Lunes, 15 de julio de 2024

El plan de vivienda de Moreno careció de cimientos

El plan de vivienda de Lenín Moreno tuvo una constante a lo largo de su mandato: siempre se revisó a la baja la meta de construcción de soluciones habitacionales. Al final, solamente entregó 142.000 casas, mucho menos de la mitad de las 325.000 que prometió construir.


Propuestas del plan de gobierno

El plan estrella de la campaña electoral de 2017 fue el de la oferta de casas 'para todos'. Y Lenín Moreno llegó al poder con el ofrecimiento de construir 325.000 viviendas.

Su propuesta caló hondo en un país con serias falencias en el tema habitacional, pues al déficit se suma la mala condición de muchas casas y el poco espacio que tienen algunas edificaciones.

Su plan original era construir un promedio de 80.000 viviendas por año, así también dijo que daría dinamismo a la economía y generaría empleo.


¿Cómo recibió el área?

Rafael Correa gobernó Ecuador por espacio de 10 años, tiempo en el que entregó 255.000 viviendas.

Durante su mandato, se buscó incluir a los gobiernos municipales en los planes de construcción, mediante la entrega de los terrenos donde el Gobierno Central edificaría las viviendas de interés social.

Pese a que la idea sonaba bien, no logró acelerar la entrega. Además, muchas obras están abandonadas y han sido invadidas, postergando una vez más el sueño de las personas de tener un techo propio.


Top de acciones gubernamentales

Moreno había prometido que en el primer año de su Gobierno construiría 80.000 viviendas. Sin embargo, la realidad le quedó corta.

"En más de una ocasión escucho, ¿qué fue, qué pasó de las casas, qué pasó con las casas que ofrecieron?", dijo Moreno en el informe de labores de su primer año, en el que aseguró orgulloso que había entregado 20.000 viviendas en 24 meses.

Apenas una cuarta parte de los ofrecido.

Paradójicamente, un anuncio de la Secretaría de Comunicación (Secom), a finales de 2018, afirmaba que el Gobierno entregó 1.401 viviendas.

De ahí en adelante, la constante fue en revisar a la baja la oferta inicial de vivienda, ya sea por la crisis económica, la pandemia o la situación financiera del país.

Nuevamente, en una propaganda de la Secom, que se escucha desde mediados de estos días, Moreno señala que entregó 160.000 viviendas, pero las cifras del Ministerio de Vivienda hablan de 142.000 viviendas.

Moreno deja el poder convencido de que fue el mandatario que más viviendas construyó en los últimos 20 años, como lo afirmó en su programa radial el 2 de febrero de 2021. En ese espacio también aseguró que entregó viviendas con piscina "para los pobres".


Cómo entrega el sector al nuevo Gobierno

Guillermo Lasso recibe un país en el que el déficit de vivienda está estimado en 573.339 unidades, es decir, se necesita construir ese número de viviendas para que todas las familias tengan un techo.

Pero esa es una parte del problema, ya que en el sector se debe trabajar en reducir el hacinamiento y el mal estado de las edificaciones que existen y que fueron realizadas por anteriores gobiernos.

Según una publicación de mayo de 2019 del Banco Interamericano de Desarrollo, más de dos millones de hogares ecuatorianos sufren déficit habitacional, de los cuales 1,2 millones se localiza en áreas urbanas y 850.000 en áreas rurales.

Por su parte el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) sostiene que el déficit habitacional cualitativo, es decir la necesidad de mejorar las condiciones habitacionales de las viviendas, se ubica en el 75,5% a escala nacional.