El primer debate presidencial se convirtió en un foro de siete candidatos

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

9 Ene 2021 - 22:39

Siete candidatos participaron en el primer debate presidencial, el 9 de enero de 2021. - Foto: Cortesía canal TVC

El primer debate presidencial se convirtió en un foro de siete candidatos

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

10 Ene 2021 - 9:54

Los candidatos a la Presidencia centraron sus intervenciones en economía, salud e inseguridad ciudadana. La mayoría evitó la confrontación de ideas entre ellos.

La carrera por llegar a Carondelet tuvo su primer debate presidencial la noche de este 9 de enero de 2021. El encuentro fue realizado por el Grupo El Comercio y dio la oportunidad a siete candidatos para que expongan sus propuestas en torno a cuatro ejes.

Economía, producción y empleo; Pandemia y salud pública; Seguridad Ciudadana, y Corrupción fueron los temas elegidos. Solo siete de los 16 candidatos participaron en este primer debate:

  • Guillermo Lasso de la alianza entre Creo y el PSC
  • Isidro Romero de Avanza
  • Ximena Peña de Alianza PAIS
  • Carlos Sagñay de FE
  • Gustavo Larrea de Democracia Sí
  • Geovanny Andrade de Unión Ecuatoriana
  • Paúl Carrasco de Juntos Podemos

El candidato del correísmo, Andrés Arauz, fue invitado a este encuentro, pero declinó su participación pese a que había aceptado inicialmente.

Los postulantes se concentraron en exponer sus ofertas de campaña, especialmente en cuanto a la vacunación gratuita contra el Covid-19, y sobre la crisis económica. Al final el debate se convirtió en un foro de propuestas, donde cada presidenciable habló por turnos a sus simpatizantes.

La mayoría evitó la confrontación entre ellos. El único choque ocurrió en el inicio, cuando Isidro Romero se quejó de que Guillermo Lasso lo dejó con la mano extendida cuando quiso saludarlo.

Romero llamó a Lasso “un muchacho malcriado”. El candidato de Creo no respondió a la acusación.

Andrade también aludió a Lasso tácitamente, al indicar que los “ciudadanos están cansados de los candidatos banqueros”.

Por otra parte, este 10 de enero continuará la segunda jornada del debate presidencial con el resto de candidatos.

Las fórmulas económicas propuestas

Todos los candidatos coincidieron en la necesidad de reactivar la economía economía ecuatoriana, pero difirieron en las fórmulas.

Lasso propuso la creación de dos millones de empleos de llegar a Carondelet. También reiteró su plan de capitalizar el Banco de Fomento con USD 1.000 millones para entregar créditos con el 1% de interés.

Carrasco mencionó su plan de impulsar el primer empleo, mientras que Romero planteó crear un centro financiero.

Carlos Sagñay propuso reducir a cero el déficit del presupuesto del Estado. Prometió que en su segundo año de gobierno bajará el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a la Renta.

Geovanny Andrade planteó impulsar el agro y transparentar las cuentas públicas como medida contra la corrupción.

Mientras que Peña aseguró que en su mandato entregará un sueldo excepcional a quienes han sido afectados por la pandemia. Dijo que este desembolso no será “un gasto sino una inversión con rentabilidad”.

Ninguno apoyó porte de armas

En el tema salud y combate a la pandemia, todos apuntaron que la vacunación masiva y gratuita como una solución definitiva. En esta parte Larrea dijo que hay que fortalecer el sistema de salud primaria.

Mientras que Carrasco propuso un modelo de salud virtual, a través de las redes sociales como Facebook.

Cuanto fue el turno de hablar sobre la Seguridad Ciudadana, ninguno apoyó la idea del porte de armas. La propuesta radical vino de Isidro Romero, quien propuso la pena de muerte para quienes cometan violaciones.

Además los candidatos coincidieron en fortalecer a la Policía Nacional. Lasso planteó equipar y entrenar a los policías, y de apoyar a las Fuerzas Armadas en el combate al narcotráfico.

En cambio Ximena Peña dijo que decretará la emergencia en el sistema de protección de derechos de niños y mujeres. Ella consideró que parte de la inseguridad también es la violencia intrafamiliar.

Más castigos para los corruptos

El último eje del debate fue la lucha contra la corrupción. Peña aseguró que es la única del grupo de presidenciables que ha transparentado sus cuentas y que eso se debe imitar en la función pública.

En ese punto, Lasso le dio la razón y mencionó el caso del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa). Dijo que aún hay preguntas por responder sobre los beneficiarios de ese desvío de fondos.

Romero en cambio insistió en cadena perpetua para los corruptos y Larrea en la necesidad de vigilar todos los contratos públicos, sin importar su cuantía.

Noticias relacionadas