Los políticos mantienen la ‘tradición’ de los agasajos navideños

Política

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

10 Dic - 17:43

El gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, entrega un obsequio durante una fiesta de navidad en el cantón Santa Lucía. - Foto: Cortesía

Los políticos mantienen la ‘tradición’ de los agasajos navideños

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

10 Dic - 17:43

El exalcalde de Guayaquil, su sucesora y el gobernador de Guayas organizan eventos por la cercanía de Navidad, sobre todo, en sectores populares.

Una de las ‘tradiciones’ de la Navidad en Ecuador es la organización de fiestas para los pobladores de los sectores de escasos recursos. Es una práctica que replican desde ONG hasta grupos de amigos; los políticos son infaltables.

En Guayaquil, la ciudad más poblada de Ecuador, las autoridades ya empezaron a moverse en esa dirección.

El sábado 7 de diciembre de 2019, la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, fue a Stella Maris, un popular barrio de la ciudad. Allí compartió con niños y destacó el mensaje de la Navidad.

La funcionaria se toma en serio las festividades:

El gobernador del Guayas, Pedro Pablo Duart, también tiene su agenda navideña y visitó los cantones de Santa Lucía, Palestina y Colimes.

En este último sitio anunció: “Esta es la primera fiesta de Navidad que vamos a hacer en todo el Guayas”.

Imágenes publicadas en redes sociales se lo observa rodeado de niños, con el payaso Tiko Tiko y con Papa Noel.

Mientras que el exalcalde Jaime Nebot, organizó la teletón, la cual recaudó USD 1,2 millones. Esos recursos servirán para financiar obras en reconocidas fundaciones del puerto principal.

El consultor político Jacobo García explica que la Navidad se usa con fines políticos, pero que no es un hecho aislado.

“Cualquier efeméride, celebración o acto cultural que tiene el país y que sea relevante está sujeto a este intento de instrumentalización por parte de los políticos”, dice.

Es parte de la tradición política del país, agrega. ¿Las razones? La ausencia de un estado de bienestar y falta de políticas públicas contra la pobreza, explica.

García aclara que este tipo de eventos populares son un arma de doble filo porque el acto caritativo puede ser visto como politiquero. Y cita el antecedente de Elsa Bucaram.

La tragedia de 1989

Cuando esta última era alcaldesa de Guayaquil, en la Navidad de 1989, organizó un acto de entrega de regalos en los bajos del Municipio. Ella lanzó los obsequios por un tobogán de madera. La multitud se abalanzó y causó una estampida humana: cuatro personas murieron.

El sociólogo José de Luca dice que los políticos recurren a las fiestas de Navidad para convertirse en Papa Noel.

“Los políticos no actúan por gusto, sino con base a una tradición, se aprovechan de esa cultura popular para fines políticos y electorales”.

José de Luca

La Navidad, agrega, exacerba el consumismo de las personas. “Aquí hay centros comerciales que organizan la llegada de Papa Noel en helicóptero”.

De Luca dice que el político busca resolver una necesidad puntual de esta época: la fiesta y el regalo. De allí que las comunidades acepten la dádiva.

Noticias relacionadas