Zúñiga toma el mando de la seguridad en el Municipio de Guayaquil

Sociedad

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

24 Sep 2021 - 0:03

La alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, Víctor Aráus y Gustavo Zúñiga, en el Municipio de la ciudad. - Foto: API

Zúñiga toma el mando de la seguridad en el Municipio de Guayaquil

Autor:

Carolina Mella

Actualizada:

24 Sep 2021 - 0:03

Tras la renuncia de Víctor Aráus a la coordinación de Seguridad de la Alcaldía, el presidente de la Corporación para la Seguridad Ciudadana, Gustavo Zúñiga, asume estas funciones.

Gustavo Zúñiga ha retomado las reuniones con otras autoridades de Guayas para intentar contener la violencia en Guayaquil, luego de la renuncia, por “motivos personales”, del general Víctor Aráus a la coordinación de Seguridad del Municipio de la ciudad.

Las autoridades de la Alcaldía aún no definen si el cargo que ocupó Aráus durante 13 días seguirá vigente.

La salida de Aráus tuvo varias interpretaciones. Una de ellas, la supuesta pugna generacional en la Alcaldía entre quienes colaboraron con el exalcalde Jaime Nebot y las personas de confianza de la alcaldesa Cynthia Viteri.

Para Zúñiga, quien es el presidente de la Corporación para la Seguridad Ciudadana, este fue un “puesto creado por la señora Alcaldesa… el antiguo esquema del manejo de la seguridad sigue vigente”. 

“Siempre hemos coordinado entre las direcciones, a través de los muchos años que yo tengo laborando”, explica Zúñiga, quien indirectamente cumplía ese rol desde 2006, cuando asumió la presidencia del directorio de la Corporación de Seguridad en la administración de Nebot.

Aunque su experiencia en el Municipio de Guayaquil empezó con León Febres-Cordero, hace 29 años.

“En el trabajo de seguridad tenemos a la Policía Metropolitana, que vigila que se cumpla el orden de la vía y el espacio público”, competencia que tienen los Gobiernos Autónomos, dice Zúñiga.

Con las direcciones Justicia y Vigilancia, Aseo cantonal y Mercados “formamos un grupo y todos tienen consignas de operación en la ciudad. Eso ha venido funcionando por más de dos décadas”, explica Zúñiga.

Y aclara que lo que se pensaba hacer era que Aráus apoye con su experiencia en seguridad, “pero nosotros, como municipio, no íbamos a meternos de frente en la seguridad”. 

“La alcaldesa no está contenta con los resultados”

Mientras definen la estrategia, Guayaquil sigue siendo la ciudad más violenta de Ecuador. Hasta la fecha han ocurrido 458 crímenes. ¿Qué viene ahora en materia de seguridad para el Municipio?

Zúñiga confirma que la alcaldesa Viteri no se ha pronunciado internamente al respecto y asegura que no conoce si buscará un reemplazo para el cargo de coordinador.  

Pero lo que está claro es que el Municipio, sin las competencias de seguridad, no puede hacer más de lo que le permite la ley: orden y control del suelo y espacio.

El Gobierno intervino con tres frentes a Guayaquil desde hace 13 días: militares en el Golfo, 200 policías adicionales para reforzar la seguridad en las calles y la acción del municipio con el control de espacios.

“La alcaldesa no está contenta con los resultados, ni yo tampoco, pero quisiéramos que todo el mundo camine en santa paz”.

Gustavo Zúñiga, presidente de la Corporación de Seguridad Ciudadana del Municipio de Guayaquil.

Como resultado de estos operativos hay 10 detenidos por sicariato, 2.220 kilos de cocaína incautados y se han requisado a cerca de 9.000 personas al sur de Guayaquil, una de las zonas con más incidencia de violencia por cercanía al puerto marítimo.

Desde la orilla ciudadana, Manuel Macías, presidente del Observatorio de Políticas Públicas de Guayaquil, sostiene que el crimen organizado es un problema que tiene que ver con la desigualdad social y económica que existe en la ciudad.

“Para la complejidad del crimen organizado, una persona y un Gobierno no bastan. Esto es algo que se resolverá a largo plazo”, indica Macías.

Noticias relacionadas