Agua en Guayaquil: millonario negocio por un servicio cuestionado

Sociedad

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

8 Sep 2020 - 0:03

Trabajadores reparan una tubería por un corte de agua al sur de Guayaquil, el 3 de septiembre de 2020. - Foto: Cortesía Interagua

Agua en Guayaquil: millonario negocio por un servicio cuestionado

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

8 Sep 2020 - 0:03

International Water Services (Interagua) tiene la concesión por 30 años. Es una de las 100 empresas de mayor facturación en el país. En 2019 reportó ingresos por USD 166 millones, pero la cobertura de agua no llega al 100%. Ha recibido multas y la alcaldesa Viteri hace advertencias.

Uno de los consejos en la pandemia es lavarse las manos con frecuencia. Pero hacerlo en Guayaquil resulta un privilegio. Unos 15.000 habitantes del sur de la ciudad, en las calles El Oro y Quito, estuvieron sin servicio de agua potable durante 48 horas el 3 de septiembre de 2020.

La interrupción del servicio, ofrecido por la concesionaria de origen holandesa Interagua, ocurrió por la rotura de una tubería.

No fue el único corte de agua, también hubo problemas en tres zonas de Samanes “Fueron 14 horas sin nada de líquido y solo pudimos quejarnos a través de las redes“, dice Edmundo Ronquillo, habitante de este barrio ubicado al norte de la ciudad.

Debido a estas interrupciones sin previo aviso y ante el perjuicio causado a más de 80.000 habitantes, la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Emapag) sancionó a la concesionaria con una multa de USD 45.000. Esta entidad es la designada por la Alcaldía para controlar el servicio que entrega la concesionaria.

Pero el monto de la sanción representa apenas el 0,000002% de los ingresos de la empresa en 2019. En 2019, Interagua facturó más de USD 166 millones y tuvo utilidades por USD 19 millones.

La empresa tiene un contrato de concesión del servicio en la ciudad por 30 años. Fue firmado en 2001 durante la administración socialcristiana de Jaime Nebot.

Desde entonces, y pese a las quejas de los ciudadanos por la mala calidad de servicio o los cortes de agua sin aviso, la empresa ha recibido varias multas que poco impactan sus ingresos. Mientras que la concesión sigue intacta.

“Si persisten los cortes, seguirán las multas”, dijo la alcaldesa Cynthia Viteri el 7 de septiembre de 2020, tras pedir a Interagua que tome correctivos.

Venta de agua a cuatro cantones

En la información presentada a los accionistas, el gerente general y apoderado de Interagua, Frédéric Certain, indica que los ingresos percibidos en 2019 corresponden a dos vías.

  • La primera es la dotación de agua potable, que a su vez proviene de dos fuentes: la entrega del servicio a más de 550.000 clientes únicos en Guayaquil. Y la venta de agua en bloques a los cantones de Guayas: Durán, Daule, Nobol y Samborondón. El líquido se vende a la empresa Amagua. 
  • La segunda es por recolección y tratamiento de las aguas servidas a través del sistema de alcantarillado.

En el reporte de la gerencia, la concesionaria asegura que la cobertura del servicio llega a cerca de 2,6 millones de habitantes. Es decir, casi el 100% de la población en Guayaquil. Pero en la estimación solo se considera a las zonas de la ciudad que están regularizadas y pagan predios municipales.

Existen barrios considerados invasiones donde el servicio es un lujo. Por ejemplo, como reportó PRIMICIAS en Monte Sinaí, una familia de cuatro personas paga hasta USD 90 al mes por agua. El líquido llega solamente a través de tanqueros.

Mientras que el Registro Familiar Emergente, elaborado por el Observatorio de Servicios Públicos a más de 5.100 hogares, revela que el 21,9% de encuestados no cuenta con el líquido en sus casas.

Abastecimiento de agua con tanqueros en el norte de Guayaquil, el 17 de julio de 2020.

Abastecimiento de agua con tanqueros en el norte de Guayaquil, el 17 de julio de 2020.  Cortesía Interagua

Millonarios ingresos

Interagua percibe regalías por otras vías como la tasa de mantenimiento de alcantarillado pluvial, que lo cobra el Municipio de Guayaquil. Por este último rubro reportó ingresos por USD 1,2 millones el año pasado.

