Las luchas internas provocan un cisma en la Izquierda Democrática

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Ene 2022 - 0:05

El 18 de diciembre de 2021, la Izquierda Democrática tuvo su convención nacional. - Foto: @ID12Ecuador

Las luchas internas provocan un cisma en la Izquierda Democrática

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

20 Ene 2022 - 0:05

La pugna política le ha costado a la organización política la renuncia de su secretario ejecutivo, Diego Almeida, y de su jefe de bloque legislativo, Alejandro Jaramillo.

Dentro de la Izquierda Democrática los dedos apuntan en todas las direcciones y la responsabilidad de los roces internos depende de a quién se le pregunte. Pero el cisma es innegable, en tres días la Izquierda Democrática (ID) perdió a su secretario ejecutivo y al jefe de su bloque legislativo.

El primero es Diego Almeida Valencia y el segundo, Alejandro Jaramillo Gómez, ambos pertenecen a la nueva ola de militantes y dejaron sus cargos “antes de que los boten“, como anticipan en sus argumentos.

Aunque no se desafiliaron de la lista 12, al menos por ahora.

A primera vista parecería una división entre generaciones de militantes. Sin embargo, en los vaivenes políticos la edad de los involucrados o su tiempo en el partido, termina teniendo variaciones.

Por un lado, Almeida y Jaramillo y, por otro lado, Xavier Hervas y Wilma Andrade en el otro.

Cada uno con sus simpatizantes y aliados internos, con un presidente nacional, Guillermo Herrera, que quedó en la mitad y parecería haberse inclinado hacia el segundo bando.

En lo que sí coinciden todos es en la tristeza por las actuaciones de sus compañeros de partido, así como en la necesidad de mantener la unidad y sostener a la que se convirtió en la cuarta fuerza política del país.

Acusaciones en dos direcciones

Diego Almeida explicó su renuncia a la secretaría ejecutiva de la Izquierda Democrática en una carta de seis páginas, el 15 de enero. En ese documento acusa a Hervas y Andrade de atacarlo y buscar su salida del partido, incluso habla de un ‘intento de golpe de Estado’ dentro de la agrupación.

Son varias las denuncias que hace el exdirigente de la lista 12, la mayoría sin precisar nombres.

Pero habla que los “patriarcas, dueños y líderes” del partido buscan un secretario ejecutivo que “no les diga nada cuando hacen porquerías, que sea servil y funcional a los eventuales negocios”.

Almeida critica fuertemente a la legisladora nacional reelecta, Wilma Andrade, y su trayectoria. Pese a haber trabajado con ella durante todo el periodo legislativo previo, como su asesor, cargo que dejó para meterse en oficios de campaña.

En la carta, Almeida se adjudica, además, la renovación de la ID, el desempeño electoral de 2021 y su posicionamiento en la Asamblea Nacional, con varias autoridades internas. Afirma que rechazó propuestas para ser candidato presidencial, a legislador y futuro candidato a alcalde de Quito.

La renuncia de Alejandro Jaramillo, que el mismo 15 de enero advirtió que “también venían por él”, es bastante más mesurada. En dos páginas, se refiere a los logros partidistas en plural y menciona algunos de sus aportes en la Asamblea Nacional.

El legislador no comparte las denuncias hechas por su compañero, ya que dice que se requieren pruebas que las sustenten.

Pero evidencia su desacuerdo con algunas acciones y decisiones internas, como que Herrera haya dado paso a la petición de Hervas de solicitar la remoción del secretario ejecutivo.

Jaramillo apuntó también a un intento de generar divisiones internas inclusive en torno al discurso de la organización.

Por eso recordó que la Izquierda Democrática es un partido incluyente, feminista, proderechos, ambientalista. Por lo que le llama la atención la postura de quien fuera candidato presidencial frente al proyecto de ley de interrupción del embarazo en casos de violación, a quien le recordó que llegaron al poder gracias al voto joven.

Esto porque, en una entrevista con La Posta, Hervas confirmó que no está a favor del aborto, pero sí en contra de que una mujer que lo haga en casos de violación sea judicializada. Además, pidió que la temporalidad la defina un médico, que se exija la judicialización del agresor y que se garantice la cláusula de conciencia a los médicos.

La legisladora Wilma Andrade declinó comentar las acusaciones en su contra. Mientras que Hervas advirtió que no se dejará distraer “por chismes”, pero reiteró en que dentro del partido no deben buscarse protagonismos individuales.

Además, desmintió varias de las afirmaciones de Almeida.

Más allá de las cartas de renuncia

La petición de que Almeida deje la secretaría ejecutiva, solicitada por Hervas y cedida por Herrera fue respaldada por 18 directivas provinciales. Dentro del consejo del partido hubo 25 votos a favor de su salida y que, además, sea analizado por el consejo de ética y cinco abstenciones.

Pero el motivo de la ruptura no queda claro. Ya que el primer ‘divorcio’ que se reflejó en las filas naranjas fue entre Wilma Andrade y Xavier Hervas, que ahora, según la versión de Almeida estarían trabajando juntos.

Inicialmente, cuando Hervas fue proclamado candidato, él, Almeida y Jaramillo tenían una buena relación y trabajaron en conjunto, así lo aceptaron los tres. Sin embargo, ahora se señalan entre si.

Además, dentro de la bancada legislativa ha habido movimientos inusuales.

Pese a ser de las tres legisladoras más votadas a escala nacional, Andrade no fue tomada en cuenta para la presidencia de la Asamblea y de ninguna otra autoridad legislativa, bajo el argumento de animadversiones políticas de las otras bancadas.

Después, cuando la ID empezó a perder legisladores, la Segunda Vicepresidencia se les escapaba de las manos, pero Yessenia Guamaní se quedó con el cargo e, inmediatamente, fue a visitar a título personal al presidente Guillermo Lasso al palacio de Carondelet.

Ahora, según fuentes de la Izquierda Democrática, las negociaciones apuntan a que Marlon Cadena sea el próximo jefe del bloque legislativo. Este asambleísta encabezó una carta de respaldo a Herrera, apenas se supo de la renuncia de Almeida y de las intenciones de Jaramillo de dejar la jefatura del bloque.

En ese cabildeo interno, Cadena consolidó el respaldo de otros nueve legisladores de la bancada naranja que cuenta con 15 curules. En los próximos días debería conocerse quién ocupará el cargo de coordinar las negociaciones legislativas a nombre de la lista 12.

Noticias relacionadas