Servicio Exterior: el 55% de embajadores son cuota política

Política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 May - 0:01

Imagen referencia: El 28 de abril de 2020 retornó un grupo de 230 ecuatorianos en un vuelo humanitario desde Nueva York. - Foto: Cancillería

Servicio Exterior: el 55% de embajadores son cuota política

Autor:

Redacción Primicias

Actualizada:

16 May - 0:01

Entre la pandemia y la crisis económica, las designaciones diplomáticas están también pausadas. El Servicio Exterior deberá reestructurarse para alinearse con las nuevas realidades y presupuestos.

La última designación del presidente Lenín Moreno en el Servicio Exterior fue la de Ivonne Baki, como embajadora de Ecuador en Washington, a inicios de febrero de 2020. La funcionaria ocupaba antes la sede diplomática en Qatar.

Baki no es parte de la carrera diplomática impulsada por la Cancillería, pero es parte de la cuota política de representación del Ejecutivo. La Ley de Servicio Exterior brinda esa posibilidad en la designación de embajadores al Presidente de la República.

Con los últimos cambios hechos en las sedes diplomáticas, previo a la pandemia de covid-19, la cuota política alcanza el 55%. Además de Qatar, hay dos representaciones que, desde enero, esperan que Moreno designe a su nuevo titular: Israel y la oficina ante la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El 9 de enero el Presidente agradeció los servicios de la embajadora María Gabriela Troya y del exministro Diego Aulestia, que ocupaban esas sedes, respectivamente.

En medio de la pandemia, la crisis económica y los recortes presupuestarios y salariales planteados por el Ejecutivo, los funcionarios del Servicio Exterior sugirieron al canciller José Valencia que esta cuota disminuya.

“Consideramos que para mitigar este desfase de la caja fiscal habría que analizar maneras alternativas o complementarias(…), como por ejemplo una reducción significativa de la cuota política”, decía la carta de la Asociación de Funcionarios y Empleados del Servicio Exterior Ecuatoriano.

Pero la respuesta del titular de la diplomacia fue que “justamente en esta época de crisis, de demandas y de necesidades apremiantes para toda la nación, es cuando más tenemos que poner de parte con lo que tenemos. Incluso, con los recortes de recursos”.

Entre los embajadores políticos que siguen en nómina con el Gobierno están, además de la misma Baki, los exministros Homero Arellano, en Chile; Eva García, en Perú; Enrique Ponce, en México; y Eduardo Khalifé, ante la Unesco en París.

O también el dirigente de la Fenocin Franklin Columba, en Bolivia; el ganadero Cristóbal Roldán (padre de Juan Sebastián Roldán), en España; y el dirigente oficialista Patricio Carrión Paredes (padre de la asambleísta María José Carrión), en Cuba.

La reestructuración es un proceso en curso

El presidente Moreno también planteó un giro en la política exterior, desde la salida de María Fernanda Espinosa del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Y el Ejecutivo ha marcado cambios en el Servicio Exterior. Dos claves son el nombramiento de un diplomático de carrera a la cabeza de la Cancillería y la reapertura de la Academia Diplomática.

La Academia Diplomática reabrió sus puertas el 29 de noviembre de 2019, en Quito-

La Academia Diplomática reabrió sus puertas el 29 de noviembre de 2019, en Quito- Cancillería

Valencia también retomó la evaluación anual para calificar al personal diplomático y poder así dirimir quién sigue en el Servicio Exterior y quién es, literalmente, “inaceptable”.

Sin embargo, todavía hay designaciones, previas o actuales, cuestionadas por la opinión pública. No solamente de embajadores, sino de primeros, segundos y terceros secretarios. Por lo que estos exámenes ayudaría a definir quiénes tienen los méritos para permanecer en el exterior.

La estructura y los gastos del Servicio Exterior

El presupuesto de la institución ha ido disminuyendo desde 2015. Para 2020 tiene asignado un presupuesto de USD 103 millones. Pero tiene la particularidad de que produce alrededor de USD 40 millones de su propia gestión, por los servicios que provee.

El canciller Valencia dijo a PRIMICIAS que harán los reajustes de recursos por la crisis “de una manera que no ponga en riesgo las gestiones de la Cancillería hacia afuera y que son imprescindibles”.

Y, hasta el cierre de abril, la entidad mantiene a 612 funcionarios en el extranjero. En el siguiente mapa, PRIMICIAS le muestra el despliegue de la diplomacia ecuatoriana en el mundo:

Para ello, el Estado ecuatoriano tiene 106 sedes diplomáticas en 48 países, entre embajadas, consulados, oficinas comerciales y representaciones ante organismos internacionales como las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos, entre otros.

Para el funcionamiento del Servicio Exterior, el Estado alquila 81 oficinas alrededor del mundo por un costo total de USD 577.000. La más cara está en Queens, cuya renta mensual supera los USD 40.000.

El consulado ecuatoriano en Queens, Nueva York, tiene el arriendo más caro de las sedes diplomáticas del país.

El consulado ecuatoriano en Queens, Nueva York, tiene el arriendo más caro de las sedes diplomáticas del país. Google Maps

También le puede interesar:

Noticias relacionadas