“Si no hay la vacuna que les gusta, mucha gente se va”, dice coordinadora de Salud

Sociedad

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

26 Jun 2021 - 0:03

Una mujer recibe la vacuna contra el Covid-19, el 21 de junio de 2021, en Cuenca. - Foto: API

“Si no hay la vacuna que les gusta, mucha gente se va”, dice coordinadora de Salud

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

26 Jun 2021 - 0:03

La información falsa sobre posibles efectos secundarios que pueden provocar la vacuna de AstraZeneca, ha ganado espacio en la población convocada a vacunarse y que no quiere recibir esa vacuna.

Todas las vacunas son seguras y efectivas en un 100% para evitar hospitalizaciones y muertes. Eso es lo que dice la ciencia y respaldan los gobiernos de todo el mundo.

En países como Ecuador los esfuerzos gubernamentales están volcados en vacunar a la mayor cantidad de gente posible, para poder retomar la normalidad y reactivar la economía.

Pero en los puntos de vacunación pasan cosas insólitas:

Un 30% de quienes llegan a los puntos de vacunación en la fecha que les corresponde, prefieren no inmunizarse porque no pueden elegir la vacuna que se les administrará

Alexa Zambrano, Coordinadora de Salud de la Zona 8 (Guayaquil, Samborondón y Durán), explica los problemas que han ocurrido las últimas semanas para cumplir con los objetivos de vacunación semanal.

¿Qué tan alto es el ausentismo en los puntos de vacunación de la Zona 8?

Realmente yo no lo llamaría como ausentismo. En datos reales la semana pasada de lo que teníamos planificado, tuvimos una cobertura del 91%. Para nosotros la semana pasada fue bastante positiva.

Lo que ocurre es que hace unas dos o tres semanas hubo un poco de rechazo, por llamarlo de alguna manera, hacia la vacuna de AstraZeneca, ocasionado por las cadenas falsas que circulan en redes sociales y mala información.

Lo que tratamos de buscar es fortalecer la comunicación y decir que todas las vacunas son seguras, que todas las vacunas que hay en el país tienen estudios científicos. Y que los efectos graves son, en porcentaje, insignificante en relación al beneficio de disminuir la morbilidad significativamente y la mortalidad.

¿La gente viene y les preguntan por una vacuna específica?

Sí, nos ha pasado que preguntan ¿qué vacuna hay?, les decimos que la de AstraZeneca y se van. Entonces eso es lo que realmente pasó hace dos semanas.

Pero la semana pasada, hemos ido incrementando la gente que llega, de hecho en los últimos días se ha visto un incremento.

Teníamos, por ejemplo, 9.000 personas, después 10.000 y ayer (jueves 24 de junio) terminamos casi con 15.000 personas vacunadas de primera dosis, en la Zona 8, que es Guayaquil, Durán y Samborondón.

Como población tenemos 2,26 millones de pesonas entre los tres cantones. De ese total aspiramos vacunar al 72%, que es más o menos un 1,61 millones para alcanzar lo que se llama la inmunidad de rebaño.

En la siguiente semana aspiramos llegar a vacunar entre 25.000 a 30.000 diarios como zona, entre primeras y segundas dosis.

Y con eso cubriríamos lo que nosotros esperamos llegar como meta país. Obviamente  en estos días lo que se ha visto tal vez es algo de sillas vacías, pero es más por el tema del rechazo a una vacuna en específico.

Pero estamos trabajando con comunicación para darles a conocer que realmente todas las vacunas son efectivas y la mejor vacuna es la que uno se la pone. Cualquiera.

¿Qué están haciendo para incentivar la vacunación con todas las vacunas?

Estamos haciendo campañas directamente con el nivel central, teniendo testimoniales de personas que nosotros hemos vacunado como zona.

¿Y dónde está apareciendo esa información?

En las redes sociales. Subimos la información de personas reales que se han vacunado con AstraZeneca, y refieren que tenían algo de temor pero que en definitiva les ha ido bien.

Además, con los comités locales, con las personas en territorio, con el área de promoción de la salud, recorremos dando a conocer los beneficios de la vacunación, sea cual sea la vacuna.

Usted dice que esto no es ausentismo y más bien han cumplido la meta ¿Por qué el Municipio de Guayaquil, que administra cuatro puntos de vacunación, dice que el ausentismo es del 41%?

Yo hablo de porcentaje en general porque también estamos abarcando los sectores estratégicos, que también está en la planificación y los sectores estratégicos van en función de lo que ya tenemos como lineamientos del Ministerio de Salud y Ministerio de Trabajo incluso.

Pero ellos son los convocados por una lista, ¿Y qué pasa con la gente que fue agendada a través de la web por su edad?

La semana pasada sí tuvimos un 30%  de pacientes de la edad que les tocaba y que no acudieron. Pero repito, es el mismo hecho de que la gente iba y que como era mayor de edad y que se rehusaba a vacunar con AstraZeneca.

Decían que cuando haya Pfizer o Sinovac regresaban.

¿Y ahora mismo solo hay AstraZeneca para primeras dosis?

Así es, no hay otra más. Estamos esperando en estos días el nuevo cargamento para poder repartir primeras dosis de otras marcas.

La idea siempre es garantizar el esquema completo. El objetivo es poder garantizar que las personas tengan las dos dosis.

¿Se ha analizado ampliar el rango de edad previsto en el cronograma o sigue igual que el plan inicial?

La próxima semana está previsto de 59 hasta 67 años de edad.

Pero se amplía la edad para las personas que tengan algún tipo de enfermedad,  ya entran los mayores de 35 años, que tengan obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedad renal crónica, algún antecedente de cáncer o enfermedades autoinmunes.

Ese es el objetivo: disminuir el riesgo de complicaciones de los grupos vulnerables.

¿No se va a dar la posibilidad de vacunar a cualquier persona al final de la jornada de vacunación si es que sobran vacunas?

En algún momento dentro de las mesas técnicas se habló de esa posibilidad pero lo que queremos evitar, es lo que pasaba antes: las aglomeraciones.

Si nosotros ampliamos así probablemente va a haber mucha demanda, aglomeraciones y va a ser más difícil precautelar el orden que es lo que estamos tratando de mantener.

Si usted le pregunta a cualquier persona cuánto tiempo se demora, le va a decir 20, 30 minutos, máximo 40 minutos, cuando hay bastante gente. Antes las personas  esperaban tres, cuatro y hasta cinco horas. Eso queremos evitar.

Entonces, si abrimos esa posibilidad, se corre el riesgo de que la gente vaya en masa.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas