El 19% de contagios de Quito se reporta desde parroquias rurales

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

12 Ago 2020 - 0:05

Funcionarias del Ministerio de Inclusión Social visitan a habitantes de Chavezpamba, el 29 de mayo de 2020. - Foto: MIES

El 19% de contagios de Quito se reporta desde parroquias rurales

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

12 Ago 2020 - 0:05

Las 33 parroquias periféricas de la ciudad reportan 3.188 contagios, equivalente al 19% de la totalidad de casos. Las autoridades alertan un incremento de contagios en las últimas semanas.

La parroquia Chavezpamba, ubicada en el límite nororiental de Quito, registra una de las tasas más altas de contagio de coronavirus, a pesar de solo tener 15 casos confirmados hasta el 11 de agosto de 2020.

Esta parroquia de apenas 1.500 habitantes, según la Secretaría de Salud del Municipio de Quito, registra una tasa de 10 contagios por cada 1.000 habitantes. Esa tasa hace que Chavezpamba esté entre las ocho parroquias de Quito con más contagios en relación con su población.

Solo es superada por La Magdalena, Chillogallo, Cotocollao, Belisario Quevedo, Guamaní, Centro Histórico y Chimbacalle, las parroquias urbanas más golpeadas por la pandemia.

La presidenta de la Junta Parroquial de Chavezpamba, María Gordillo, dice que los contagios se producen “cuando los habitantes de Chavezpamba se trasladan al centro de Quito”, por razones laborales, principalmente.

El escenario en Chavezpamba es similar al de otras parroquias rurales como Atahualpa y Gualea, donde hay tasas de cuatro y seis pacientes por cada 1.000 habitantes, respectivamente.

El director Metropolitano de Políticas y Planteamiento de la Secretaría de Salud, Francisco Pérez, explica que hasta hace poco las parroquias rurales de Quito no reportaban casos, “eso indica que el virus ha alcanzado una gran movilidad“.

La secretaria de Salud, Ximena Abarca, agrega que “se prevé firmar acuerdos con universidades para aplicar pruebas de diagnóstico en parroquias como Nono, Nanegalito y Píntag”, en donde también hay un aumento de casos.

Según datos del Ministerio de Salud, el crecimiento de los contagios se evidencia desde los primeros días julio, a raíz del relajamiento de las medidas de restricción de movilidad.

El Municipio planea instalar carpas médicas para identificar tempranamente casos de Covid-19 y cortar el avance del virus, pues en la mayoría de parroquias rurales sólo operan centros de atención primaria que prestan atención básica.

Por lo que si el estado de salud de una persona empeora debe viajar a la ciudad -en algunos casos hasta por dos horas- para llegar a un hospital de especialización.

Y una vez allí tampoco es seguro obtener atención, pues las unidades de cuidados intensivos de la red pública trabajan a tope desde julio y no hay camas para más pacientes.

Las 33 parroquias rurales de Quito suman 3.118 contagios, equivalente al 19% de los 16.520 casos que reporta el Distrito Metropolitano.

El virus se mueve con las personas

El epidemiólogo Alberto Narváez explica que “el virus ha llegado a todas las parroquias de la ciudad porque hay una mayor movilidad de las personas”. Recuerda que el virus “utiliza al cuerpo humano como medio de transporte para infectar a los contactos de los enfermos”.

El presidente de la Federación Médica Ecuatoriana, Santiago Carrasco, considera que en las parroquias rurales o en lugares alejados de las ciudades debe implementarse o reforzarse la vigilancia comunitaria.

“La idea es no depender exclusivamente del trabajo de las autoridades sanitarias, sino de controlar el virus con el trabajo de la comunidad”.

Noticias relacionadas