El machismo, un ingrediente que perdura en la cocina

Sociedad

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

14 Ene - 0:04

De izquierda a derecha. Nathalie Areco, Tatiana Rodríguez, Alejandra Espinoza, Carolina Guadalupe. Chefs ponentes de Latitud Cero 2020. - Foto: PRIMICIAS

El machismo, un ingrediente que perdura en la cocina

Autor:

Nelson Dávalos

Actualizada:

14 Ene - 0:04

Más de 30 mujeres chefs se reúnen desde el lunes 13 de enero, para dictar talleres, charlas y clases prácticas en el marco de la novena edición del encuentro gastronómico Latitud Cero.

Durante tres días, mujeres chefs nacionales y extranjeras protagonizan de uno de los eventos gastronómicos más importante de Ecuador.

Carolina Guadalupe, chef y docente de la Universidad de las Américas (institución que organiza este encuentro), dice que la razón por la que todas las ponentes son mujeres es para dar espacio y reconocer su trabajo.

Guadalupe asegura que las mujeres en el ámbito gastronómico tienen “inconvenientes” por temas como “el embarazo, el cuidado de hijos y otras responsabilidades de casa”.

También señala que “el machismo aún está vigente en las cocinas”, pero que poco a poco se “está trabajando en la igualdad de condiciones dentro de la industria”.

Alejandra Espinoza, dueña del restaurante SOMOS, coincide con Guadalupe y añade que el apoyo familiar es necesario para enfrentar las largas jornadas que se tienen dentro de un restaurante.

Así los explica la chef Espinoza, quien vivió un década en Francia y luego en Estados Unidos durante su formación como chef, y luego para ganar experiencia en la dirección y manejo de restaurantes.

Durante una clase práctica del evento, la chef ambateña radicada en Cuenca, Tatiana Rodríguez, aseguró que la gastronomía es parte fundamental de la sociedad y que el machismo dentro de las cocinas en un tema cultural.

Otra de las ponentes es, la chef chocolatera, Nathalie Areco, quien discrepa con sus compañeras. Areco dice que nunca se ha sentido inferior en una cocina profesional por su condición de mujer.

Ella cree que “los problemas son internos” y que las mujeres que trabajan en cocinas y servicios gastronómicos deben “aprender a manejar la casa, los hijos, la familia”.

Admite que la profesión que escogió es demandarte.

Noticias relacionadas