Municipio de Guayaquil acude al bolsillo de Daule para nuevo puente

Sociedad

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

20 Jul 2020 - 0:03

El alcalde de Daule, Wilson Cañizares, y su equipo recorrieron los trabajos del nuevo puente entre este cantón y Guayaquil, el 14 de julio. - Foto: Cortesía

Municipio de Guayaquil acude al bolsillo de Daule para nuevo puente

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

20 Jul 2020 - 0:03

La obra que une ambos cantones en Guayas es promocionada por el Municipio de Guayaquil, pero el 58% del costo total lo asumen los habitantes de Daule. La infraestructura se inaugurará en octubre.

Antes de dejar la Alcaldía de Guayaquil, Jaime Nebot supervisó los trabajos del nuevo puente que une la ciudad con el cantón Daule.

Corría mayo de 2019 y Nebot promocionaba la obra como un ejemplo más de lo que el Partido Social Cristiano (PSC) llama ‘modelo exitoso’.

El exalcalde dijo que el nuevo viaducto, con 540 metros de largo, se construye gracias a la gestión de los municipios locales y sin intervención del Gobierno Central.

Debido a la pandemia de Covid-19, el nuevo puente tiene tres meses de retraso. Los trabajos se reanudaron en junio y hay un 85% de avance.

“La fecha de inauguración se pospuso para octubre del presente año“, dice Andrés Burbano, director de Obras Públicas del Municipio de Guayaquil.

La inauguración coincidirá con las fiestas de la Independencia de Guayaquil y en medio de un ambiente electoral. En octubre ya estarán definidos los candidatos presidenciales, incluyendo el del PSC.

Pero el Municipio de esa ciudad aporta con menos de la mitad de los USD 60 millones que cuesta la obra. El año pasado, entregó USD 25 millones como anticipo al consorcio constructor.

Los USD 35 millones restantes, alrededor del 58% del total, serán financiados por la Alcaldía de Daule.

“Si yo hubiera firmado el contrato habría especificado que el puente se financie en partes iguales entre los dos Municipios”, expresa Wilson Cañizares, alcalde de Daule, quien heredó la obra de su antecesor Pedro Salazar.

El anterior alcalde dauleño era de las filas del PSC y ocupó el cargo durante dos períodos. Mientras que Cañizares llegó al Cabildo con el apoyo de Nebot en 2019. Antes fue afiliado al movimiento Alianza PAÍS.

¿A quién beneficia el puente?  

El nuevo puente conecta la urbanización La Joya, del lado de Daule, con ciudadelas como La Perla y Romareda, que están en Guayaquil. Por él transitarán 20.000 carros al día.

Según el Alcalde Cañizares, el proyecto aliviará el tráfico vehicular de las 92 urbanizaciones a lo largo de la Avenida Febres Cordero y de la parroquia La Aurora.

En este parroquia satélite viven 150.000 personas, cuyos jefes de hogar trabajan en Guayaquil.

“En el contrato de negociación del puente se estableció que los habitantes de Daule serán los más beneficiados, por eso quizás pagamos más por la obra”, dice Cañizares con resignación.

Burbano, funcionario del Municipio del Guayaquil, asegura que el viaducto también disminuirá el tráfico en el Puente de la Unidad Nacional. Éste último conecta la ciudad con Durán y Samborondón.

En horas pico, el puente de la Unidad Nacional soporta hasta 20.000 vehículos por hora.

Mientras que en las ciudadelas de La Aurora se generan congestiones de más de 30 minutos, debido al tránsito de 10.000 autos por día.

Un crédito al 7% 

Para financiar los USD 35 millones del nuevo puente, la Alcaldía de Daule echará mano de los recursos de los ciudadanos.

Es decir, quienes viven en La Aurora pagarán desde 2021 una nueva tasa por mejoras. Esto será cobrado en los impuestos prediales.

Los dineros que se cobren con la tasa predial, según Cañizares, se devolverán al constructor en un plazo de 10 años.

El Consorcio Nuevo Puente Guayaquil-Daule II asumió la diferencia de la obra para terminarla, pero a cambio concedieron un crédito con un 7% de interés a la Alcaldía.

“Anualmente el Municipio desembolsará USD 4 millones para pagar el préstamo”, añade Cañizares.

Al cabo de 10 años, Daule habrá pagado USD 40 millones por la obra, USD 5 millones más que la cifra inicial.

¿Quiénes son los constructores? El consorcio se formó en 2018 y lo integran las empresas Ripconciv Construcciones Civiles y Teixeira Duarte-Engenharia e Construcoes.

Esta última es de origen portugués y tiene el 61% de participación en el consorcio.

Mientras que Ripconciv ha sido señalada dentro de la investigación del Casos Sobornos. La empresa habría entregado presuntos aportes para la campaña electoral de Alianza PAIS en 2014.

Según sus estados financieros, el consorcio Nuevo Puente generó utilidades por USD 7,3 millones en 2019.

Noticias relacionadas