Además el mismo Cabildo cobra a los ciudadanos otra tasa en favor de la concesionaria. Se trata de la Contribución Especial de Mejoras, que en 2019 representó USD 5 millones más.

En abril del año pasado, la totalidad de utilidades entregadas a los socios de la concesionaria fue USD 13,9 millones, luego de cancelar el Impuesto a la Renta al Estado.

¿Quiénes son los accionistas de Interagua? En la Superintendencia de Compañías constan dos fideicomisos: Garantía de Participaciones Equivía y el grupo International Water Services GSL.

Esta última posee la mayoría del capital accionario con USD 28 millones y desde 2008 forma parte de un consorcio más grande, que incluye a la empresa francesa Veolia.

Trabajos de cambio de tubería de la empresa Interagua en el norte de Guayaquil, el 13 de agosto de 2020.

Trabajos de cambio de tubería de la empresa Interagua en el norte de Guayaquil, el 13 de agosto de 2020. Cortesía Interagua

Sanciones van y vienen 

El contrato entre el Municipio e Interagua se gestó en 1999, en el período del fallecido León Febres Cordero. El líder socialcristiano empezó la licitación internacional para la concesión del servicio.

Febres Cordero argumentó que las redes domiciliarias sumaban menos de 240.000, lo que representaba el 63% de la demanda.

El acuerdo se firmó en abril 2001 con el aval del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), y entró en vigencia en agosto del mismo año.

Según la cuarta cláusula del contrato, la compañía recibió la concesión en “condiciones de exclusividad regulada”, por un periodo de 30 años. Van ya 19 años y no han faltado las multas ni llamados de atención por el servicio que brinda.

En 2003, dos años después de iniciar el contrato, se multó a la empresa con USD 60.000 por el cobro indebido en la instalación de medidores.

El episodio más mediático fue en 2012 cuando el propio exalcalde Jaime Nebot dijo que había iniciado un “proceso de término de la concesión por supuesto incumplimiento de la empresa”.

En aquel entonces, la queja era por el alza de tarifas del agua por metro cúbico. Meses después se llegó a un acuerdo y la empresa justificó el aumento con un plan de mejoras.

Mientras que en diciembre de 2019, la alcaldesa Viteri impuso su primera multa a Interagua por USD 45.000 tras dejar sin agua por 41 horas a sectores en la vía a la Costa.

Contrato cuestionado 

Para Gelacio Mora, director del colectivo Tejido Social de defensa del consumidor, el plazo de la concesión fue siempre excesivo. “Necesita una revisión urgente y no solo por Emapag sino por veedurías públicas”, dice Mora.

Según Mora, los problemas de los cortes de agua se originan porque no ha existido un cambio permanente de tuberías. “Nos cobran una tasa de mejoras que no se reproduce en el servicio, no hay presión y la calidad del agua no es apta para el consumo”, añade.

La misma Viteri dijo, cuando anunció la multa a Interagua, que las fallas se deben por la falta de mantenimiento de tuberías.

Por su parte, la concesionaria menciona que hasta julio de 2019 la extensión de red de agua es de 6.647 kilómetros en la ciudad, y que apenas 4,53 kilómetros estaban fuera de servicio.

Además, según Interagua, en el plan de inversión 2020-2021 se contempla la instalación de 39 kilómetros de tuberías, lo que conlleva una inversión de USD 5,9 millones.

PRIMICIAS solicitó información a la concesionaria, pero hasta el cierre de este reportaje no hubo respuesta.

Lo cierto es que no hay un solo día en que Interagua no reciba un reclamo a través de sus redes sociales.

🚨INTERAGUA INFORMA | Nos encontramos realizando las reparaciones correspondientes para poder continuar brindando el…

Posted by Interagua C. Ltda. on Thursday, September 3, 2020

A los cortes se suma una nueva: el aumento en la facturación. El presidente de Emapag, Andrés Mendoza, asegura que Interagua no ha sido autorizada para aumentar el tarifario.

“Cualquier incremento injustificado se puede reclamar en el centro de atención de Emapag”, dice Mendoza, delegado municipal en el directorio de la entidad.

Según Mendoza, este año han recibido unos 250 reclamos, pero él explica que muchos se deben porque ha aumentado el consumo “debido a que las personas están más tiempo en casa por la cuarentena”.

Noticias relacionadas