Regreso presencial a clases en suspenso y entre opiniones divididas

Sociedad

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

25 Ago 2020 - 0:03

Niños de una escuela en Estados Unidos en pupitres con divisores de acrílicos, el 24 de agosto de 2020. - Foto: Reuters

Regreso presencial a clases en suspenso y entre opiniones divididas

Autor:

Karla Pesantes

Actualizada:

25 Ago 2020 - 7:16

La ministra de Gobierno, María Paula Romo, confirmó que solo tres colegios en Guayaquil pidieron al COE Nacional que les permita reabrir las puertas. El regreso presencial a clases tenía como fecha el 1 de septiembre, pero ahora es incierto.

Ha sido una interrupción educativa sin precedentes. Más de 1.500 millones de estudiantes en el mundo no tienen clases regulares debido a la pandemia de Covid-19, según la Unesco. En Ecuador, 4,4 millones de alumnos en la Costa y Sierra también han visto alteradas sus actividades académicas.

Cuando el país se acerca al sexto mes de la emergencia sanitaria, tres de los más de 1.600 planteles privados de la Costa han mostrado la intención de retornar a las aulas de forma presencial.

Todos están en Guayaquil, informó la ministra de Gobierno María Paula Romo este 25 de agosto. Dijo que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional aprobó y autorizó los planes de piloto presentados por estas instituciones.

“De ninguna manera hemos dicho que todas las clases serán presenciales y tampoco se empezará con los niños más pequeños”, indicó Romo en el noticiero Ecuavisa.

Según la resolución aprobada por el COE Nacional, los padres de familias decidirán de forma voluntaria el retorno presencial o no de los estudiantes. El reinicio tenía como fecha tentativa el 1 de septiembre.

Entre los planteles que han pedido regresar a clases están el colegio Alemán Humboldt y el Balandra Cruz del Sur.

Tras el anuncio vinieron las reacciones. La primera fue de la alcaldesa de Guayaquil, Cynthia Viteri, quien preside el COE Cantonal.

Según Viteri, el Cabildo guayaquileño no autoriza el reinicio de ningún colegio particular o fiscal. Incluso advirtió nuevamente el lunes 24 de agosto con cerrar las instalaciones de cualquier plantel que decida reabrir sus puertas.

“No habrá ni un plan piloto, ni uno real durante todo el año lectivo”, reiteró Viteri.

En efecto, el presidente del colegio Alemán Humboldt, Ramón Sonnenholzner confirmó a PRIMICIAS que por el momento las clases presenciales no inician.

“Cuando la autoridad lo disponga el Colegio arrancará, y la autoridad de la ciudad es la señora Alcaldesa. Cuando dé luz verde, como lo hizo el COE Nacional, se iniciará con nuestro plan piloto”, señala Sonnenholzner.

¿Qué opinan padres y rectores? 

Guillermina Villavicencio es madre de familia y tiene a uno de sus hijos cursando el Bachillerato en el colegio Alemán Humboldt. Comenta que los directivos del plantel aún no le han enviado un correo oficial sobre este plan piloto de regreso.

Agrega que en el curso de su hijo hay división de opiniones entre los padres: “Algunos sí quieren enviarlos a las clases, pero otros tienen miedo, yo no lo voy a mandar”.

El temor de Villavicencio es que exista un contagio generalizado de coronavirus en el colegio, una vez que los chicos entren en contacto. Algo similar opina Martha Córdova, presidenta nacional de la Federación de Colegios y Escuelas Particulares Laicos (Fedepal) en Guayas.

Córdova, quien representa a rectores de 80 colegios privados de la Costa, señala que faltan garantías para tener clases presenciales.

“No dudo que los dos colegios que han pedido regresar hayan tomado todas las precauciones, pero sin una vacuna todo es muy incierto”.

Martha Córdova, presidenta de Fedepal Guayas.

El anuncio de que dos colegios tendrían clases presenciales se conoció luego de la visita de la ministra de Gobierno, María Paula Romo, al colegio Alemán en Guayaquil.

En su recorrido, la Ministra constató las adecuaciones que ha realizado la institución para recibir a los alumnos en la sede de Ceibos, al norte de la ciudad. En la visita estuvo acompañada del ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

Colegios privados con realidades distintas 

Córdova, presidenta de la Federación de Colegios Laicos, indica que aplaude la decisión de los dos colegios privados en Guayaquil que buscan retornar a las aulas. “Los niños necesitan ese contacto presencial de las escuelas”, señala.

Lo mismo ha mencionado la Unesco que pide a los Gobiernos desplegar las medidas necesarias para un regreso seguro, pues la pandemia ha ahondado la brecha de desigualdad entre los alumnos más pobres.

Pero este retorno no es igual para todos los colegios particulares de Guayaquil o de la Costa. Según Córdova, hay instituciones que no cuentan con los recursos económicos suficientes para invertir en adecuaciones de bioseguridad.

“No es lo mismo las pensiones que cobra el colegio Alemán, que una escuela particular en el Suburbio”, dice Córdova.

De hecho, datos de la Corporación Ecuatoriana para la Calidad de la Educación (Corpeducar) indica que el 50% de la educación particular tiene pensiones por debajo de los USD 100. Este gremio agrupa a unos 300 establecimientos privados.

“Sí es verdad que hay planteles que cobran entre USD 800 y USD 1,500, pero estos representan el 0,1% del total de colegios privados”.

Abelardo García, titular de Corpeducar en Guayas.

Las pensiones, la otra preocupación 

Ivonne Quiñónez pagaba USD 315 de pensión en un colegio particular de Guayaquil. Su hija tiene seis años y cursa el primero de básica.

Tras el decreto de emergencia sanitaria y con miras a ahorrar dinero, decidió cambiarla de institución. Ahora paga hasta 50% menos y cuenta que en el anterior plantel no logró un acuerdo para la rebaja de la pensión.

“La educación en línea demanda mucho tiempo de los padres, pero la prefiero por ahora, porque hasta que no haya una vacuna no estamos seguros”, dice Quiñónez.

Con la vigencia de la Ley de Apoyo Humanitario, la rebaja de pensiones puede oscilar entre 1 y 25%. Así consta en el artículo 3 de la norma, publicada en el Registro Oficial en junio.

“Sobre esto ha habido una confusión y muchos padres piden rebajas totales del 25%, pero para una escuela de escasos recursos no siempre es posible”, añade Córdova de Fedepal.

Según Córdova, el pago a la plantilla docente ocupa el 80% de los recursos que perciben por pensiones. “No es verdad que con las clases virtuales no tenemos gastos, porque seguimos pagando a los maestros”, añade.

Pero hay otro acuerdo ministerial sobre las pensiones estudiantiles. Se trata del documento “MinEduc 2020-00038A” emitido a propósito del inicio de clases en el régimen Sierra y que regula las diferentes modalidades de educación.

Con respecto a la modalidad abierta o en línea, los planteles podrán cobrar el 65% de la última pensión. Pero nuevamente la disposición es opcional y luego de un acuerdo entre padres y los directivos de una institución.

En el régimen Costa, esta disposición se podrá aplicar a partir del segundo quimestre.

Hasta ahora, según menciona García de Corpeducar, la mayoría de colegios en Guayaquil ya ha establecido rebajas de las mensualidades.

Por ejemplo en el colegio Alemán hay descuentos desde el 15% en el caso de Bachillerato, y en las secciones iniciales hasta del 80%.

Inicialmente en este plantel, la disminución temporal regía hasta septiembre cuando se tenía previsto el arranque presencial, pero ahora será durante lo que resta el año lectivo 2020.

Noticias relacionadas