Lista de 18 hospitales del ‘Código Plata’ aún no está definida

Sucesos

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

17 Dic 2022 - 5:26

Explicación del 'Código Plata' en el Hospital General de Durán, donde se realizó un simulacro el 14 de diciembre de 2022. Los protocolos regirán inicialmente en 18 hospitales. - Foto: Ministerio de Salud

Lista de 18 hospitales del ‘Código Plata’ aún no está definida

Autor:

Teresa Menéndez

Actualizada:

17 Dic 2022 - 5:26

Equipos de riesgos del Ministerio de Salud trabajan con los responsables de los hospitales y centros de salud en definir el nivel de amenaza. Una vez establecida la lista, se socializará los protocolos con su personal.

La inseguridad tocó las puertas de los hospitales. Los 77 hechos violentos, siete de ellos armados, a escala nacional alertaron a las autoridades de salud y de seguridad para definir estrategias sobre cómo actuar ante las amenazas.

Durante la presentación de los protocolos, en el documento denominado ‘Código Plata‘, el ministro del Interior, Juan Zapata, dijo que el plan piloto arrancará en 18 establecimientos de salud de Los Ríos, Esmeraldas, El Oro, Guayas, Santa Elena y Pichincha.

Sin embargo, el listado no está definido y tampoco se han socializado los protocolos del plan.

El Hospital General de Durán fue la sede de un simulacro, el 14 de diciembre de 2022, con un supuesto sicariato a un ciudadano en la vía pública. Allí se explicó su contenido y se coordinó la emergencia a través del ECU 911.

El Ministerio de Salud confirmó a PRIMICIAS que equipos de riesgos de la entidad trabajan con los responsables de los hospitales y centros de salud en definir el nivel de amenaza.

En un documento, al que accedió este medio, se determinaron tres niveles: alto, medio y bajo. Allí también se estableció como principales amenazas la extorsión, la toma de instalaciones y de rehenes, así como al personal y a sus familiares.

Los encargados de los establecimientos de salud elaborarán un informe, que se revisará en una mesa técnica. Con esa base, se definirá el próximo miércoles 21 de diciembre la lista de las 18 casas de salud donde comenzará el plan piloto del ‘Código Plata’.

Una vez establecida la lista, se socializará el contenido con su personal.

Aunque se priorizarán los 18 establecimientos, los protocolos son aplicables en todas las entidades sanitarias públicas y privadas.

Según datos del Ministerio de Salud, en el sistema público hay 133 hospitales y 1.978 centros de salud, con 87.462 trabajadores, entre personal administrativo y de la salud, a escala nacional.

¿Cómo funcionará?

El personal administrativo y de salud, así como sus profesionales, podrían enfrentarse a tres escenarios, según el documento:

  • Llamada de emergencia de persona violentada.
  • Llegada de paciente con perfil de riesgo a emergencia por sus propios medios.
  • Arribo de persona armada a establecimientos de salud.

Cuando ingresa al ECU 911 una llamada de emergencia de una persona violentada, el Servicio Integrado envía una ambulancia y asiste al paciente con presencia policial.

Allí, se identifica el perfil de riesgo y la condición del paciente, notifica a la central y se activa el ‘Código Plata’.

Si su condición es leve o moderada, se lo traslada a un centro de salud de primer nivel de atención. Si se trata de un paciente grave, se lo direcciona a uno de los hospitales cercanos. En cualquiera de los casos, habrá presencia policial.

Cuando el paciente con perfil de riesgos llega por sus propios medios a una casa de salud, el persona lo recibe, verifica el nivel de riesgo, realiza el triage y luego solicita la custodia policial al ECU 911.

Si una persona armada llega a un establecimiento de salud, el protocolo recomienda no tener contacto físico ni verbal con ella. Quien no esté bajo amenaza directa, debe notificar la emergencia al ECU 911 y solicitar presencia policial.

Hasta la llegada de los uniformados, se recomienda asegurar el establecimiento, cerrando puertas. Una vez que arriba la Policía, esta asume la incidencia.

En todos los casos, se activará, mediante georeferenciación de la institución sanitaria, la Unidad de Policía Comunitaria (UPC) más cercana para implementar el protocolo, manifestó Zapata.

En los dos últimos años, al menos 12 UPC fueron atacadas; y, en otros casos, sus uniformados tienen armamento obsoleto.

Al respecto, Zapata recordó la reciente entrega de 180 vehículos y 400 motocicletas para la zona 8 (Guayaquil, Durán y Samborondón).

“La próxima semana se harán otras entregas. Estamos con USD 17 millones para la emergencia y arreglos de las UPC, para evitar su vulnerabilidad, poner blindajes”, manifestó a PRIMICIAS.

El ministro también confirmó que descartaron aquella propuesta de trasladar a pacientes peligrosos a hospitales policiales o militares. “Todos tendrán el mismo protocolo. Se lleva al paciente al punto más cercano, por el riesgo de fallecimiento del herido”, explicó.

México no tiene plan para hospitales

En México, país que por años enfrenta altos niveles de violencia, no existe un protocolo de seguridad para los hospitales.

“Ojalá hubiera un protocolo claro, aquí no hay nada”, señaló a PRIMICIAS, Jacobo Dayán, experto en Derechos Humanos.

El analista mexicano manifestó que los actos de violencia en centros hospitalarios son muy comunes y que, en su país, los delincuentes entran a los hospitales para tres cosas:

  • A asesinar a personas heridas (para concluir el trabajo).
  • Para rescatarlas (cuando son de la misma banda).
  • O para secuestrar a los profesionales de la salud.

En el último caso, los antisociales se llevan a médicos y enfermeras de los hospitales a sitios clandestinos para que curen a sus heridos.

“Lo que se ha hecho, sin un protocolo claro, es que después de los enfrentamientos se refuerza la seguridad, pero ha sido muy variado, la seguridad es insuficiente”, explicó.

Según Dayán, pese a la información de los perfiles de los delincuentes, su presencia es mayor y no se ha logrado detener los ataques a establecimientos de salud.

“Cómo sabe la autoridad si la persona es de un alto perfil delictivo, cómo analiza eso, quién lo determina sin una investigación previa. No hay tiempo, hay un herido entre grupos criminales o con la fuerza pública que necesita atención urgente”, insistió.

Una pauta, dijo, puede ser si se ve que tiene armamento sofisticado.

Dayán recomienda fortalecer las instituciones del Estado, desde la Policía de investigación, peritos, fiscales hasta los administradores de las cárceles. “Es complejo y tarda tiempo, es un proyecto que requiere 10, 15 años, pero hay que trabajarlo”, concluyó.

Noticias relacionadas