En la pandemia la migración formal bajó, pero el uso de pasos ilegales aumentó

Sociedad

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

12 Abr 2021 - 0:05

Un grupo de migrantes venezolanos mientras camina por una carretera, en Tulcán, el 26 de enero de 2021. - Foto: Xavier Montalvo / EFE

En la pandemia la migración formal bajó, pero el uso de pasos ilegales aumentó

Autor:

Mario Alexis González

Actualizada:

12 Abr 2021 - 0:05

Alertas policiales y militares revelan ingresos y salidas ilegales por Carchi y Sucumbíos. La mayoría es de ciudadanos extranjeros.

Con la pandemia las fronteras terrestres han estado cerradas desde hace un año, pero esto no ha bloqueado el tránsito de inmigrantes.

Más bien el cierre ha provocado el crecimiento de los pasos ilegales y las redes de tráfico de personas. Y ya no solo se trata de inmigrantes venezolanos, sino también de otras nacionalidades.

Además, la preocupación de las autoridades no solo se centra en los problemas de movilidad humana. Ahora se ha sumado el riesgo sanitario por la pandemia de coronavirus.

A inicios de abril de 2021, Oswaldo Jarrín, ministro de Defensa, reveló que 131 haitianos entraron de manera ilegal al país por los ríos Napo y Aguarico. Seis de estos inmigrantes portaban la cepa brasileña de Covid-19.

Según los últimos datos epidemiológicos, esta cepa es más contagiosa que la original. Y tiene una probabilidad de reinfección del 25% al 60%.

Dos días después de ese anuncio, el 3 de abril, 18 adultos y cuatro menores de edad, de origen haitiano y africano, fueron sorprendidos en el Puente Internacional San Miguel, en Lago Agrio.

Los extranjeros pidieron ser llevados a una oficina de servicios financieros internacionales. Retiraron dinero. Y la Policía los escoltó hasta el viaducto binacional, donde pasaron al lado colombiano para seguir su trayecto.

Un grupo de 44 ciudadanos de Haití llegaron a El Coca, en Orellana, en su ruta para Estados Unidos.

Un grupo de 44 ciudadanos de Haití llegaron a El Coca, en Orellana, en su ruta para Estados Unidos. Foto: Radio Sucumbíos

Según las investigaciones policiales, en los últimos meses, Ecuador se ha convertido en un país de tránsito de ciudadanos haitianos, africanos, asiáticos, e indios. Todos estaban radicados en Chile, Brasil y otros países de la región, y buscan llegar a Estados Unidos.

Nueva ola de migración venezolana

A este volumen de entradas y salidas internacionales, además, se suma la nueva ola de migración venezolana. Diariamente, miles de inmigrantes de este país ingresan al Ecuador por los pasos ilegales de la frontera norte. Y salen, también de manera ilegal, por Sucumbíos hacia Perú.

Estos grupos cobran hasta USD 150 por el cruce de migrantes.

Daniel Regalado, representante de la Asociación de Venezolanos en Ecuador, indica que es imposible calcular el volumen de inmigrantes que diariamente entran y salen de Ecuador, de manera ilegal.

Según los datos oficiales, por primera vez desde 2017 los venezolanos no están entre las nacionalidades que más ingresan al país por puntos de acceso legal. Aunque, su presencia en calles y carreteras del país no ha disminuido.

Menos viajes por puertos y aeropuertos

Mientras las fronteras terrestres están cerradas, el ingreso y salida de inmigrantes se hace únicamente a través de puertos y aeropuertos.

Las cifras revelan una reducción notable de movimientos migratorios.

En 2019, al país, ingresaron 2,1 millones de ciudadanos de cerca de 200 nacionalidades. Y salieron del país 1,9 millones.

Mientras que en 2020, en el primer año de la pandemia, hubo 458.266 arribos y 523.530 salidas. Es decir, el ingreso formal de extranjeros al Ecuador se redujo en 77.5% y las salidas en 73,03%.

Y en el primer trimestre de 2021, la reducción continúa. En este año, el promedio mensual de arribos ha sido de 29.701 extranjeros. En 2020, el promedio fue de 38.189 y en 2019 de 170.333.

Llegan menos y se van más

Otro cambio importante se refleja en el número de extranjeros que se quedan en el país. Esta cifra se puede conocer al restar los ingresos de las salidas.

Históricamente, entre 2010 y 2019, a Ecuador siempre llegaron más extranjeros en relación con los que se iban. Es decir, se quedaban en el país.

Pero esto cambió en 2020 y en 2021. Mensualmente, en 2020, salieron 5.439 extranjeros más de los que llegaron al país. Y, en 2021, hubo 4.558 salidas más.

Noticias relacionadas