El movimiento de diciembre facilita el contagio entre familiares

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

21 Dic 2020 - 0:04

Dos enfermeras durante sus actividades en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Quito Sur, el 28 de agosto de 2020. - Foto: Hospital Quito Sur

El movimiento de diciembre facilita el contagio entre familiares

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

21 Dic 2020 - 0:04

Una de las principales razones es el aumento de los desplazamientos de las personas, propia de un mes de fiestas como diciembre, según epidemiólogos consultados pro PRIMICIAS.

Carmen Z. y su familia viven momentos de angustia en su casa ubicada en el valle de los Chillos, en el suroriente de Quito.

Los primeros días de diciembre ella fue diagnosticada con Covid-19, junto a su madre, su hermano, su cuñada y su tía. A los pocos días su padre, de 72 años, también dio positivo.

El virus en este paciente de la tercera edad fue muy agresivo y tuvo que ser internado de emergencia en el Hospital Carlos Andrade Marín (HCAM), de Quito.

Permaneció en cuidados intensivos 12 días y falleció el 16 de diciembre por un paro cardiorrespiratorio que, según los médicos, fue consecuencia del Covid. “Hasta ahora no sabemos cuándo ni dónde nos contagiamos. El único que salía de casa era mi papá cuando iba a retirar su pensión”, dice Carmen.

La muerte del padre de Carmen fue apenas el inicio de una sucesión de malas noticias, pues ella y su hermano padecen de diabetes, que es un factor de riesgo frente al Covid-19.

Su madre toma tranquilizantes para lidiar con su pérdida, mientras enfrenta su propia convalecencia y acompaña a su tía que desde inicios tiene tos, dolor corporal y fiebre. Ambas son mujeres de la tercera edad.

Otro caso de contagio entre familiares es el de Gabriela Terán. Su esposo, Esteban Garzón confirmó que tenía Covid-19 tras hacerse una prueba PCR y fue internado en el área de cuidados intensivos del HCAM, tras un fuerte deterioro en su salud.

Las últimas noticias médicas las recibió el 17 de diciembre de 2020. “Me dijeron que está sedado y entubado, pero que se aferra a vivir”, dice Terán, quien se recupera, junto a su hijo de 14 años, de los síntomas que les produce el Covid-19.

Los contagios familiares se han multiplicado las últimas semanas por la intensa movilidad de las personas, propia de un mes como diciembre, explica el epidemiólogo Alberto Narváez

El médico dice que el virus SARS-CoV-2, que ocasiona la enfermedad de Covid-19, se mueve con las personas. “Si la ciudadanía se desplaza con más frecuencia hay más riesgo de contagio”.

Y agrega que la velocidad de transmisión del virus en Ecuador todavía es alta. “Cada persona infectada contagia a más de un contacto y por eso aún se registran más de 500 casos diarios.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que el Covid-19 estará controlado en un determinado territorio cuando cada paciente contagie a menos de una persona.

El ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, en cambio, asegura que la pandemia sí está controlada. Su afirmación se basa en que “las camas de los hospitales no se han saturado y hay un menor número de llamadas de emergencia a la línea 171”.

Transmisión acelerada

El Mnisterio de Salud (MSP) sostiene que el crecimiento de contagios de Covid-19 que experimenta el país en las últimas semanas se debe a que el virus aún se encuentra en la fase de transmisión comunitaria.

Esto significa que las personas se contagian fuera de su círculo cercano, por lo que las autoridades no han logrado establecer el origen de los casos.

A esto se suma que -según el Ministerio de Salud- cada día crece el número de pacientes asintomáticos. Es decir, aquellos que no muestran síntomas, pero que sí tienen la capacidad de contagiar a sus familiares y allegados.

El problema es que estos pacientes no saben que tienen el virus y, muchos no cumplen con las medidas de bioseguridad para prevenir nuevos contagios.

Investigaciones internacionales, como la de la Organización Mundial de la Salud (OMS), sostienen que el número de pacientes asintomáticos es hasta tres veces mayor al reportado por las autoridades sanitarias de todos los países del mundo.

¿Cómo evitar el contagio en las familias?

El Ministerio de Salud y la OMS advierten que los contagios en las familias pueden aumentar durante las festividades de diciembre. Por eso recomiendan evitar las cenas presenciales en Navidad y fin de año y reemplazarlas por reuniones digitales.

Pero también reconocen que las personas tienen la necesidad de encontrarse con sus familiares, tras un año tan complicado y marcado por la pandemia.

Por eso han emitido una serie de recomendaciones orientadas a reducir los riesgos:

  • Reducir al máximo el número invitados.
  • Elegir un ambiente abierto o con circulación de aire.
  • El tiempo de la reunión no debe superar los 30 minutos.
  • Uso obligatorio de mascarilla.
  • No compartir la vajilla ni utensilios.
  • Suspender el consumo de bebidas alcohólicas.
  • No saludarse con la mano ni con beso en la mejilla. Tampoco abrazarse.
Noticias relacionadas