Domingo, 16 de junio de 2024

Procuraduría inicia el camino para cobrar USD 40 millones a Pólit

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

3 Jun 2022 - 14:11

El 3 de junio de 2022, la entidad informó que un Tribunal de la Corte Nacional emitió el mandamiento de ejecución del caso por concusión.

El excontralor, Carlos Pólit, en una comparecencia en la Asamblea Nacional, en noviembre de 2014.

Autor: Redacción Primicias

Actualizada:

3 Jun 2022 - 14:11

El excontralor, Carlos Pólit, en una comparecencia en la Asamblea Nacional, en noviembre de 2014. - Foto: Asamblea, Flickr

El 3 de junio de 2022, la entidad informó que un Tribunal de la Corte Nacional emitió el mandamiento de ejecución del caso por concusión.

Según la información de la Procuraduría, el mandamiento de ejecución se presentó un día antes. Este documento es el paso previo para el cobro forzoso de la reparación integral que Carlos Pólit debe al Estado por orden de la justicia.

En junio de 2018, el excontralor fue sentenciado a seis años de cárcel por el delito de concusión, pero se mantiene prófugo y no ha cumplido su sentencia. Tampoco ha pagado los USD 40,4 millones que la justicia determinó como reparación.

En este caso, la Fiscalía ecuatoriana demostró que el exfuncionario cobró sobornos a la constructora brasileña Odebrecht a cambio del desvanecimiento de glosas por obras construidas durante el gobierno de Rafael Correa.

Una vez emitido el mandamiento de ejecución, Pólit tiene cinco días para pagar. Caso contrario, la Procuraduría solicitará el cobro forzoso, que incluye el comiso de bienes y de cuentas bancarias.

Pólit fue Contralor General del Estado entre 2007 y 2017. En mayo de este último año, Pólit se fue a Estados Unidos con licencia, un mes después presentó su renuncia y desde entonces no ha regresado al país.

Ahora, Pólit también es objeto de un proceso judicial en Estados Unidos, donde es acusado por seis cargos relacionados con el dinero producto de las coimas de Odebrecht. El 27 de mayo de 2022, el excontralor se declaró no culpable y ahora está a la espera de un juicio.