Quito: nueva tarifa de bus se decide en medio de apuros y presiones

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

10 Nov 2020 - 0:05

Personas esperan un bus en una parada ubicada en la avenida Naciones Unidas, norte de Quito, el 18 de septiembre de 2020. - Foto: API

Quito: nueva tarifa de bus se decide en medio de apuros y presiones

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

10 Nov 2020 - 0:05

La propuesta es incrementar el pasaje de transporte urbano de USD 0,25 a USD 0,35. El Concejo Metropolitano tiene previsto debatir la tarifa desde el martes 10 de noviembre.

El Concejo Metropolitano de Quito debe definir la nueva tarifa que se implementará en el sistema de transporte público, incluido el tan anhelado Metro de la ciudad.

Si los concejales no llegan a un acuerdo el Metro, considerado la obra más importante de la ciudad en años, permanecerá parado.

El Concejo debatirá, desde el martes 10 de noviembre, la ordenanza que establece la tarifa del transporte público y está contra el tiempo.

Esto considerando que el Metro debería comenzar operaciones en marzo de 2021. Para ello se necesita, entre otras cosas, el nuevo valor del pasaje, la definición del sistema de recaudo y de las rutas de buses que lo alimentarán, además de definir quién será la empresa operadora.

Este último proceso podría demorar semanas e incluso meses.

El alcalde de Quito, Jorge Yunda, admitió que el tiempo no es el ideal para debatir una ordenanza que cambiará la movilidad de la ciudad.

“Por más de 15 años las administraciones municipales no asumieron la responsabilidad de aplicar una política tarifaria, pero nosotros debemos hacerlo aunque tenga un costo político”, dijo a PRIMICIAS.

“Confiamos en que la ciudadanía comprenda que el incremento del pasaje impulsará un mejor servicio”.

Jorge Yunda, alcalde de Quito

En esta dirección, la concejala de Creo, Luz Elena Coloma, señala que un sistema de transporte de calidad no puede funcionar con una tarifa de USD 0,25.

Coloma concuerda con Yunda en que habrá un costo político para los concejales, pero cree que “es una decisión que hay que tomar”.

Presiones por todas partes

El valor del pasaje de bus que rige en Quito ha estado vigente desde 2003. Los transportistas, encabezados por Jorge Yánez, creen que es “justo un incremento, tomando en cuenta que en 17 años no se ha tocado la tarifa”.

Durante la pandemia, los representantes de las cooperativas amenazaron con no brindar el servicio si no se aprobaba un aumento de la tarifa.

Yánez recuerda que durante 10 años ha insistido en que el pasaje debe ser de al menos USD 0,38. “El gremio ha aceptado que sea de USD 0,35 para no perjudicar la economía de la ciudadanía”, agrega el dirigente.

Por otro lado, el lunes 9 de noviembre de 2020, un escaso número de representantes de organizaciones sociales y sindicatos llegó hasta el Palacio Municipal para manifestarse contra un posible incremento en los pasajes.

El dirigente de Frente Unitario de Trabajadores, Nelson Erazo, dijo que “el incremento perjudicará a los trabajadores y a quienes han perdido el empleo durante la pandemia”.

46 ítems de calidad

En Quito hay más de 150 rutas de bus que son cubiertas por unas 80 cooperativas de transporte.

Estos trayectos serán reorganizados por la Secretaría de Movilidad, si el Concejo Metropolitano aprueba la ordenanza que entrará a debate el martes 10 de noviembre.

El texto del borrador establece que las cooperativas que deseen operar en la ciudad deberán firmar nuevos contratos, que buscan garantizar la calidad del servicio.

El alcalde Jorge Yunda dice que se evaluarán 46 ítems. “Si una cooperativa cumple con todos los parámetros podrá cobrar la tarifa más alta, mientras que las que no cumplan se acogerán a una fórmula matemática”, explica.

Los 46 ítems están distribuidos en cinco categorías generales:

  • Confiabilidad.
  • Seguridad.
  • Comodidad.
  • Accesibilidad.
  • Productividad y eficiencia.

El secretario de Movilidad, Guillermo Abad, sostiene que los contratos no son una simple formalidad, pues se trata de instrumentos que buscan producir un cambio total en el sistema de transporte público.

Caja común

Para terminar con las competencias entre buses y evitar accidentes, el proyecto de ordenanza plantea la creación de una caja común.

Ese dinero será repartido entre los diferentes actores del sistema de transporte, de acuerdo con variables que serán aprobadas por el Concejo Metropolitano.

El representante de los transportistas, Jorge Yánez, califica de positiva la iniciativa, aunque cree que “el pago debe ser de acuerdo a cada kilómetro recorrido, como ocurre en otros países”.

El alcalde Yunda dice que este instrumento también ayudará a mejorar la calidad del servicio. “Los transportistas ya no verán a los usuarios como una simple moneda, sino como clientes”, afirma.

Noticias relacionadas