En la UAFE se declaró secreto un contrato con un estudio jurídico estadounidense sin justificación

Política

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

17 Jun - 18:50

El edificio de la Contraloría General del Estado, objeto de ataques. - Foto: Agencia Andes

En la UAFE se declaró secreto un contrato con un estudio jurídico estadounidense sin justificación

Autor:

Estefanía Celi

Actualizada:

17 Jun - 18:50

La Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE) contrató a Hogan Lovells en 2017 para servicios de asesoría y patrocinio jurídico internacional. El documento fue declarado como secreto”, lo que quiere decir que su información no puede revelarse en 10 años. Esta firma también trabajó en un informe para la Vicepresidencia, sobre Glory International y Ricardo Rivera, tío del expresidente Jorge Glas.

La Contraloría presentó este 17 de junio del 2019 el borrador final de un examen especial realizado a la contratación de un estudio jurídico en Estados Unidos a cargo de la Unidad de Análisis Financiero y Económico (UAFE).

El contrato fue declarado como “secreto” sin justificaciones técnicas, de acuerdo con los resultados de la auditoría.

El contrato se firmó el 19 de mayo de 2017, por USD 1 millón, entre la UAFE y el estudio jurídico Hogan Lovells. Su objetivo era “prestar los servicios de asesoría y patrocinio jurídico internacional, respecto de aquellos asuntos que trasciendan fronteras nacionales que pudieran ser relevantes para la UAFE, sus funcionarios y ex funcionarios”.

El proceso, dijo la Contraloría en su informe, no fue publicado en el Sistema Nacional de Compras Públicas.

La UAFE forma parte del Sistema Nacional de Inteligencia. Sin embargo, no toda la información que genera puede ser clasificada como reservada o secreta.

La información que pueda hacer daño a la institución o a sus funcionarios puede considerarse como “secreta”, cosa que a criterio de Contraloría, no se cumplió en este caso.


El objeto del contrato

Todas las empresas estadounidenses que sean contratadas por instituciones de gobiernos extranjeros deben registrarse en el Departamento de Justicia. El contrato con la UAFE es el único que Hogan Lovells tiene registrado.

Según la información entregada al Departamento de Justicia, el estudio jurídico debía brindar apoyo en las actividades de la UAFE y sus intercambios con el gobierno de los Estados Unidos, incluyendo a FinCEN (la Red de Ejecución de Delitos Financieros). Las actividades a las que se comprometieron incluyen participar como representantes de la UAFE en reuniones y comunicaciones con funcionarios del gobierno de Estados Unidos.


Las irregularidades en el proceso de contratación

El proceso de contratación de Hogan Lovells no estuvo publicado en el Portal de Compras Públicas. Pero, además, en el expediente físico, la Contraloría encontró que la información no estaba completa y que no se cumplió con la evaluación de ofertas.

De acuerdo con el informe borrador, la adjudicación al estudio jurídico se dio directamente. En el expediente del proceso, sin embargo, no se encontró la convocatoria a las empresas a presentar propuestas, ni la oferta de Hogan Lovells ni la evaluación de dicha oferta.

Los términos de referencia del contrato hablan de que la empresa que sea escogida debía presentar documentación que pruebe que tiene experiencia de 15 años en patrocinio jurídico internacional y 10 años en temas de lavado de activos y análisis financiero. Esta documentación no consta en los archivos de la UAFE.


Pagos con informes que no coinciden

Por el trabajo, entre mayo y agosto de 2017, la UAFE pagó a Hogan Lovells USD 365.422,50. El pago se hizo mediante tarifa por horas, pero la Contraloría encontró inconsistencias entre los informes del administrador del contrato y la información enviada por el apoderado del estudio jurídico.

En promedio, la firma cobraba entre USD 600 y 800 por hora.

De acuerdo con la información enviada al Departamento de Justicia de Estados Unidos, el pago de ese dinero se hizo el 25 de enero de 2018. En el tiempo que duró el contrato, según lo reportado, Hogan Lovells gastó USD 9.730,20 a nombre de la UAFE en EEUU, en papelería, viajes y transporte.


El reporte del caso Rivera

El exvicepresidente Jorge Glas, sentenciado por asociación ilícita en el caso Odebrecht, dijo durante el proceso judicial que él contrató en enero de 2015 a Hogan Lovells para que hicieran una verificación de datos públicos sobre la vinculación de su tío, Ricardo Rivera, con Glory International. A través de esta empresa se habrían recibido sobornos de la empresa Odebrecht.

“Pedí al estudio jurídico internacional Hogan Lovells verificar si hay algo que podía generar sospecha. Ahora todo se ve mal pero hago notar que en 2015 no había información de las corruptelas de Odebrecht”, dijo Glas el 29 de septiembre del 2017, durante la audiencia de formulación de cargos.

Hogan Lovells además asesoró a Ecuador, en el gobierno de Moreno, para la emisión de USD 2.000 millones en bonos para mercados internacionales.


Noticias relacionadas