La ministra de Salud “juega de local” en la comisión de fiscalización

Política

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

29 May - 19:28

La ministra de Salud, Verónica Espinosa, durante su comparecencia en la comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional. - Foto: Ana Angulo

La ministra de Salud “juega de local” en la comisión de fiscalización

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

29 May - 19:28

La Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, que reproduce la coalición Alianza País (AP)-Aliados, CREO, BIN y BADI, recibió en un ambiente cálido a la ministra de Salud, Verónica Espinosa, durante su comparecencia para responder sobre presuntas irregularidades en la compra de medicamentos.

El llamado a la ministra, Verónica Espinosa, giró en torno a las denuncias realizadas por el portal La Posta sobre la compra y utilización de miles de pruebas para detectar VIH que en muchos casos dieron resultados equivocados. También informó sobre la administración de ciertos productos adulterados.

Tras dar lectura a una amplia presentación de diapositivas, la ministra negó tener alguna responsabilidad en la adquisición de las pruebas VIH por cuanto el contrato se hizo mediante una cooperación internacional con el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) el año 2016 cuando ella no estaba al frente del Ministerio de Salud.

También deslindó la responsabilidad de esa cartera en cuanto al control de los medicamentos, y atribuyó todo el peso de ese trabajo a la Agencia de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA), en cuya gestión no interviene el Ministerio, dijo.

Esto, a pesar de que el director ejecutivo es designado por un Directorio integrado por tres ministerios, uno de ellos Salud.

A la ministra le funcionó bastante bien la estrategia de trasladar la responsabilidad a ARCSA, por cuanto varios asambleístas coincidieron en señalar que a ella no le correspondía dar la cara por lo ocurrido sino a los funcionarios de la Agencia.

No obstante, también recibió algunos cuestionamientos por no haber suspendido el uso de las pruebas de VIH y de otros insumos a pesar de haber conocido hace dos años un informe que daba cuenta sobre los problemas.

La ministra Espinosa arremetió contra La Posta, cuyos reportajes calificó como “amarillismo”, “falsedades” y “tergiversaciones” entre otros calificativos, tuvieron efecto entre los asambleístas.

El socialcristiano Fausto Terán felicitó a la ministra y dijo que la ARCSA no hizo adecuadamente su trabajo, mientras Luis Pachala (CREO) formuló varias preguntas que no eran materia de la comparecencia. Aunque al final le pidió tener en cuenta que la responsabilidad final es de la ministra de Salud, por ser representante legal de la institución.

Asimismo, las interrogantes de Ángel Gende y Jimmy Candell (BIN) dieron pie a la reiteración de Acosta en responsabilizar a la ARCSA.

Si bien no causó sorpresa la posición moderada de los integrantes de la mayoría, sí llamó la atención la de Revolución Ciudadana. Carmen Rivadeneira defendió la exposición de la ministra y cuestionó al medio denunciante. Aunque a manera de réplica, Fausto Terán recordó que durante la década pasada la “prensa estuvo secuestrada”.

Finalmente, la comisión resolvió convocar a los periodistas del medio de comunicación que hizo la denuncia, a los directivos de ARCSA, expertos en diagnóstico, prevención y tratamiento de VIH; y, representantes de las personas que viven con ese virus.

Tras la comparecencia de Espinosa se percibió un ambiente poco favorable al juicio político que impulsa la asambleísta independiente, Mae Montaño. Pese a que Luis Pachala se afanó en señalar que una investigación a fondo de lo que ocurre en todo el sistema de salud podría dar lugar a un enjuiciamiento.

Noticias relacionadas