El Metro de Quito propone ahora un modelo mixto para su operación

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

28 Sep 2021 - 0:05

Imagen del tren del Metro de Quito que completó el primer viaje desde el sur de la ciudad hasta la estación El Labrador - Foto: Metro de Quito

El Metro de Quito propone ahora un modelo mixto para su operación

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

29 Sep 2021 - 10:10

Un informe de la gerencia del Metro de Quito sugiere que la empresa se ocupe directamente de la operación y que las tareas especializadas sean externalizadas. El costo de este modelo para el Municipio sería de unos USD 187,8 millones por cuatro años.

La elección del modelo de gestión del Metro de Quito se ha convertido en el mayor problema que enfrenta esta obra valorada en más de USD 2.000 millones para el inicio de sus operaciones.

Un día antes de presentar su renuncia como gerente, Allan Peñafiel presentó un informe elaborado por 15 técnicos en el que dan a conocer una nueva opción de modelo de gestión, que es distinto al aprobado por el Directorio el 2 de marzo de 2021.

Desde esa fecha se fijó como la mejor opción la gestión directa, a través de la contratación de una Asistencia Técnica Especializada Internacional por un valor cercano a los USD 200 millones.

Pero en un informe de 109 páginas, los técnicos ahora sugieren que el Metro de Quito debería operar con un modelo de gestión mixto que le costaría al Municipio USD 187,8 millones por cuatro años.

En esta alternativa “ciertas actividades, como la gestión de operación, pueden ser ejecutadas directamente por el Metro. Mientras que otras más especializadas, como el mantenimiento de los trenes, señalización ferroviaria, telecomunicaciones, energía, ventilación, superestructura de vía e infraestructura, pueden ser externalizadas con paquetes que agrupe varios servicios”.

El texto también detalla que las actividades de operación propia deberían tener el acompañamiento técnico de una compañía internacional. Los mantenimientos, en cambio, deberían ser ejecutados por empresas externas especializadas en cada área.

Además, descarta totalmente la posibilidad de que el Municipio maneje la operación sin ninguna asistencia y plantea una serie de ventajas y desventajas de la operación mixta frente a la contratación externa de una empresa que se encargue de toda la gestión:

Ventajas

  • Transferencia de conocimientos, ya que el Metro será ejecutor de la operación, administrador y supervisor de los contratos especializados.
  • Es un modelo 13,6% más barato que la gestión externa.
  • La Empresa Metro de Quito estaría en capacidad de asumir la ejecución de ciertas actividades progresivamente, gracias a la transferencia de conocimiento.
  • Los tiempos de contratación y aplicación del modelo de gestión mixto es de 332 días aproximadamente. Mientras que en la operación externa puede ir entre los 342 y 437 días.

Desventajas

  • Mayor probabilidad de que exista injerencia política.
  • Los procesos de contratación de personal, servicios y repuestos demandan mayor tiempo de ejecución.

Con estos antecedentes, el informe insiste en que el Metro debe operar bajo el modelo mixto. Sobre todo porque "la mayoría de estos sistemas de transporte en el mundo son administrados por las empresas públicas de cada municipio".

Pero no solo eso, sino que recomienda al Directorio hacerlo bajo el régimen especial de contratación pública. Es decir, de forma directa, pues de no hacerlo su aplicación podría demorar aún más el funcionamiento de la obra.

La exgerenta del Metro, Andrea Flores, considera que el modelo de gestión mixto es "la mejor opción que tiene el Municipio en los actuales momentos". Incluso sobre la gestión directa, a través de la contratación de una Asistencia Técnica Especializada Internacional, que fue aprobada en su administración.

Esto, porque "la contratación de una empresa externa retrasaría el funcionamiento del Metro en más de un año".

El concejal, Bernardo Abad, reclama que la propuesta no ha sido socializada entre los integrantes del Directorio. Dice que el Metro de Quito no debe convertirse "en un botín político de ningún Alcalde, por lo que se requiere un análisis detallado para elegir la mejor opción".

Se tiene previsto que el Directorio se reúna el 28 de septiembre para conocer mayores detalles de la iniciativa. Mientras que el 29 de septiembre se elegiría al nuevo gerente.

Mayor interés social

Uno de los parámetros por los que el informe sugiere el modelo de gestión mixto es el interés social que puede tener una empresa pública sobre la privada.

En el documento, los técnicos del Metro explican que "estos sistemas de transporte son mayoritariamente operados por empresas públicas que hacen prevalecer el interés social antes que la rentabilidad financiera de las empresas privadas".

Además, dice, "se debe enfatizar que la ejecución de la operación mediante empresas privadas no es garantía de eficiencia y excelencia".

Para llegar a esta conclusión analizaron los modelos de gestión de los metros de Santiago de Chile, Sao Paulo, Panamá, Barcelona, Deutsche Bahn (Alemania), Ciudad de México, Buenos Aires, Río de Janeiro, Medellín y Lima.

En estas ciudades, el 70% de los sistemas son administrados por empresas públicas. Aunque el informe no descarta la importancia de la participación del sector privado en actividades específicas que la administración pública no puede hacer.

Avance de la obra

El informe de la empresa municipal detalla que el Metro registra un avance físico del 97,97%. La obra civil, en cambio, llega al 99,26%, mientras que las instalaciones y los trenes tienen un avance del 91,27% y 83,32%, respectivamente.

Con la obra cerca de concluir por completo, el documento concluye en que "previo a la terminación de la obra es necesario definir el modelo de gestión para la puesta en operación del Metro. La falta de cumplimiento de estos hitos fundamentales retrasa cada día el servicio".

Noticias relacionadas