Celac: críticas y rechazo a los mandatarios de Venezuela, Nicaragua y Cuba

Política

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

18 Sep 2021 - 15:36

Sesión de la cumbre presidencial de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en Palacio Nacional de la Ciudad de México, el 18 de septiembre de 2021. - Foto: Secretaría de Relaciones Exteriores

Celac: críticas y rechazo a los mandatarios de Venezuela, Nicaragua y Cuba

Autor:

EFE / Redacción Primicias

Actualizada:

18 Sep 2021 - 15:36

La cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) estuvo marcada por la propuesta de crear un tratado económico regional, así como por el rechazo a la presencia de los líderes de tres Gobiernos.

Los presidentes latinoamericanos abogaron por una integración política y económica de la región durante la VI cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se realizó en México este 18 de septiembre.

Pese a los llamados de integración no hubo iniciativas concretas, aunque se mostró la voluntad de impulsar la recuperación económica afectada por la pandemia.

El presidente mexicano y anfitrión de la cita, Andrés Manuel López Obrador, destacó la necesidad de “construir en el continente americano algo parecido a lo que fue la comunidad económica que dio origen a la actual Unión Europea (UE)”.

También acotó que, en cuanto a lo económico y comercial, sería necesaria la firma de un acuerdo entre los países de la región con Estados Unidos y Canadá, con el objetivo de fortalecer el mercado interno del continente.

Como en toda cumbre presidencial, los tintes políticos no faltaron y las tendencias se dividieron entre el apoyo y rechazo a tres Gobiernos en concreto: Venezuela, Nicaragua y Cuba.

A los líderes de estos países se los cuestionó por la legitimidad de sus gobiernos y el tratamiento de los derechos humanos.

Reacciones ante la presencia de Maduro

La presencia del presidente venezolano, Nicolás Maduro, motivó que el mandatario de Paraguay, Mario Abdo Benítez, destacara que su participación en la reunión no significaba el reconocimiento del gobierno de Maduro.

Además, dijo que el papel de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la propia Celac deben ser potenciadas para que la región sea fortalecida. Pero criticó que el acceso a las vacunas contra el Covid-19 no fue “justo, equitativo y oportuno”.

Igualmente, el primer ministro de Uruguay, Luis Lacalle, señaló que su participación como país no significaba ser complaciente con gobiernos como los de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Lacalle indicó que en estos países “no hay democracia plena”, y se usa un aparato represor para callar protestas y no se respetan los derechos humanos.

En esa misma línea actuó Colombia, que a través de la Cancillería rechazó la participación del presidente venezolano Maduro en la cumbre.

Por su parte, Maduro expresó que la OEA ve a América Latina como el “patio trasero” del continente. Incluso propuso que se evalué la constitución de una secretaria general de la Celac, “que la dotemos de suficiente poder para que lleve las riendas”.

La presencia y peticiones sobre Cuba también generaron controversias en la Celac. Es así que el presidente cubano, Miguel Diaz-Canel, denunció la “oportunista campaña de intereses de Estados Unidos contra Cuba”, al tiempo que criticó el embargo impuesto.

El propio Mandatario mexicano ha demandado el levantamiento del embargo en intervenciones anteriores.

Reactivación de las economías 

Otro tema que acaparó la cita fue la necesidad de reactivar la economía de la región, muy impactada por la pandemia de Covid-19.

Por ello, el presidente peruano, Pedro Castillo, propuso que la Celac concrete iniciativas “para que los pueblos cuenten con la financiación internacional“.

De igual manera, el presidente ecuatoriano, Guillermo Lasso, expresó su apoyo a la propuesta de México, de convertir a la región en algo similar a la Unión Europea.

Además Lasso afirmó que la primera versión de la UE se dio porque “su integración fue social y luego económica”. Y aseguró que el mundo solo escuchará a la región “cuanto tengamos mercados comunes”.

Mientras que Alejandro Giammattei, presidente de Guatemala, coincidió con Lasso y expresó que el camino hacia la recuperación es cuesta arriba, pero costará más “si no logramos plena integración”.

Noticias relacionadas