La Izquierda Democrática apunta a conquistar la Alcaldía de Quito en 2023

Política

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

26 Jul 2021 - 0:05

Miembros de la Izquierda Democrática (ID) del Carchi, el 17 de julio de 2021. - Foto: @GuilleHerreraV

La Izquierda Democrática apunta a conquistar la Alcaldía de Quito en 2023

Autor:

Adriana Noboa

Actualizada:

26 Jul 2021 - 0:05

Después de su éxito en las elecciones generales de 2021, la Izquierda Democrática buscará fortalecer su presencia en el escenario político para los dos siguientes comicios.

El partido naranja desarrolla dos ejes simultáneos, una vez superadas las elecciones de febrero de 2021: el primero es el trabajo de su bancada legislativa y el segundo es el fortalecimiento de la organización política.

Con estos ejes, la dirigencia de la Izquierda Democrática (ID) quiere allanar el camino hacia las elecciones seccionales de 2023.

Guillermo Herrera, su presidente nacional, cuenta que el primer objetivo al que apunta el partido es “devolverle la dignidad al Municipio de Quito”, para lo cual tienen una estrategia de preparación con la militancia.

En dos años, el partido naranja quiere ganar las elecciones municipales en la capital y quedarse con la Alcaldía. Pero la ficha para lograrlo no será Xavier Hervas, su excandidato presidencial, pues esa ‘carta’ la guardarán para 2025.

Mientras tanto, Hervas se dedica a recorrer el país con los dirigentes locales, para agradecer a sus votantes y acercarse a la militancia naranja.

Sin alianzas electorales 

Según el presidente de la ID, Guillermo Herrera, quieren demostrar que el capital político obtenido en las elecciones generales le pertenece al partido y no a sus figuras políticas coyunturales.

Por eso, una vez que quedaron fuera de la segunda vuelta, con el 15,68% de votación, Hervas decidió afiliarse a la lista 12 y ratificar que no va a presentarse a una candidatura seccional.

Herrera sostiene que se trata de ser coherentes al hacer política y demostrar que buscan la renovación de sus filas. Por ello quieren participar con cuadros nuevos a todas las dignidades (prefecturas, municipios, juntas parroquiales).

Y, para las candidaturas en Pichincha, la dirigencia buscará hacerlo sin alianzas electorales. Así lo explica Alejandro Jaramillo, presidente provincial de la ID, quien además advierte que tampoco “alquilarán candidaturas”.

Jaramillo considera que el partido tiene una fortaleza en la provincia y en Quito, especialmente, en las que seguirán trabajando. Y recuerda que en las legislativas se llevaron cinco de los 16 curules, y los ahora asambleístas son todos militantes.

En el último trimestre de este año, la lista 12 tiene previsto ejecutar un programa de diálogos territoriales, para conocer la visión de las provincias y ciudades. Así prepararán a sus posibles candidatos en temas de gestión, planificación y finanzas públicas.

Incluso la dirigencia espera alcanzar un número importante de prefectos y alcaldes electos en la próxima contienda seccional de 2023.

Por ello un reto importante de la Izquierda Democrática será demostrar que no es un partido serrano, y se dedicarán más tiempo al trabajo descentralizado. “Es un partido que no le pertenece a ningún sector específico, somos el brazo político de los sectores sociales de Ecuador”, dice Herrera.

Noticias relacionadas