El sobrepeso infantil, la otra cara de la malnutrición en Ecuador

Sociedad

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

20 Dic 2020 - 0:05

Ilustración de un niño con sobrepeso. - Foto: Primicias

El sobrepeso infantil, la otra cara de la malnutrición en Ecuador

Autor:

Jonathan Machado

Actualizada:

21 Dic 2020 - 13:53

La pandemia amenaza con incrementar el número de niños con sobrepeso y obesidad, advierten organismos internacionales como la Unicef.

El sobrepeso es uno de los problemas que más afecta a los niños en Ecuador, pero es también uno de los rostros menos visibles de la malnutrición a pesar de lo preocupante de las cifras oficiales.

Según cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC), 35 de cada 100 niños entre cinco y 11 años de edad sufre de sobrepeso u obesidad.

Ese dato se aproxima a las cifras del Programa Mundial de Alimentos (PMA) que señala 31 de cada 100 niños sufre alguno de estos problemas.

Las autoridades suelen preocuparse más de la desnutrición infantil, que es otro problema importante del desarrollo infantil. En diciembre de 2020 el Gobierno presentó la Estrategia Nacional Ecuador crece sin desnutrición y pretende eliminar la desnutrición infantil hasta 2030.

El representante del PMA en Ecuador, Mario Touchette, dice que estos indicadores reflejan la mala alimentación que tienen los niños en el país.

“Las familias de escasos recursos consumen productos que tienen altas cantidades de azúcar y grasas”, pues son más baratos que los alimentos ricos en nutrientes.

El PMA calcula que la dieta nutritiva que consume una familia cada día cuesta USD 8,60 al día, mientras que una dieta con productos procesados cuesta unos USD 2,50.

La dieta alta en azúcares da una sensación de llenura, pero no aporta nutrientes para un desarrollo integral de los niños, explica Touchette. Allí se origina la obesidad.

La nutricionista Verónica González, considera que “el sobrepreso infantil es un problema estructural, pues es un indicador que refleja la pobreza que hay en el país”. Agrega que no ha sido atendido desde una visión integral.

González advierte que “si un niño con sobrepeso no corrige su alimentación a tiempo tendrá altas posibilidades de desarrollar enfermedades como diabetes, presión alta, problemas del corazón y enfermedades hipertensivas”.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos identifica a las enfermedades derivadas del sobrepeso y de la obesidad entre las 10 primeras causas de muerte en el país.

Un problema que crece

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) también muestra su preocupación sobre este tema. “Este problema va en aumento e impacta en la salud física y mental de los niños, así como en su autoestima”.

Además, sostiene que la obesidad y el sobrepeso son resultado del sedentarismo, el alto consumo de productos ultraprocesados, elevados en sal, azúcar y grasas.

En el contexto actual, “esta situación es aún más preocupante debido a las dificultades que ha impuesto la pandemia para realizar actividad física y acceder a una alimentación saludable”, según Unicef.

Sobrepeso y obesidad en adultos

El sobrepeso y la obesidad no solo afectan a los niños en Ecuador. Los adultos también sufren estos problemas.

Según el Programa Mundial de Alimentos, seis de cada 10 adultos sufren tienen sobrepeso u obesidad. Las provincias con la tasa más alta son Galápagos, con siete de cada 10 personas; El Oro con 6,9; y Carchi con 6,7.

Mientras que Napo, con 4,9; y Chimborazo y Bolívar con 5,3 son las que tienen menos personas adultas con estos problemas.

La entidad advierte que en 2030 el número de fallecidos a causa de la obesidad sumará 13.000 personas a las 22.000 que, actualmente, mueren cada año en Ecuador.

El sobrepeso, un grupo prioritario para la vacuna

Investigaciones médicas señalan que las personas son sobrepeso y obesidad son más propensas a desarrollar complicaciones si se contagian de Covid-19.

Una publicación de la revista British Medical Journal asegura que existe evidencia científica que indica que las personas con obesidad puede morir luego de contraer la enfermedad.

Es por eso que sugiere que las personas con estos problemas deben ser las primeras que reciban la vacuna contra el Covid-19.

“La obesidad disminuye la función pulmonar a través de una mayor resistencia en las vías respiratorias y una mayor dificultad para expandir los pulmones”, dice la publicación.

Noticias relacionadas