La Policía en alerta por posibles desmanes en las votaciones y escrutinios

Política

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

9 Abr 2021 - 0:04

Militares en los exteriores de la Delegación Provincial de Azuay del CNE, el 11 de febrero de 2021. - Foto: API

La Policía en alerta por posibles desmanes en las votaciones y escrutinios

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

9 Abr 2021 - 0:04

Unos 45.000 policías y más de 37.000 militares se movilizarán el 11 de abril y los días posteriores de la elección presidencial en Ecuador.

La fuerza pública tiene dos tareas principales durante la jornada de votaciones del domingo 11 de abril y el conteo de resultados.

Primero, controlar la disciplina ciudadana en cuanto a las normas de bioseguridad. La elección llega en medio de una nueva ola de contagios de Covid-19.

La segunda, sobre todo de la Policía Nacional, es detener cualquier intento de desestabilización y manifestaciones. Estas podrían derivar en actos violentos y aglomeraciones que atenten contra la seguridad sanitaria.

A través del dispositivo de inteligencia, la entidad tiene algunas alertas de posibles manifestaciones. El 8 de abril de 2021, el ministro Gabriel Martínez se reunió con el mando policial para evaluar estas alertas.

Para monitorear a grupos formales e informales, que podrían tratar de generar desmanes y entorpecer las elecciones, la Policía ha dispuesto a 1.236 efectivos que formarán parte del sistema de inteligencia durante la jornada electoral.

Además, la entidad uniformada cuenta con una aplicación digital, de uso interno de los policías que les permitirá informar lo que pasa en cada zona y desplegar más uniformados a los sitios conflictivos.

Van a terminar presos, de una vez les vamos advirtiendo“, dijo Martínez, en una entrevista radial, dirigiéndose a grupos que podrían generar disturbios.

Además, las autoridades policiales han solicitado al Consejo Nacional Electoral (CNE) hacer públicos los resultados una vez que haya un margen considerable de diferencia y se pueda hablar de un ganador. De esta manera, se pretende evitar especulaciones que puedan terminar en protestas.

El contingente

En total, ente policías y militares, antes, durante y después de las elecciones, se desplegarán 83.656 uniformados.

La mayoría son de la Policía Nacional. Esta institución tiene las siguientes tareas durante la jornada electoral:

  • Vigilancia de los exteriores de los recintos.
    • Prohibición de ventas ambulantes.
    • Actos proselitistas.
    • Normas de bioseguridad
    • Ingreso ordenado a los recintos.
  • Traslados de actas de escrutinio hacia los centros de digitalización y escaneo.
  • Seguridad en el traslado de los operadores de escáner.

Mientras que las Fuerzas Armadas tiene las siguientes funciones:

  • Control al interior de los recintos electorales.
    • Medidas de bioseguridad.
  • Traslado de los paquetes electorales hacia las bodegas de las delegaciones provinciales.
  • Entrega de los paquetes a cada junta receptora del voto.
  • Traslado y custodia de los paquetes desde los recintos hacia las delegaciones electorales, luego de las votacionaciones.

Además los uniformados contarán con el apoyo de las cámaras del ECU-911. El objetivo de este operativo, según Juan Zapata, director del sistema de vigilancia, es mejorar los resultados del operativo de la primera vuelta electoral.

En esa ocasión, el ECU-911 recibió 83.887 alertas y atendió 31.878 emergencias. En esa ocasión hubo 4.876 aglomeraciones.

Quito, con un operativo especial

Dentro de la planificación de seguridad en las elecciones, la capital tiene un esquema especial. Esto porque alberga a las delegaciones nacionales del CNE, así como los puntos de escrutinio y transmisión de resultados nacionales.

Por esta razón, en el Distrito Metropolitano de Quito se desplegará un contingente de 6.000 efectivos, ente militares, policías y agentes municipales.

La Secretaría de Seguridad informó que se tienen previstos operativos de control en los recintos más conflictivos y sitios en donde se darán los resultados de las elecciones.

En las elecciones generales de 2017 y en la primera vuelta de 2021, en menor medida, ya hubo alteraciones en los sitios aledaños a las delegaciones electorales.

Un manifestante muestra un cartel durante una marcha en apoyo al candidato  Guillermo Lasso, el viernes 7 de abril de 2017.

Un manifestante muestra un cartel durante una marcha en apoyo al candidato Guillermo Lasso, el viernes 7 de abril de 2017. Rolando Enriquez / EFE

Asimismo, la Agencia Metropolitana de Control (AMC) desarrollará controles en los 349 recintos electorales en coordinación con el CNE.

En cuanto a la movilidad, la Empresa Pública de Transporte de Pasajeros de Quito aumentará de 20 a 30 buses adicionales en los ejes que más lo necesitan. El horario de servicio será de 06:00 a 20:00 y una hora más el servicio de alimentadores. Mientras que la circulación vehicular particular será libre.

Noticias relacionadas