Domingo, 25 de febrero de 2024

El Niño: Casas flotantes, opción de emergencia ante inundaciones

Autor:

Alexander García

Actualizada:

20 Sep 2023 - 5:57

La Fundación para la Conservación de la Naturaleza y la Educación Ambiental, Leamcon, presentó un prototipo de casa flotante o anfibia para salvaguardar enseres durante inundaciones en zonas rurales anegables, sobre todo, en Guayas, Los Ríos y El Oro.

Un prototipo de casa flotante se construyó en un pequeño embalse al pie del río Daule, en el colegio Lemas, al norte de Guayaquil.

Autor: Alexander García

Actualizada:

20 Sep 2023 - 5:57

Un prototipo de casa flotante se construyó en un pequeño embalse al pie del río Daule, en el colegio Lemas, al norte de Guayaquil. - Foto: Primicias

La Fundación para la Conservación de la Naturaleza y la Educación Ambiental, Leamcon, presentó un prototipo de casa flotante o anfibia para salvaguardar enseres durante inundaciones en zonas rurales anegables, sobre todo, en Guayas, Los Ríos y El Oro.

En zonas anegables de la Costa, que de por sí quedan bajo el agua con las lluvias, las inundaciones se pueden extender hasta cuatro meses durante El Niño, según el arquitecto y urbanista Freddy Olmedo, director de un programa de resiliencia que incluye casas flotantes. 

Ante inundaciones tan prolongadas en zonas rurales en la cuenca baja del río Guayas -o incluso en áreas urbano-marginales- el traslado a los albergues se vuelve poco eficiente. Y los damnificados se resisten a dejar sus cosas a merced de la delincuencia. 

El programa Resiliencia El Niño 2023-2024 de la Fundación para la Conservación de la Naturaleza y la Educación Ambiental Leamcon y la unidad educativa Lemas plantean como respuesta de emergencia un prototipo de casa flotante o anfibia.

La iniciativa busca que los afectados puedan salvaguardar sus enseres durante las inundaciones en una casa o balsa flotante, anclada o amarrada a un lado de la vivienda inundada. 

“Estamos retomando tradiciones ancestrales, que a lo largo de los años se han expresado en tecnologías como las de las casas flotantes de Babahoyo”.

Fredy Olmedo, director de programa

Estas construcciones de caña soportan hasta 10 personas y su tiempo de vida útil es de seis meses, pues por ser de emergencia la caña no recibe tratamiento.

El objetivo es que las familias puedan “salvar una parte de su patrimonio mediante la auto construcción de una casa flotante de caña guadua”.

La Secretaría de Gestión de Riesgos proyecta que 223.113 viviendas pueden resultar afectadas por el Niño en Guayas, Los Ríos, Manabí, Santa Elena, El Oro y Cañar. Mientras, 46.000 familias podrían requerir de albergues. 

“La casa flotante está diseñada para ser elaborada por personas que no son expertas en este tipo de construcciones, a través de la entrega de un manual se puede construir hasta en dos días”, indicó Olmedo, socio de Leamcon.  

Capacitación ante El Niño

Los campesinos por sus propios medios podrían emprender la construcción de balsas o casas flotantes en zonas bajas tradicionalmente inundables, si cuentan con los recursos o materiales. 

Pero la Fundación Leamcon busca trabajar con municipios y prefecturas interesadas en el programa, para realizar capacitaciones a funcionarios de los Gobiernos Autónomos Descentralizados (Gads) e implementar la iniciativa a través de guías y videos de construcción. 

El costo de una casa flotante alcanza hasta los USD 1.100. Si una persona tiene todos los materiales (caña, clavos, cuerda y plástico) solo le costará la mano de obra, según los creadores del proyecto.

El programa también busca asesorar a los gobiernos locales para gestionar fondos nacionales e internacionales, reembolsables y no reembolsables, para destinar a la iniciativa

En el lanzamiento del programa en Guayaquil, en el que se presentó un prototipo de la casa anfibia, estuvieron presentes representantes de la Prefectura del Guayas.

El ingeniero civil Gilberto Martínez, vicepresidente de Leamcon, indicó que a diferencia de las casas flotantes de Babahoyo (Los Ríos), que se construyen con madera de balsa, el programa de emergencia ante El Niño usó canutos de caña guadua.

Se trata de un material abundante y más barato, pues existen manchas de caña en buena parte del litoral. Además, se aplicaron métodos usados en países como Tailandia para mejorar el diseño bioclimático de las estructuras, inspiradas en conocimientos ancestrales locales.

"Las casas anfibias de emergencia deben anclarse a un poste o árbol en caso de que se incremente la corriente de agua, el diseño de inspiración ancestral se mejoró con técnicas asiáticas". 

Gilberto Martínez, vicepresidente de Leamcon

Ecuador pasó este lunes 18 de septiembre de alerta amarilla a naranja ante la inminencia de El Niño. Se esperan lluvias en el último trimestre del año con su pico máximo en el primer trimestre del 2024, en coincidencia con la época lluviosa, según las autoridades.

Familias sacaron en canoas muebles y colchones de sus casas, ante las inundaciones en el cantón Balzar, provincia del Guayas.

Familias sacaron en canoas muebles y colchones de sus casas, ante las inundaciones en el cantón Balzar, provincia del Guayas.  Alcaldía de Balzar

Complemento de casas flotantes

La iniciativa Resiliencia El Niño 2023-2024 de Leamcon también contempla una serie de ocho proyectos complementarios. Entre ellos consta la elaboración de manuales para construir pasarelas flotantes entre viviendas o una pequeña balsa de caña

El objetivo es facilitar la movilización a distancias cortas, evitando los riesgos y posibles accidentes que conlleva caminar sobre una zona inundada. 

El programa también incluye un manual en elaboración de un filtro de caña guadua que permita purificar agua apta para el consumo humano. 

Se trata de un filtro de emergencia elaborado con caña, arena, zeolita y carbón activado, que se le enseña a preparar a los usuarios. 

En este componente se trabaja en conjunto con la Escuela Politécnica del Litoral (Espol) que ya entregó este tipo de filtros a comunidades durante el terremoto de Manabí y Esmeraldas en 2016.

Gilberto Martínez, vicepresidente de Leamcon (Izq.) y Tomás Redwood, ingeniero residente del proyecto, en el interior del prototipo de casa flotante.

Gilberto Martínez, vicepresidente de Leamcon (Izq.) y Tomás Redwood, ingeniero residente del proyecto, en el interior del prototipo de casa flotante.  Primicias

“La propuesta pretende atender las necesidades más urgentes de la población afectada en una inundación prolongada, desde una actitud resiliente y no paternalista”. 

Fredy Olmedo, director de programa

La quinta iniciativa es la de un huerto flotante comunitario, que ofrece la posibilidad de iniciar cultivos hidropónicos sobre plataformas de caña flotante, como se estila en países asiáticos.

El proyecto está dirigido a grupos de cuatro familias a fin de producir legumbres u hortalizas y suplir en algo la falta de alimentos que genere El Niño o los subsecuentes problemas logísticos con el corte vías

En la “gran laguna” en la que se puede convertir la cuenca baja del Guayas, los Gads también deberían facilitar a familias del sector rural artes de pesca, según los impulsores del programa. 

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura cuenta con manuales de piscicultura para la construcción de jaulas a fin conservar peces en la inundación, como fuente de abastecimiento de proteína.