sep 2020 - 0:05

La Agencia en Guayas y Manabí era un nido para conseguir dinero ilícito, admite el detenido exlegislador Daniel Mendoza. El actual director de la institución, Juan Pazos, dice que cambiaron a los funcionarios en esas provincias en febrero de 2020.

La Fiscalía investiga otro rentable reducto de corrupción que, entre 2018 e inicios de 2020, servía a la red de los ahora exasambleístas Daniel Mendoza y Eliseo Azuero: la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) en Guayas y Manabí.

Juan Pazos Carrillo asumió la dirección de la ANT a finales de febrero de 2020.

En entrevista con PRIMICIAS el viernes 18 de septiembre de 2020, Pazos asegura que lo primero que hizo al llegar al cargo fue cambiar a los funcionarios en todo el país, particularmente en Guayas y Manabí.

Daniel Mendoza reconoce en sus declaraciones juramentadas que tenía en ambas provincias una estructura para cobrar coimas a través de la ANT.

“Eso se acabó. Hemos traído un personal técnico para frenar cualquier acto ilegal en todas las provincias. Estamos dispuestos a colaborar con la justicia y apoyar en todo lo que sea necesario”, reitera Pazos.

La Fiscalía deberá determinar responsabilidades y potenciales delitos cometidos por exfuncionarios de esta entidad en la anterior administración.

En junio de 2020 versiones de los 20 detenidos por el caso de corrupción en el nunca construido hospital de Pedernales -reparto de la casi tercera parte de los USD 8,2 millones de anticipo- apuntaban a que el dinero decomisado en Manabí correspondía a las coimas conseguidas a través de la ANT.

Una pista que, sin embargo, la Fiscalía no había seguido. Hasta ahora.

Por la boca muere el pez

El detenido exasambleísta Daniel Mendoza Arévalo, una de las cabezas de la red de corrupción, dio más detalles de la trama el 15 de septiembre de 2020.

Fue durante la tercera ampliación de su declaración ante la Fiscalía, en Quito.

Allí admitió que “espacios como la ANT generan ingresos  provenientes de trámites. Ha sido un intento de recaudar fondos para el movimiento político Mejor, del cual soy su presidente y mi asesor (Jean Carlos Benavides, también preso), es el secretario”.

Mendoza también agrega: que en “las fotos que encontraron en el teléfono entregado en julio de 2020 constan los nombres de varios asambleístas, a los que se ha asignado cuotas de la ANT en sus provincias“.

El exlegislador se autoincrimina en varias ocasiones y también culpa al exasambleísta Eliseo Azuero y, con más detalles, a su mejor amigo, compadre y asesor político: Jean Carlos Benavides.

Daniel Mendoza se refiere en la declaración a los casi USD 600.000 en efectivo hallados por las autoridades en un vehículo Toyota Fortuner (de allí el nombre del operativo, Fortuner) en el que se movilizaba Benavides y también en la casa de este en Calceta, cabecera cantonal de Bolívar.

“El dinero encontrado en posesión de mi asesor Jean Carlos Benavides corresponde en su mayoría a dinero proveniente de la cuota política de ANT  que me fue asignada”.

Daniel Mendoza, exasambleísta, hoy preso, en su declaración a Fiscalía.

El modus operandi

Altos miembros del Gabinete del presidente Lenín Moreno han informado a PRIMICIAS que al interior del régimen ya se conocía lo que ocurría en la ANT.

Un ministro narra que la red de corrupción de Mendoza y de Azuero se enquistó en la ANT a inicios de 2018.

Ese año fue designado Fabián Atilio Zambrano Intriago como Director Provincial del Manabí de la ANT, era un funcionario cercano a Mendoza y parte de su cuota política.

Una parte de las coimas -explica la fuente- se conseguía por los trámites de tránsito. “Para obtener una licencia sin turno, sin cita y en cuestión de minutos, se pagaba USD 100”.

El ministro entrevistado, que prefiere la reserva de su nombre, también revela que el monto más representativo de las coimas en la ANT, tanto en Manabí como en Guayas, provenía de la extorsión para entregar frecuencias a cooperativas intercantonales o interprovinciales.

“Una ampliación de frecuencias, es decir, un cupo más que le den a una cooperativa de transporte para un turno nocturno costaba entre USD 15.000 y USD 20.000. La mano de Mendoza se extendía por las agencias cantonales de la ANT. Todo ese dinero lo recaudaba Jean Carlos Benavides”, explica.

Lo que dice la fuente coincide con la misma declaración de Daniel Mendoza.

El alto funcionario del Ejecutivo precisa que, por coimas, Benavides podía llegar a recaudar entre USD 30.000 y USD 50.000 al mes y hace una precisión:

“Eso sin considerar el dinero que recogían los funcionarios de la ANT que recibían coimas en los llamados ‘operativos de control de certificados de operación‘, que hacen conjuntamente con la CTE (Comisión de Tránsito del Ecuador), y a veces con el MTOP (Ministerio de Transporte y Obras Públicas)”.

“Estos agentes deben cumplir con una meta de recaudación, según lo ordenado”.

PRIMICIAS buscó una versión del Ministro de Transporte, Gabriel Martínez, el viernes 18 de septiembre de 2020, pero no obtuvo respuesta.

También intentó contactar al exdirector provincial de la ANT en Manabí, Fabián Zambrano Intriago, pero no hubo respuesta hasta el cierre de esta edición.

Noticias relacionadas