Los ‘buenos oficios’ de Pamela Martínez en el caso Mazoyer

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

5 Ago - 19:12

La audiencia pedida por la defensa de Laura Terán, para revisar las medidas cautelares, será en la Corte Nacional de Justicia, en Quito. - Foto: Flickr CNJ.

Los ‘buenos oficios’ de Pamela Martínez en el caso Mazoyer

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

5 Ago - 19:12

Ni siquiera el doloroso caso Mazoyer se libró de la influencia del gobierno de Rafael Correa en la justicia. La exasesora presidencial, Pamela Martínez, le tenía el “ojo puesto” a los jueces de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) que tuvieron a cargo el juicio en la instancia de casación.

Hacia finales de 2014 e inicios de 2015, el presidente Rafael Correa quería asegurar una sentencia a favor de la familia de Charlotte Mazoyer.

La ciudadana francesa murió en la clínica Pichincha, el 9 de diciembre de 2009, lugar al que fue llevada tras ser asaltada y herida de bala en el sector de Guápulo, al oriente de Quito.

Su familia inició un proceso judicial en contra de un médico de la casa de salud aduciendo que no la atendió oportunamente.

  • El 1 de marzo de 2016. La Sala Penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) refrendó, en casación, otras sentencias de instancias previas
  • El fallo fue por negativa de atención en situación de emergencia.  
  • A finales de 2014. Emiliano Donoso, abogado de la familia Mazoyer, temía un fallo desfavorable.
  • Tres jueces integraban la Sala. donoso creía que dos (mayoría) sentenciarían en contra.

Mensajes van y vienen

Sobre el caso hubo un intercambio de mensajes de texto entre Donoso y Pamela Martínez, entonces asesora del despacho de Rafael Correa.

Actualmente ella está detenida e implicada por Fiscalía en un listado de 22 personas por el caso ‘Sobornos 2012 – 2016′.

PRIMICIAS tuvo acceso a los mensajes extraídos del PIN de Blackberry de Martínez.

El 22 de diciembre de 2014, ella escribió a Donoso que era “vox populi” que dos jueces de la CNJ formaron un grupo “para favorecer a los de la clínica a cambio de USD 300.000″. 

“Esto me pone los pelos de punta”, decía la funcionaria. Él, por su parte, respondió: “Uyyyy. Dios mío”.

Martínez replica: “Yo le voy a contar esto a Néstor”, en alusión a Néstor Arbito, en esa época vocal del Consejo de la Judicatura (CJ).

Y Donoso pide a Martínez que hable con uno de los jueces: “Ayúdeme…, por favor háblele y coméntele (sic) lo del presidente (Rafael Correa) que le dio luz verde para que nos ayude…”, dice el abogado. 

La mujer indica que ya hizo la advertencia, pero Donoso requiere que insista antes del 5 de enero de 2015, cuando uno de los jueces que -suponía- iban a recibir la coima tenía previsto salir de la CNJ.

Sobre el tema hubo otras charlas en los días siguientes. Por coincidencia, la Judicatura llevaba adelante un concurso para renovar una parte de los jueces de la CNJ.

El 4 de enero, otro chat: “Él sabe que se juega su puesto”, dice Pamela en relación a uno de los jueces… “Salvo que sepa que no lo renuevan, si el rumor es cierto”, añade Donoso.

El abogado remata: “Por fa, si habla cuénteme para ver si no está con nosotros intento un diferimiento o me invento algo, mil gracias por todo”.

El 5 de enero, Martínez indica a Donoso que el fallo saldría “apegado a derecho”. Él pregunta “¿Y eso es bueno o malo? Jajajaja. Respuesta: “Sííí, es bueno”.

Donoso: “un funcionario de Presidencia estaba tras el tema”

Este lunes 5 de agosto de 2019, Donoso dijo a PRIMICIAS que en esa época conoció que la clínica ofreció a dos jueces USD 300.000 para obtener un fallo favorable.

Según sus pesquisas, funcionarios de la Presidencia y de la Vicepresidencia de la República realizaban gestiones a favor de los representantes de la clínica.

“Me enteré que el abogado Wilson Zamora (trabajaba en el despacho de Martínez) era la persona dispuesta para convencer a los jueces de fallar en contra de lo que considerábamos justo”, indicó.

Por eso contactó a Martínez a quien conocía por temas académicos y de consultas jurídicas en el ámbito penal, añadió. “Yo quería decirle que sabía que uno de sus funcionarios estaba tras el tema”, dice.

En paralelo, Donoso acudió a la oficina de Vicente Peralta, también asesor de Carondelet, “porque entendía que funcionarios de la Presidencia presionaban a favor de la clínica”. 

Otro asesor sabía del tema

“Peralta me dijo el presidente sabe de estos hechos y me ha dicho que denuncie… esto le conté a Pamela”, asegura.

El día y hora de la audiencia Donoso se opuso a la instalación.

Después de un tiempo la Judicatura sacó a los jueces de la Corte; otros cinco fueron relevados. Finalmente cambió la integración de la Sala Penal.

A la postre, el médico sentenciado presentó un recurso extraordinario de revisión y el 18 de febrero de 2017 fue declarado inocente.

Noticias relacionadas