Cynthia Viteri ‘endurece’ su imagen como una estrategia política

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Nov 2020 - 0:01

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, durante su enlace radial, este 16 de septiembre de 2020. - Foto: Cortesía Alcaldía

Cynthia Viteri ‘endurece’ su imagen como una estrategia política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

4 Nov 2020 - 0:01

La alcaldesa de Guayaquil muestra un cambio marcado en su forma de vestir, en su discurso y en su narrativa. Dos expertas coinciden en que se trata de una estrategia que responde a la crisis sanitaria y política derivada de la pandemia.

“Dos desafíos, dos batallas, dos siglos de diferencias. El primero fue una revolución hace 200 años y ahora también. ¿Que nos enfrentamos a lo desconocido? Sí, hace 200 años y ahora también. ¿Que en nuestros corazones hubo miedo y lo vencimos? Sí, hace 200 años y ahora también, una y otra vez”. 

Esas palabras fueron parte del discurso de la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, el 9 de octubre de 2020 en la celebración por los 200 años de independencia de Guayaquil.

Enemigo, guerra, batallas, son palabras que Viteri ha repetido a lo largo de 2020. Su discurso parece haberse endurecido.

El 9 de octubre de 2020, Viteri utilizó un vestido celeste que recordaba a Daenerys Targaryen, una de las figuras femeninas más poderosas de la serie épica Game of Thrones.

Su forma de vestir e incluso cómo lleva su cabellera ahora parecen ser los cambios más evidentes para algunos ciudadanos, que no han dejado de comentar su nueva apariencia en las redes sociales. 

Ver esta publicación en Instagram

GUAYAQUIL, TE HOMENAJEAMOS Y CONMEMORAMOS EN TU BICENTENARIO Hoy, Guayaquil, te celebramos y sentimos con más fuerza y pasión que nunca. Durante 200 años has demostrado tu capacidad de levantarte y reinventarte gracias a tus ciudadanos que, con amor y trabajo en equipo, han sabido enfrentar cualquier reto. Cada obra realizada viene de una escucha activa de las necesidades ciudadanas, con el solo objetivo de convertirte en una ciudad insigne para el país y toda Latinoamérica. Guayaquil, durante tus momentos más oscuros has demostrado tu grandeza y por ello, sentimos ese compromiso de trabajar para transformarte en una ciudad más innovadora, más sostenible y más pensada para la tranquilidad y necesidades de sus ciudadanos. Guayaquil, somos la tierra hecha de corazón y fuego, un pueblo fundido en acero, valor y fuerza. ¡Somos valientes! ¡Viva Guayaquil independiente!

Una publicación compartida de Cynthia Viteri (@cynthiaviteri) el

Sin embargo, para la analista política Grace Margarita Jiménez, las medidas que ha tomado Viteri van más allá de un cambio de look. Por ejemplo, menciona que ha habido un fortalecimiento del sistema municipal de salud, a raíz de su imagen.

María Laura Mieles, estratega de comunicación política, coincide con esto. Dice que se trata de una estrategia completa que se evidencia justamente en su discurso y en su narrativa. Y que debería leerse desde diferentes aristas: política, socioeconómica y comunicacional.

Respuesta a la pandemia

El cambio de imagen de la alcaldesa parte de lo que vivió Guayaquil durante los meses más críticos de la crisis sanitaria, opina Jiménez.

Las miles de muertes que hubo en la ciudad y las noticias que se hicieron eco en titulares en todo el mundo -dice la experta- supusieron “tomar acciones radicales para cambiar el rumbo del Municipio que fue golpeado por la falta de liderazgo frente a la pandemia”. Eso tuvo un fuerte impacto político.

Entre las acciones emprendidas por el Municipio de Guayaquil para hacer frente a los errores políticos, Grace Margarita Jiménez destaca las que tienen que ver con salud.

Como la compra de pruebas PCR y el fortalecimiento de una comisión local de salud que ha ido segmentando los lugares con más brotes en el cantón. Pero sobre todo, considera que fue fundamental la adecuación del Hospital Temporal para pacientes con Covid-19.

A partir de eso, dice Jiménez, el liderazgo de Cynthia Viteri se ha fortalecido en la ciudad.

“Esto  se acompaña con su imagen, como el cambio de look que la muestra como una guerrera. Una mujer valiente, lista para afrontar al Covid-19 y cualquier otra amenaza que viva Guayaquil”, asegura.

En el discurso del Bicentenario, Viteri habla de los grandes enemigos de la ciudad y se pone como la gran defensora, apunta..

“Vemos a una Cynthia Viteri empoderada, fuerte, alerta. De ahí sus apariciones con guantes de box y sus discursos más firmes y se enfrenta al Gobierno”.

Grace Margarita Jiménez, analista política

“Todo eso acompaña a un look, una representación de cómo ella misma se presenta ante la ciudad. Ese look está enmarcado en un contexto político”.

Ver esta publicación en Instagram

Y ahora todo cambió…

Una publicación compartida de Cynthia Viteri (@cynthiaviteri) el

Mieles realiza un análisis similar. Ella considera que detrás de los detalles visibles, como la vestimenta, hay una estrategia creada para levantar la imagen de la alcaldesa tras “su polémico accionar en los primeros meses de la pandemia”.

Suma otros factores como sus líneas comunicacionales, los temas que posiciona y la forma de abordarlos con la prensa, e incluso los eventos a los que asiste y cómo se maneja en ellos.

En este último punto podrían mencionarse algunos ejemplos. Como el 2 de octubre, siete días antes del Bicentenario, cuando Viteri fue vista en Guayarte con una cerveza en mano, brindando con sus acompañantes.

Miras a la reelección

La necesidad de identificarse con un público joven, de mostrar renovación del partido que representa y de alejarse de la imagen tradicional de su antecesor, muestran a una Cynthia Viteri trabajando su perfil con miras a la reelección. Así lo asegura María Laura Mieles. 

“Más allá de la tendencia o ideología, se vuelve imperioso refrescar la imagen de la política y sus principales caras”.

María Laura Mieles, estratega de comunicación política

Cynthia Viteri ha optado por ajustar su narrativa e imagen a las necesidades de un nuevo electorado que busca representantes más identificados con sus realidades o una imagen aspiracional más accesible, explica la experta.

Para Jiménez, el balance para la alcaldesa parece ser positivo. “Al inicio de la pandemia perdió algunos votos. Esta nueva representación le ha permitido mostrar lo que una mujer puede lograr al frente de la segunda ciudad más importante del país”, dice. 

Incluso -dice- si se analiza con perspectiva de género, el cambio es refrescante en términos de figura política y autoridad de Guayaquil. Sin embargo, “habrá que ver cuánto de esa estructura y de esa demostración de una guerrera lideresa valiente le han ayudado”.

Ante esto, Mieles habla de un dilema costo-beneficio para Viteri. Si bien los cambios son bien recibidos por los jóvenes, explica, el electorado tradicional que vota por determinados valores, podría sentirse desorientado al ver un cambio que va más hacia el progresismo discursivo que a construir una derecha renovada.

“El impacto de esta estrategia es visible en el incremento del índice de aceptación de su gestión, que aunque ha logrado un importante ascenso, todavía no iguala a la administración anterior”, asegura.

Por ello, habrá que esperar a las siguientes elecciones locales para determinar, cuantitativamente, los efectos de esta estrategia.

Noticias relacionadas