Los sorbetes y las bolsas plásticas tendrán los días contados en Ecuador

Sociedad

Autor:

EFE

Actualizada:

21 May - 15:25

Sorbetes plásticos. Foto referencial - Foto: Pixabay

Los sorbetes y las bolsas plásticas tendrán los días contados en Ecuador

Autor:

EFE

Actualizada:

21 May - 15:25

El Gobierno anunció, el martes 21 de mayo, que está trabajando en una iniciativa para regular el empleo de productos plásticos de un solo uso. El plan incluye plazos y sanciones a la utilización de bolsas, sorbetes y recipientes contaminantes.

Los productos que están bajo la lupa son las bolsas plásticas oxibiodegradables, tarrinas, tapas para vasos y tazas, vajilla y cubiertos plásticos, además de removedores y mezcladores, sorbetes y recipientes plásticos para el transporte de alimentos y envases elaborados con espuma flex y de poliestireno expandido (EPS).

El objetivo del ministerio del Ambiente es reglamentar la fabricación, comercialización, distribución y entrega de productos de un solo uso, con el fin de disminuir su consumo y desarrollar la economía circular: un sistema de aprovechamiento de recursos donde prevalece la reducción, reutilización y reciclaje de elementos.

La reglamentación, que aún no se ha indicado cuándo entrará en vigor, estipula plazos para el uso de estos productos. Así:

  • Los sorbetes plásticos tendrán un margen de seis meses desde la expedición de la ordenanza. Después de eso quedará prohibida su fabricación, comercialización, distribución y entrega.
  • Para los productos hechos de espuma, los fabricantes dispondrán de hasta 36 meses para producir y comercializar cualquier presentación de este producto (tarrinas, tapas, vasos, tazas, removedores) con la excepción de recipientes para cárnicos.
  • Las bolsas plásticas tendrán una prohibición de seis meses, para aquellas que contengan menos de 35 por ciento de material biodegradable, un año las que tengan entre el 36 y el 50 por ciento de composición biodegradable, 21 meses hasta el 70 por ciento, y 24 meses a partir del 71 por ciento.

De momento, se salvan aquellos envases que tengan contacto directo con bebidas y alimentos industrializados, artículos de limpieza e higiene personal.

Y las sanciones propuestas van:

  • Multa económica leve de entre una a diez remuneraciones básicas (394 dólares) por un primer incumplimiento,
  • Grave y el cierre temporal del local que incluirá el pago de once a veinte remuneraciones básicas.
  • En caso de reincidir se procederá a una multa económica de 21 a 30 salarios básicos y la clausura definitiva del local.

En el encuentro bajo la nomenclatura de “Construcción de políticas y estrategias nacionales para la protección y conservación de nuestros recursos naturales”, la consejera ministerial Karina Barrera, manifestó que el nuevo modelo de gestión de la cartera del Ambiente va a suponer “un cambio para nuestro país”.


Noticias relacionadas