Una Asamblea poco productiva y sin agenda clara caracteriza el primer mes de Litardo

Política

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

23 Jun - 11:10

El presidente de la Asamblea, César Litardo, se declara en comisión general para condecorar al doctor KléberValencia, por su vocación de servicio y entrega a las causas sociales. - Foto: Flickr Asamblea Nacional

Una Asamblea poco productiva y sin agenda clara caracteriza el primer mes de Litardo

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

23 Jun - 11:10

El 14 de junio de 2019 se cumplió un mes de la elección de César Litardo como presidente de la Asamblea, en este tiempo no se ha dado cumplimiento a ninguno de los 10 puntos del acuerdo entre los bloques de Alianza País, CREO, BIN y BADI y el Legislativo sigue sin tener una agenda clara.

El acuerdo de mayoría también dio paso a la designación de Patricio Donoso (CREO) en la Primera Vicepresidencia y de César Solórzano, de las filas de Sociedad Patriótica, como segundo vicepresidente.

Y garantizó al oficialismo el control del Consejo de Administración Legislativa (CAL).

Sin embargo, este mes no ha sido auspicioso. Ni siquiera el primer punto del acuerdo, referido a la creación de una propuesta de reforma de las competencias del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) ha avanzado, esto desde que la asambleísta Wilma Andrade realizó un planteamiento en el anterior periodo de sesiones.

Acuerdo legislativo entre los bloques AP, CREO, BADI, y BIN.

Acuerdo legislativo entre los bloques AP, CREO, BADI, y BIN.  Asamblea Nacional

Durante este primer mes, la Asamblea solo aprobó siete resoluciones, es decir, exhortos que son catalogados por muchos asambleístas como ‘saludos a la bandera’.

Cuatro resoluciones fueron para solicitar la comparecencia de ministros. La Asamblea también aprobó una ‘fe de erratas’ para restituir dos leyes en materia tributaria, que habían sido derogadas durante la aprobación de la Ley del Anciano.

¿Gobernabilidad? 

En la declaración de principios, el acuerdo de mayoría habla de gobernabilidad, de fijar una agenda legislativa pragmática y de realizar una fiscalización oportuna.

El juicio político a la excanciller María Fernanda Espinosa prometía ser ese gran ‘estreno’ de la fiscalización en tiempos de Litardo.

En cambio, el proceso a Espinosa solo sirvió para mostrar las costuras del bloque oficialista, que fue incapaz de votar unido por la censura de la ex canciller.

La división de la oficialista AP, sumada a la abstención del correísmo, salvaron a la exfuncionaria.

Con los votos divididos de Alianza País y la abstención del correísmo, María Fernanda Espinosa se salvó de la censura.

Con los votos divididos de Alianza País y la abstención del correísmo, María Fernanda Espinosa se salvó de la censura. Flickr Asamblea Nacional

Y el resultado del juicio a Espinosa casi da al traste con el acuerdo de mayoría.

Eliseo Azuero, del BADI, declaró que su bancada estaba por salirse del acuerdo. Desde el correísmo, Marcela Aguiñaga, comentaba que la mayoría estaba pegada con plastilina.

Litardo no puede quejarse de falta de quórum, siempre ha asistido a las sesiones el número de asambleístas suficientes para aprobar las resoluciones y exhortos.

De igual forma en los primeros debates de las Leyes de Tránsito y la reforma al artículo 5 de la Ley de Comunicación, que rectifica el ‘error’ de haber dejado con vida el precepto de que la comunicación es un servicio público.

No hay claridad en la agenda

En la agenda legislativa todavía no hay claridad, a pesar de que desde el Ejecutivo se habla del inminente envío de una reforma tributaria y una reforma laboral.

Esto, sin contar con que hasta febrero de 2020 deberán estar aprobadas las reformas al Código de la Democracia.

PRIMICIAS consultó sobre el tema al integrante del CAL, Carlos Cambala, quien dijo que en esa instancia legislativa apoyarán todas las leyes necesarias para resolver los problemas del país.

AP patea el tablero y demora elección en tres comisiones

Las fisuras dentro del bloque de Alianza País (AP) se hicieron evidentes a dos días de la posesión de las nuevas autoridades del Legislativo, al no respetarse el acuerdo en la designación de presidentes y vicepresidentes de tres comisiones.

Sobre todo en la elección del socialcristiano Vicente Taiano como presidente de la Comisión de los Trabajadores, con el apoyo de varios asambleístas de AP que dieron la espalda a María José Carrión, quien venía de presidir la Comisión de Fiscalización.

El pacto tampoco funcionó para los asambleístas de CREO Jeanine Cruz, quien estaba destinada a presidir la Comisión de Educación, ni para Héctor Yépez, en la de Gobiernos Autónomos.

Como represalia, el CAL desconoció las designaciones y se creó un problema de ingobernabilidad que apenas fue resuelto el martes 18 de junio y, aunque finalmente se cumplió lo pactado, Cruz tuvo que hacerse a un lado en la presidencia de Educación.

Aunque María José Carrión se salió con la suya y logró ser designada presidente de la Comisión de los Trabajadores, es cuestionada dentro del bloque.

Lo mismo ocurre con la vicepresidente, Karina Arteaga, quien fuera denunciada en la Fiscalía por supuestos cobros de ‘diezmos’ a una asesora.

  • Jimmy Candell (BIN) y Jeanine Cruz (CREO), ocuparán la presidencia y vicepresidencia de la Comisión de Educación.
  • Héctor Yépez (CREO) y Wilma Andrade (BIN), fueron designados presidente y vicepresidente de la de Gobiernos Autónomos.
Noticias relacionadas