El último adiós a Julio César Trujillo entre anécdotas, recuerdos y promesas de continuar su legado

Política

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

20 May - 19:44

El expresidente del Consejo de Participación Ciudadana es velado en una capilla ardiente instalada en la PUCE. - Foto: Foto: PRIMICIAS

El último adiós a Julio César Trujillo entre anécdotas, recuerdos y promesas de continuar su legado

Autor:

Ana Angulo

Actualizada:

20 May - 19:44

El jurista y político Julio César Trujillo, fallecido el domingo 19 de mayo a los 88 años, será despedido en un ceremonia en la que recibirá Honores de Estado. El presidente de la República, Lenín Moreno, ha confirmado su presencia. Amigos, familiares y activistas sociales lo acompañaron en la capilla ardiente que se levantó en la PUCE.

“Tú eres mi hermano del alma realmente el amigo / que en todo camino y jornada está siempre conmigo”. La canción, interpretada por el coro Danza y Edad de Oro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, emocionó a los asistentes a la capilla ardiente instalada en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) en honor al jurista y político, Julio César Trujillo, fallecido el domingo 19 de mayo, a los 88 años.

El coro se ubicó en el proscenio, delante del féretro donde reposan los restos del hombre que el último año dirigió el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) de transición. La caja, cubierta por la bandera patria, es custodiada por cuatro oficiales de Policía que de tanto en tanto le rinden honores alzando sus sables y chocando los tacones de las botas en posición de firmes.

Como muchas de las personas que han abarrotado el salón de la PUCE, donde se realiza el velatorio, los integrantes del coro se sumaron al homenaje para un personaje notable “que supo ejercer un compromiso ciudadano en nombre de todos los ciudadanos”, como dijo el contralor general del Estado, Pablo Celi.

La jornada empezó en la mañana del 20 de mayo, con una misa oficiada por el sacerdote Fernando Ponce, rector de la institución educativa. En primera fila se ubica la viuda, Martha Troya, una pintora cuyo talento es alabado por quienes conocen su obra, junto a otros familiares. La mujer, compañera de Trujillo durante medio siglo, recibe serena los abrazos de pésame de la gente que hace fila para expresarle sus condolencias.

Ubicada en primera fila también se encuentra la centenaria y muy lúcida Isabel Robalino en compañía de los otros miembros de la Comisión Anticorrupción, acongojados por la partida de Trujillo. Más allá, Pablo Dávila y Luis Hernández, con voz apagada desgranan algunos recuerdos de momentos compartidos en el CPCCS.

Allí están los indígenas, trabajadores, ecologistas, educadores, estudiantes, académicos, políticos, periodistas, religiosos, activistas de Derechos Humanos… compañeros de tantas batallas libradas desde finales de los años 50 del siglo pasado, cuando Trujillo inició su carrera como doctor en Jurisprudencia y en paralelo daba sus primeros pasos en la escena política. Todos han llegado a presentar sus respetos.

El féretro de Julio César Trujillo permanece en el proscenio, cubierto por la bandera patria, resguardado por cuatro oficiales de policía rodeado por varias decenas de arreglos florales.

En el podio, Enrique Ayala Mora cuenta cómo fue el noviazgo entre Julio César y Martha; luego, el presidente del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) Mesías Tatamuez, relata que el viejo maestro fue uno de los fundadores; a su turno, Germán Rodas (Comisión Anticorrupción), César Montaño (rector de la Universidad Andina Simón Bolívar), Guillermo Churuchumbi (alcalde de Cayambe), Luis Mora (Corporación Editora Nacional), Gloria Chicaiza (Acción Ecológica). En tanto, su sobrina, María José Troya, recuerda anécdotas divertidas de una niñez y juventud compartidas con Trujillo.

Ellos destacan su huella como maestro, jurista, escritor, académico, luchador por las causas justas. Igualmente, su cercanía con los indígenas, con los trabajadores, las organizaciones sociales, su trayectoria como humanista, ecologista, su ética y transparencia, su habilidad para lograr consensos. Todos prometen mantener su legado.


Mensaje publicado por los amigos y familiares que gestionan la cuenta, en Twitter.


Cerca de finalizar el acto, el contralor del Estado lee una resolución de la Comisión de Transparencia mediante la cual pide al presidente Lenín Moreno declarar al 19 de mayo (fecha en que falleció Trujillo) Día Nacional del Compromiso Cívico.

La gente aplaude la iniciativa. Alberto Acosta, Dolores Padilla, León Roldós, Osvaldo Hurtado, Lourdes Tibán, Ernesto Albán, José Gallardo, Wilfrido Lucero, Andrés Vallejo, los miembros del Alto Mando de las Fuerzas Armadas, el presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, políticos de vieja y nueva data, se encuentran entre los asistentes.  

La salida de la esposa de Trujillo y sus familiares marca el cierre del acto. El féretro del político permanece en el proscenio, resguardado por los oficiales de Policía y rodeado de varias decenas de arreglos florales. En palabras del periodista Gonzalo Ortiz, allí yace un hombre “que tuvo una culminación gloriosa y al mismo tiempo trágica de toda una vida de lucha”.


Noticias relacionadas