Guerra entre bandas es la tónica en las 48 cárceles de Ecuador

Sociedad

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

5 Ago 2020 - 0:05

Militares ayudan en la seguridad en los exteriores de la Penitenciaría del Litoral el pasado 3 de agosto de 2020. - Foto: API

Guerra entre bandas es la tónica en las 48 cárceles de Ecuador

Autor:

Xavier Letamendi

Actualizada:

5 Ago 2020 - 0:05

En menos de una semana se han reportado 13 muertes violentas en la Penitenciaría de Guayaquil y 22 en lo que va de este año en todos los centros penitenciarios. En 2019 hubo 32. Ecuador tiene una población de casi 40.000 presos reclusos. A la violencia creciente se suma el hacinamiento.

A las 12:55 del lunes 3 de agosto de 2020 la Policía recibe la primera alerta. Desde el ECU-911 se comunica un amotinamiento en la Penitenciaría del Litoral y detonaciones de armas de fuego.

Según el parte policial, cuando los uniformados llegaron al sitio se encontraron con una masacre consumada: 11 presos muertos con armas blanca y de fuego. Dos de ellos completamente incinerados.

Este martes 4 de agosto, al final de la tarde, la Fiscalía inició de oficio una investigación para determinar responsabilidades.

La Policía admite que la guerra entre bandas es una constante en los 48 centros carcelarios de Ecuador (ver mapa interactivo). De hecho, esos enfrentamientos han dejado en lo que va de 2020 un total de 22 presos muertos de forma violenta, mientras que en 2019 hubo otros 32.

54 muertos en un año

Es decir, 54 internos asesinatos dentro del sistema carcelario nacional en un año y medio, sin que las autoridades hayan podido frenar la violencia.

El patrón se repite en casi siempre. En la Penitenciaría del Litoral, el lunes 3 de agosto, al llegar, los uniformados tuvieron que recuperar el control de los pabellones 3, 5, 6 y 9 de esta cárcel para proteger a funcionarios y policías estaban dentro.

En estos pabellones están los criminales de mayor peligrosidad.

Cuando los policías incursionaron en la cárcel fueron repelidos con armas de fuego. Las posteriores investigaciones encontraron 321 indicios balísticos en el lugar.

1.500 guías para 40.000 presos

La seguridad dentro de las cárceles está a cargo de 1.500 guías penitenciarios del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores del Ecuador (SNAI). Un número que resulta insuficiente para la cantidad de presos en las 48 cárceles: casi 40.000.

El control externo sí depende de la Policía Nacional. Los militares intervienen en casos de mayor gravedad, como el ocurrido este lunes 3 de agosto en Guayaquil.

Al menos dos horas tomó recuperar el control de la cárcel. Luego se hicieron requisas y la Policía decomisó cuchillos y pistolas.

En el enfrentamiento cuatro policías resultaron heridos. Uno de ellos perdió un ojo, según Patricio Carrillo, Comandante General de la Policía.

Guerra entre ‘Choneros’ y ‘Lagartos’

¿Qué fue lo que desató este nuevo episodio de violencia carcelaria? No fue un amotinamiento, sino una batalla entre las bandas delincuenciales conocidas como ‘Los Choneros’ y ‘Los Lagartos’.

Según la Policía, ambos grupos se dedican al narcotráfico como actividad central, desde el encierro carcelario. Y del narcotráfico se deriva una economía sangrienta que incluye un coctel de delitos: asesinatos, robos y secuestros.

Una ambulancia sale de la Penitenciaría del Litoral el pasado 3 de agosto de 2020 cuando se registró la matanza de 11 presos en el lugar.

Una ambulancia sale de la Penitenciaría del Litoral el pasado 3 de agosto de 2020 cuando se registró la matanza de 11 presos en el lugar. API

La banda de ‘Los Choneros’ está liderada por Jorge Luis Zambrano, alias ‘Rasquiña’, quien salió en libertad el pasado 6 de junio de 2020. Tiene, sin embargo, la orden de judicial de presentarse todos los días en la cárcel El Rodeo de Portoviejo que sí cumple.

En cambio, ‘Los Lagartos’ tenían como líder a Geovanny Mantilla, alias ‘Gorras’, muerto por Covid-19 en la cárcel de Nueva Loja, el pasado 29 de junio.

La guerra no se circunscribe únicamente a Guayaquil. Un día después de la masacre de la Penitenciaría, circuló un video grabado en la cárcel de Turi, en Cuenca, en el que internos queman un monigote en forma de lagarto como un mensaje a sus rivales.

Fuentes del SNAI confirmaron que la escena fue filmada recientemente. Por eso se ha reforzado la seguridad en todas las 48 cárceles del país, pero también en los distritos Los Esteros, Portete y Sur de Guayaquil donde operan las bandas, así como en varias zonas de Manta, reducto principal de ‘Los Choneros’.

El Comandante General de la Policía reconoció que son bandas en pleno crecimiento, que captan nuevos miembros a diario. “Lastimosamente, se aprovechan de las condicione de pobreza y la falta de empleo”.

Hacinamiento supera el 34%

La Policía estima que en la Penitenciaría del Litoral hay armas encaletadas, esto es, escondidas en lugares no detectados por los guías. Por eso el Comandante de la Policía aclare que “la seguridad de las cárceles no es un asunto nuestro”. Lanza la responsabilidad al SNAI.

Oficialmente el SNAI tiene a cargo esta tarea desde el 14 de noviembre de 2018 cuando desapareció el Ministerio de Justicia.

Al SNAI le toca administrar cárceles con un hacinamiento de casi un 34%, donde los controles son vulnerables debido a la corrupción y a que hay casos de guías que tienen asociaciones con las bandas delictivas.

Ingreso de armas, sin control

La Policía, en cambio, tiene bajo su competencia la seguridad externa. Aún así no se ha podido detener los ingresos de armas.

Carrillo plantea ahora la recuperación de la cárcel de máxima seguridad de Guayaquil conocida como La Roca, que está abandonada desde que se remodeló la Penitenciaría.

El objetivo es trasladar allá a los internos más peligrosos. Y al mismo tiempo fortalecer los programas de rehabilitación social.

También le puede interesar:

Noticias relacionadas