‘Compras corporativas’ de salud empezarían en 2021

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

11 May - 0:10

Revisión del abastecimiento de la farmacia del Hospital Liborio Panchana, en Santa Elena, el 24 de abril de 2020. - Foto: @Salud_CZ5

‘Compras corporativas’ de salud empezarían en 2021

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

11 May - 11:43

Si los planes pasan del papel a la realidad, el país tendrá un sistema de almacenamiento, administración, entrega y compra de medicinas el próximo marzo.

El manejo disperso de las casas de salud de sus bodegas y farmacias es uno de los problemas del sistema de salud pública. Y la intención del Ejecutivo es unificar y reorganizar el sistema de abastecimiento y distribución a escala nacional.

Este cambio de modelo de gestión tiene previsto completar las modificaciones logísticas en el sistema de salud hasta diciembre, preparar la nueva modalidad de adquisición entre enero y febrero, y arrancar aproximadamente en marzo de 2021.

Al menos ese es el plan en el que han venido trabajando ya un año las autoridades de los ministerios de Salud (MSP), Defensa y Gobierno, de los institutos Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), de seguridad social de las Fuerzas Armadas (ISSFA) y de la Policía (ISSPOL) y del Servicio de Contratación Pública (Sercop), entre otros.

Esto fue lo que anunció el Gobierno el 5 de mayo, en medio de una ola de casos de corrupción en las compras públicas por la emergencia sanitaria y que ha sacudido al país y tiene a la Fiscalía allanando oficinas públicas y privadas.

A través del Decreto Ejecutivo 1033, el presidente Lenín Moreno reformó el Reglamento de Contratación Pública para regular la compra de fármacos y bienes estratégicos de salud, como las bolsas para cadáveres.

Este es un primer paso en ese camino para reformar todo el sistema de almacenamiento, administración y entrega de medicamentos.

Silvana Vallejo, directora del Sercop, explica que el decreto da el marco legal para iniciar con el proyecto. Después vendrá la emisión de normativa secundaria, para permitir el cambio de modelo de gestión y adquisición de los medicamentos.

Seamos objetivos, no hemos sido buenos administradores de las bodegas de los hospitales.

Silvana Vallejo, directora del Sercop

Entre los problemas detectados en el manejo de medicamentos e insumos médicos están:

  • Inadecuada planificación.
  • Aglomeración y desorden en el almacenamiento.
  • Infraestructura inadecuada para precautelar los insumos.
  • Almacenamiento inadecuado.
  • Caducidad.
Una imagen de una de las bodegas de medicamentos del IESS, del 24 de enero de 2020.

Una imagen de una de las bodegas de medicamentos del IESS, del 24 de enero de 2020. @IESSec

Es por esto que la intención de las autoridades es:

  • Planificar mejor las compras.
  • Incrementar lugares de entrega de medicamentos a los pacientes.
  • Utilizar los medicamentos de manera correcta.
  • Asegurar su distribución adecuada.
  • Utilizar la tecnología para dar seguimiento al recorrido de los medicamentos.

Los procesos de adquisición de medicamentos

Según la directora del Sercop, este nuevo sistema está previsto que entre en funcionamiento en diciembre. Y la idea es mantener un control de ‘big data’ del inventario nacional de medicamentos.

Para esto la intención es instalar un sistema que permita visualizar en línea todo el proceso: desde el momento en que el médico receta el medicamento, hasta que este llega a manos del paciente y se resta del inventario. Lo mismo con la adquisición de medicamentos para el sistema de salud pública.

Con toda esta reorganización, Vallejo cuenta que el cálculo estimado de ahorro para el estado será de USD 400 millones.

La principal novedad aquí es la ‘compra corporativa’. Esta modalidad de adquisición es nueva en el sistema y fue creada con el Decreto 1033. El objetivo principal, al final de este proyecto en marcha, es que las compras públicas de salud ya no estén dispersas.

Una vez que se consolide el nuevo sistema, los cuatro grandes compradores serán el MSP, el IESS, el ISSFA y el ISSPOL. Ya no habrá compras públicas por cada hospital o centro de salud del país.

“Ya no se dará el dinero a los hospitales para que compren”, explica Vallejo. Ya que con la ‘compra corporativa’ se creará un repertorio de proveedores calificados, con los que se firmará un convenio, y la adquisición se hará con una subasta inversa.

Al final, solamente se pagarán los medicamentos consumidos, una vez que sean entregados al paciente, precisa la funcionaria. Y aclara que la ‘compra corporativa’ no implica la adquisición masiva de medicamentos e insumos.

La compra se realizará de manera planificada y controlada manteniendo stocks adecuados y optimizando las bodegas del sistema público de salud. No se permitirá los “sobre stocks” o desabastecimiento. Y se implementarán fuertes medidas sancionatorias.

Noticias relacionadas