La testigo clave en el caso de los aportes ilegales a la campaña de PAIS fue enviada a Quito tras ser apuñalada en Latacunga

Política

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

4 Jun - 10:13

Imagen de archivo del Centro de Rehabilitación Social de Latacunga, 6 de abril de 2018. - Foto: flickr.com/ministeriojusticiaecuador

La testigo clave en el caso de los aportes ilegales a la campaña de PAIS fue enviada a Quito tras ser apuñalada en Latacunga

Autor:

María Teresa Escobar

Actualizada:

4 Jun - 10:13

Pamela Martínez, una de las testigos clave en la investigación de la Fiscalía por manejo de supuestos aportes irregulares a la campaña de Alianza PAIS de 2013, fue agredida el jueves 30 de mayo de 2019, en la cárcel de Latacunga por otras reclusas, quienes la hirieron en la pierna y, presuntamente, la estaban extorsionando.

Las autoridades consideran que la vida de Martínez corre peligro. Con ese argumento explican la decisión de trasladar de la cárcel de Latacunga a Quito a la exvicepresidenta de la Corte Constitucional y quien fuera mano derecha del expresidente Rafael Correa.

Pamela Martínez ya había manifestado temer por su vida por la “alta peligrosidad” del exsecretario jurídico de la presidencia, Alexis Mera. Por eso la jueza Penal de la Corte Nacional de Justicia, Daniella Camacho, dictó medidas de protección a favor de la testigo.

Pero la agresión en Latacunga parece no tener relación con Mera, según la Fiscalía. Algunas detenidas en la prisión de esa ciudad, aparentemente, intentaron extorsionarla tras enterarse de que podría estar vinculada en una millonaria trama de corrupción.

La Fiscalía solicitó el 5 de mayo la prisión preventiva de Martínez y de Laura Terán, quien también trabajó en la presidencia de la República por esa época en calidad de asesora 4 y luego como asesora 5 hasta 2015, según documentos del Servicio de Rentas Internas (SRI) entregados a Fiscalía.

Martínez y Terán están detenidas mientras son investigadas por los delitos de cohecho, asociación ilícita y tráfico de influencias, por supuestos aportes no registrados de unas 10 empresas privadas, entre ellas Odebrecht, a la campaña de Alianza PAIS por, al menos, USD 11,6 millones.

“Ambas tenían mucha cercanía” y trabajaban juntas en la Corte Constitucional, dijo una fuente de la Fiscalía a PRIMICIAS.

Terán también está atemorizada y las autoridades creen que su vida también está en peligro. Su esposo ha recibido llamadas con amenazas de muerte contra él y contra los hijos de la pareja, hecho que ha denunciado ante la Fiscalía.

Los nombres de los ‘pesos pesados’

La Fiscalía venía siguiendo la pista de Martínez y Terán desde hace un mes. Como parte de esta investigación, la oficina de Terán en la Corte Constitucional fue allanada el 4 de mayo, cuando el país estaba en pleno feriado de tres días.

“Terán se fue de su oficina el jueves (2 de mayo, ndr) dejando sus efectos personales allí, sin sospechar que iba a ser allanada”, cuenta una fuente de Fiscalía a PRIMICIAS.

Entre las pertenencias que Terán dejó, las autoridades encontraron siete cheques de la cuenta corriente de Martínez, que fueron girados para pagar el condominio de un departamento de propiedad de esta última, ubicado en el edificio Tuncahuan, en el norte de Quito.

Fue en ese departamento que los investigadores hallaron un cuaderno de 38 páginas, de las cuales ocho están escritas por Pamela Martínez.

En estas páginas manuscritas Martínez detalla movimientos de dinero en efectivo para la campaña electoral. “Aportes que no fueron conocidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE)”, dice la fuente de Fiscalía.

En el cuaderno, Martínez también menciona los nombres de algunos de los funcionarios más altos del gobierno de Correa.

Entre ellos, el exsecretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera; el exsecretario de la Administración Pública, Vinicio Alvarado; la exministra de Transporte y Obras Públicas, María de los Ángeles Duarte; el expresidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), Fernando ‘Corcho’ Cordero.

Además de la exgobernadora de Guayas, Viviana Bonilla, y Galo Mora, el exsecretario nacional del movimiento Alianza PAIS.

Los apuntes del cuaderno

 

 

Las autoridades sospechan que VP significa “vicepresidente”, cargo que en la época era ostentado por el hoy preso Jorge Glas. SP significaría “señor Presidente”.

Vinicio Alvarado es buscado por las autoridades, la Fiscalía sospecha que abandonó el país, aunque no hay registros de su salida en Migración, pero podría haberse ido de Ecuador por vía terrestre.

Alexis Mera se encuentra recluido en la cárcel 4 de Quito con prisión preventiva bajo la sospecha del delito concusión, María de los Ángeles Duarte porta un grillete de rastreo electrónico y ha sido vinculada al mismo proceso.

Jamil Massuh, asesor de Duarte, tiene previsto rendir versión hoy ante los fiscales.

‘Yo no sé nada’

El ‘Corcho’ Cordero rindió su versión la última semana de mayo, pero alegó que no sabe nada de los aportes, aunque admitió que trabajó con Paulina Proaño, la extesorera nacional de PAIS, cuando el primero estaba en el Directorio del IESS.

Galo Mora, quien ahora vive en México, y cuyo registro de salida de Ecuador tampoco aparece en Migración, no acudió al primer llamado para rendir su versión.

Él fue convocado para el miércoles 4 de junio, pero envió una carta a la Fiscalía pidiendo que se le permita declarar por medios “telemáticos” ya que no está en el país.

Paulina Proaño también rindió su versión el 9 de mayo y dijo desconocer el tema.

Noticias relacionadas